Síguenos
El primer tren de hidrógeno circula en pruebas por la línea ferroviaria de Teruel El primer tren de hidrógeno circula en pruebas por la línea ferroviaria de Teruel
El tren del proyecto FCH2Rail estacionado este miércoles en Monreal del Campo tras realizar el viajer desde Zaragoza

El primer tren de hidrógeno circula en pruebas por la línea ferroviaria de Teruel

El objetivo es evaluar sus prestaciones simulando servicios comerciales
El primer tren de hidrógeno que está circulando en pruebas por la red ferroviaria española lo hizo este miércoles por la línea de Teruel, después de que con anterioridad lo hubiese hecho ya entre Torralba y Soria, y entre Zaragoza y Canfranc. El objetivo de estas pruebas es evaluar las prestaciones de este tren que funciona con hidrógeno sobre un recorrido convencional, para lo cual se simulan servicios comerciales sin pasajeros.

Este tren demostrador de hidrógeno que forma parte del proyecto denominado FCH2Rail circuló entre Zaragoza y la estación de Monreal del Campo, al igual que en semanas anteriores lo ha hecho en pruebas en otras dos líneas. En principio se esperaba que llegara hasta la estación de Teruel, aunque la prueba se hizo finalmente entre la capital aragonesa y la estación de la localidad del Jiloca.

Quienes viajaron en trenes comerciales dentro de los servicios que recorren la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto se cruzaron por la mañana con este singular tren, que es un proyecto en el que participan tanto Renfe como Adif, dentro de un consorcio en el que participan el fabricante de trenes CAF junto con otras instituciones españolas, alemanas y portuguesas.

El objetivo es avanzar en nuevas soluciones de movilidad sostenible que contribuyan a la descarbonización del transporte público, mediante un tren propulsado por hidrógeno que se encuentra en fase de pruebas en vía.
Lo que se está haciendo con este tren demostrador es probar la nueva tecnología con hidrógeno que se pretende aplicar en el futuro, mediante recorridos que simulan las prestaciones que ofrecería para dar servicios convencionales de transporte de viajeros. Dentro de esas pruebas que se habían desarrollado con anterioridad en el Pirineo aragonés y entre Torralba y Soria, el miércoles lo hizo entre Zaragoza y Monreal del Campo, en un tramo que se caracteriza por los dos puertos de montaña que tienen que atravesar los convoyes.

El proyecto FCH2Rail (Fuel Cell Hybrid PowerPack for Rail Application (FCH2Rail) es una iniciativa para poner en marcha trenes de hidrógeno cuyo periodo de desarrollo arrancó en 2021 y está previsto concluirlo en 2024, encontrándose actualmente en fase de pruebas sobre vías convencionales en funcionamiento para ver la operatividad y respuesta que tienen sobre la red viaria.

El objetivo es desarrollar, construir, probar, demostrar y homologar un PowerPack híbrida de pilas de combustible para diferentes aplicaciones ferroviarias, desde trenes regionales, locomotoras de mercancías y de maniobra.

Para ello se está trabajando en un tren híbrido cuyos motores pueden estar alimentados por  la catenaria de una línea electrificada, o bien mediante la energía que genera la pila de combustible que lleva la máquina a través del uso de hidrógeno cuando no se puede disponer de la otra fuente de suministro.

El reto de este proyecto es que el tren pueda funcionar de forma híbrida en tramos electrificados y no electrificados, mediante un innovador sistema de gestión de la energía para minimizar el consumo de la misma y de potencia, según explica el Centro Nacional del Hidrógeno.

Las primeras pruebas en vía del tren demostrador se desarrollaron en junio de este año en la línea Zaragoza-Canfranc, consiguiendo superarlas en unos tramos que son especialmente exigentes por las rampas pronunciadas y elevadas del recorrido.

Operatividad


El tren demostrador opera desde una unidad de Cercanías de Renfe, que ha sido adaptada y es muy singular por cómo está pintado por fuera. Con estas pruebas, incluida la realizada en la línea de Teruel, se pretende probar esta nueva tecnología en todo el amplio rango de condiciones de demanda de potencia y energía a la que podrían enfrentarse estos convoyes para la prestación de un servicio convencional de transporte.

Los escenarios de las pruebas incluyen circulaciones en diferentes condiciones climáticas y de operación, con el fin de poder evaluar la competitividad de la nueva solución que se propone de propulsión bimodo híbrida con pilas de hidrógeno como alternativa sostenible a la tracción diésel que se sigue utilizando hoy en muchas líneas.

En el consorcio creado, Adif permite la circulación de este tren en pruebas, Renfe Operadora aporta el tren y los maquinistas y el fabricante CAF hace la transformación del tren demostrador. Este proyecto cuenta con la participación del Instituto Aeroespacial Alemán (DLR), Toyota, Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2), Infraestructuras de Portugal (IP) y Stemmann Technik.