Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El sector agropecuario de la provincia redobla sus esfuerzos para garantizar el suministro de alimentos El sector agropecuario de la provincia redobla sus esfuerzos para garantizar el suministro de alimentos
Emilio Maorad, agricultor y ganadero de Santa Eulalia, echa de comer al ganado

El sector agropecuario de la provincia redobla sus esfuerzos para garantizar el suministro de alimentos

Los agricultores ofrecen tractores y atomizadores para una desinfección más eficiente en los pueblos

El sector agropecuario turolense continúa su actividad “con relativa normalidad” a pesar de las medidas de aislamiento para evitar la propagación del coronavirus Covid-19. Los agricultores y ganaderos de la provincia mantienen sus explotaciones con el objetivo de garantizar el suministro de alimentos a la población. “Vamos de casa al campo y del campo a casa”, comentó el secretario territorial de UAGA, David Andreu. 

Además, desde las organizaciones profesionales agrarias se han puesto en contacto con los ayuntamientos para ofrecerles su maquinaria para llevar a cabo tareas de desinfección en las localidades pequeñas que no cuentan con servicios municipales para ello y a las que tampoco llega la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Las organizaciones profesionales agrarias se vieron obligadas cuando se declaró la pandemia a interrumpir su calendario de movilizaciones para exigir precios justos y una reforma en profundidad del reparto de ayudas de la Política Agrícola Común (PAC). Ahora, inmersos como todos en una profunda crisis sanitaria, económica y social, confían en que por fin la sociedad asuma la importancia de este sector como proveedor de alimentos seguros y de calidad. “Nuestra responsabilidad es brutal, pero nuestro compromiso es firme”, aseveró el secretario general de UPA Aragón, el turolense José Manuel Roche.

El secretario general de UAGA-COAG, José María Alcubierre, explicó que esa cierta “normalidad” que mantiene el sector agrario durante estos días no evita que los trabajadores estén exentos de cumplir con las mismas medidas de seguridad que otras empresas. Así, el sector se ha adecuado en aspectos como el transporte a las explotaciones, que a menudo agrupaban desplazamientos y ahora se deben hacer de forma individual.

Las medidas de higiene también se han extremado, con la presencia de mascarillas y geles desinfectantes, aunque Alcubierre explicó que en algunos casos, como las granjas porcinas, las medidas de seguridad e higiene antes de esta crisis sanitaria ya eran especialmente escrupulosas y difieren poco de las recomendaciones especiales.

Sobre el funcionamiento y los suministros, las explotaciones se mantienen sin problemas de insumo, tanto para recibir abonos y piensos como en cargas de animales. “Sí que es cierto que se ha ralentizado un poco en según que sectores la carga de animales por el tema logístico, pero en general está funcionando relativamente bien dentro de la problemática”, explicó Alcubierre.

Sobre la crisis sanitaria y social, y cómo las tiendas y supermercados se han mantenido abastecidos, Alcubierre pidió reflexionar sobre “lo importante que es tener un sector primario fuerte y potente”. “Esta crisis tiene que dejarla entrever que tenemos que reforzar el sector primario, además de nuestro sistema de salud público o de los cuerpos de seguridad del Estado”, dijo.

David Andreu comentó al respecto que “es triste que tengamos que vivir una situación como esta para que la gente se dé cuenta de la importancia de la agricultura y la ganadería”.

El secretario de UPA Aragón, José Manuel Roche, coincidió en que la provincia de Teruel los profesionales del sector están desarrollando su actividad con absoluta normalidad y que las últimas lluvias hacen prever una buena cosecha de cereales, la principal producción.

Agradeció las facilidades que les están danto tanto las Administraciones Públicas como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para poder realizar su trabajo y que no se produzcan problemas de desabastecimiento en los mercados.

“Hay que comer todos los días y los agricultores, ganaderos, industrias agrarias y cooperativas están trabajando a tiempo completo para poder producir, transformar y comercializar y que no haya desabastecimiento y que la capacidad productiva de la Comunidad Autónoma y de España no se vea mermada en estos momentos”

Roche indicó que además de la ampliación del plazo para la solicitud de las ayudas de la PAC hasta el 15 de junio, van a pedir que se abonen las cantidades pendientes de 2019 para que los profesionales no tengan problemas de liquidez.

El presidente de Asaja Teruel, José Manuel Cebollada, recordó que los agricultores “no pueden hacer teletrabajo”, pero que al menos gozan de la ventaja de trabajar en espacios abiertos y de poder desarrollar en solitario la mayor parte de las labores del campo.

Desinfección

Las organizaciones profesionales agrarias también han ofrecido sus tractores y atomizadores a las administraciones para ayudar en las labores de desinfección de espacios públicos abiertos con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, al considerar más eficiente el uso de estas máquinas que los equipos individuales.

“Al igual que sacamos nuestros tractores para limpiar cuando nieva, ahora hemos contactado con los ayuntamientos para poner nuestra herramienta a su disposición”, explicó Roche. Añadió que este ofrecimiento se ha realizado a los ayuntamientos donde no llega la UME, es decir, al medio rural turolense.

José Manuel Cebollada precisó que el sector, además de comprometerse con el suministro de alimentos, se ha prestado a colaborar en las labores de desinfección que se realicen en los pueblos de Teruel dado que disponen de maquinaria apropiada para ello, “y para todo aquello que la población necesite”, afirmó.

Petición a la UE

Entre tanto, la organización paneuropea de agricultores COPA-COGECA, que amalgama a las principales plataformas del sector de la Unión Europea (UE), hizo un llamamiento a la Comisión Europea para que “garantice” el pleno y adecuado funcionamiento de la producción agraria (incluido el flujo de caja en medio de las fuertes restricciones que se avecinan para los próximos días, semanas, y meses, con el objetivo de frenar la pandemia del Covid-19.

El llamamiento se efectuó por medio de una carta, enviada a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la que se pide al ejecutivo de Bruselas medidas urgentes para ayudar al sector a sortear, con el menor daño posible, la crisis del coronavirus, y para que los agricultores puedan mantener el suministro de alimentos en todo el espacio del bloque comunitario mientras dure la situación de “alarma sanitaria”.