Síguenos
El primer hotel ‘boutique’ abrirá dentro de un año en el Centro Histórico de Teruel El primer hotel ‘boutique’ abrirá dentro de un año en el Centro Histórico de Teruel
Los operarios trabajan en la planta calle durante la última semana del mes de junio

El primer hotel ‘boutique’ abrirá dentro de un año en el Centro Histórico de Teruel

El Palacio de los Marqueses de la Cañada acogerá un establecimiento de cuatro estrellas

Teruel contará dentro de un año con un nuevo hotel de cuatro estrellas  categoría superior, que por su ubicación, en el Palacio de los Marqueses de la Cañada en pleno Centro Histórico de la ciudad, y los servicios de los que estará dotado se englobará en la categoría de boutique. Las obras comenzaron en agosto de 2018 y la intención del Grupo Yagüe, promotor del proyecto, es que esté en funcionamiento en la primavera verano de 2020, antes de las Fiestas del Ángel.

Así, lo indicó Celestino Rodríguez, director de Proyectos del Grupo Yagüe, que se mostró convencido de que este establecimiento va a ser “el hotel de Teruel”. El Grupo quiere dar un “salto de nivel” con un hotel que dé una serie de servicios que hasta el momento no se dan en una ciudad que es cada vez más turística.

 Flanqueado por la catedral de Teruel, cuyas fachadas fueron renovadas hace dos años, y por el Museo de Teruel, que también se sometió a una limpieza exterior y para el que hay un proyecto de ampliación, el nuevo hotel completará la recuperación de los edificios más emblemáticos de la plaza fray Anselmo Polanco, conocida popularmente como plaza de la Marquesa, y que en tiempos también fue la plaza de la Libertad, porque en ella había un monumento dedicado a los turolenses que murieron defendiendo la ciudad del ataque del ejército carlista los días 3 de julio y 4 de agosto de 1874. 

Posteriormente, tendrá que ser renovada la actual plaza, uno de los retos de la nueva corporación municipal e incluido en los fondos europeos Edusi.

Con 58 habitaciones dobles, incluidas dos suites, el hotel boutique contará con aparcamiento subterráneo con 26 plazas al que se accederá desde la calle San Miguel mediante el sistema de elevador, uno de los “lujos” que se puede permitir este establecimiento difícil de encontrar en otros  del Centro de la Ciudad.

Asimismo, contará con un salón para banquetes en la primera planta inferior y a pie de calle habrá cafetería, a la que se accederá desde la plaza de la Marquesa, y restaurante con la entrada desde la calle Francisco Piquer. En este último acceso se recuperará un antiguo arco de sillería. También se volverán a colocar algunos de los elementos de la escalera principal del inmueble, que hubo que desmontar ante la imposibilidad de mantenerla en su sitio durante los trabajos. Los inconvenientes de trabajar en el Centro Histórico de Teruel se convertirán en ventajas una vez que se pueda abrir al público un hotel único en la ciudad que dará empleo a entre 20 y 30 personas. 

Para su construcción ha sido necesario instalar una grúa de 50 metros de alto, para que subiera por encima de la grúa instalada en el solar continuo, donde se trabajaba en la consolidación del palacio de los Marqueses de Tosos, que en un futuro será la ampliación del Museo de Teruel.

La grúa está plantada a 11 metros de profundidad y ya se han levantado los encofrados de las tres plantas inferiores, sobre las que habrá cuatro niveles más hasta alcanzar la volumetría original de la fachada del palacio, que se caracteriza por sus dos torres laterales, que en su día estaban coronadas por sendas cúpulas cubiertas de azulejos, elementos que se recuperan según el proyecto redactado por los arquitectos Alejandro y Lucas Cañada.  

Con 15 millones de euros de inversión, el Grupo Yagüe, que ya gestiona en Teruel otro establecimiento hostelero, quiere que este hotel no solo esté pensado para el viajero sino también para los propios turolenses. Además del restaurante y el salón de banquetes, habrá otros servicios que no solo serán para los clientes hospedados en el establecimiento, sino que se abrirán al público.