Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

El problema de la distribución de hielo llega a bares y comisiones de fiestas turolenses El problema de la distribución de hielo llega a bares y comisiones de fiestas turolenses
La dificultad para encontrar hielo es un problema para las comisiones de fiestas de pueblos

El problema de la distribución de hielo llega a bares y comisiones de fiestas turolenses

Los proveedores intentan atender a sus clientes, pero las fábricas no suministra
banner click 244 banner 244

La distribución de hielo a supermercados, bares, restaurantes y barras se está complicando este verano a nivel nacional y el problema ha llegado también a la provincia de Teruel. Las comisiones de fiestas están teniendo problemas para encontrar bolsas de hielo para las fiestas patronales que han vuelto a los pueblos después de dos años en los que no se han podido celebrar y en los restaurantes y bares de la capital turolense llenan sus neveras con lo que les van sirviendo desde los distribuidores en previsión de que el problema se agudice la próxima semana.

El menor almacenamiento de cubitos de hielo que realizó esta industria en los pasados meses de abril y mayo debido al incremento de costes derivado de la subida de los precios de la electricidad, sumado a que la ola de calor de la primavera disparó la demanda por encima de lo normal en esas fechas y que este año vuelven a celebrarse las fiestas de los pueblos, han provocado la escasez de este producto en pleno verano.

En Teruel hay supermercados que han racionalizado la venta a un número de bolsas por persona e incluso así hay días en los que no hay en sus frigoríficos. En otros supermercados, tienen a la venta a primera hora de la mañana pero si a lo largo de la jornada se acaba no pueden reponer hasta el día siguiente. “Las bolsas de hielo se agotan todos los días”, comentaba ayer Ana Torres, de Súper Cash Vimar, que agregó que este verano se está notando que hay productos que tardan más que antes en ser suministrados a los puntos de venta.

Bares y restaurantes

En los restaurantes y bares turolenses también están notando la escasez de cubitos y el incremento de los precios que conlleva. Si hay proveedores que no les proporcionan las bolsas que necesitan llaman a otros pero se están encontrando que desde las fábricas situadas en Zaragoza o Valencia no llega todo lo que necesitan para atender la demanda.
 

Los hosteleros se aprovisionan de bolsas para estos días


“Si antes la bolsa costaba 0,90 ahora va por 1,20 y llegará a duplicarse”, indicaban en un restaurante de la avenida Sagunto, que ha llenado sus neveras con lo que les han podido servir para poder pasar al menos el fin de semana.

En otro establecimiento señalaban que el precio repercutirá en el cliente y si antes no cobraban el cubito cuando servían un café con hielo ahora sí que lo hacen.

Además, racionalizan la cantidad de hielo que se pone en los refrescos y combinados. “Si antes un gin-tonic iba con cinco hielos ahora irá con menos porque si no le saldrá carísimo al cliente”, comentaron.

En los pueblos que este fin de semana tienen fiestas también se están encontrando con dificultades a la hora de comprar hielo. Lo que antes solucionaban con una llamada ahora tienen que hacer varias para localizar un sitio donde les puedan servir y es “el doble de caro”, constataba Rubén Corella, de la comisión de  fiestas de Cedrillas. Con lo que al final han conseguido “podremos ir tirando”, pero habrá que controlar cómo se usa. Lo que tienen claro es que no van a subir los precios de las bebidas en la barra, aunque  el margen de beneficio sea menor y mantienen los de 2019, el último año en el que se pudieron celebrar las fiestas.

Distribuidores

Los distribuidores de congelados lamentan no poder atender bien los pedidos que les entran pero es que a ellos tampoco les sirven hielo desde las fábricas.

“Los problemas en el suministro de hielo comenzaron hace dos o tres semanas a nivel nacional, a nosotros nos llega desde Zaragoza pero como mandan menos contactamos con casas de otros sitios”, comentó Javier Burzurí, de Congelados Conpol, que explicó que están tratando de atender primero a sus clientes y darles el servicio habitual.

En Frigoríficos La Perla también constatan esta situación y tratan de atender a sus clientes lo mejor posible. “Si antes recibíamos cinco camiones ahora solo llega uno”, comentó Pili Alarcón. Por ello, no se pueden comprometer a servir todos los pedidos que les llegan. “La gente lo está aceptando”, dijo y aseguró que está situación “nunca antes había pasado”. Para La Vaquilla pudieron aprovisionarse de hielo para atender la demanda pero ahora, de cara a las fiestas de agosto, “no podemos”.

En algunos municipios se plantean la opción de comprar una máquina de hielo, pero en el sector tampoco notan de momento más demanda de este tipo de equipamientos.