Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El proyecto de los accesos al nuevo hospital de Teruel tendrá que ser modificado El proyecto de los accesos al nuevo hospital de Teruel tendrá que ser modificado
Zona por donde irán los nuevos accesos del hospital desde la vía perimetral

El proyecto de los accesos al nuevo hospital de Teruel tendrá que ser modificado

Patrimonio pide cambios para evitar afecciones a la traída de aguas

El proyecto de los accesos al nuevo hospital desde la ciudad de Teruel, cuya tramitación del proyecto y expropiaciones le corresponde al Ayuntamiento, ha sufrido un tropiezo, ya que la Comisión Provincial de Patrimonio pidió que se modificara para respetar parte de la antigua traída de aguas renacentista que no se había tenido en cuenta.

La Comisión Provincial de Patrimonio Cultural ha rechazado el proyecto del Ayuntamiento para construir los accesos al futuro hospital por la afección que tendría sobre la traída de aguas de la ciudad del siglo XVI, un monumento catalogado Bien de Interés Cultural, como infraestructura conectada al acueducto de Los Arcos de Pierres Vedel.

El concejal de Urbanismo, Juan Carlos Cruzado, se refirió a este asunto a preguntas de los periodistas y explicó que el proyecto de los accesos al hospital interfiere, según Patrimonio, con la antigua traída de aguas. “Hemos solicitado un documento más fiel que lo que teníamos nosotros sobre dónde están las arcas de las antigua traída de aguas”, señaló para agregar que ese documento se recibió el pasado lunes desde la Dirección General de Patrimonio y con él “intentaremos subsanar las deficiencias”, aseguró mostrando su confianza en que no haya que modificar mucho el trazado previsto en el proyecto de accesos.

Añadió que este documento ya ha sido enviado al redactor del proyecto. “La idea es que podamos volver a presentar el proyecto a la Comisión de Patrimonio en breve”, indicó.

Según detalló, aunque se sabía que por la zona por donde tendrán que ir los accesos se encuentra la antigua traída “algunas de las arcas no están visibles” pero sí que aparecen en un documento que redactó el arqueólogo Javier Ibáñez y que es el que esta semana se ha entreagado desde Patrimonio al Ayuntamiento.

Los accesos proyectados están valorados en más de 8,8 millones de euros, que financiará el Gobierno de Aragón, y tendrán 2 km entre la Vía Perimetral y la N-420. Habrá dos rotondas y cuatro carriles, dos por sentido.

 El plazo de ejecución es de 18 meses.