Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El secretario provincial del SUP este martes en la plaza del Torico tras atender a los medios de comunicación

El SUP pide más policías y que se planifiquen mejor los servicios

La falta de personal deja a Teruel sin coche patrulla algunas noches y festivos

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha pedido más personal para la Comisaría Provincial de Teruel y que se planifiquen mejor los servicios, puesto que la falta de agentes ha provocado en los últimos meses que algunos fines de semana y por las noches la ciudad no pueda disponer ni de un coche patrulla. 

La situación la reveló este martes el secretario provincial del SUP, Daniel López, quien convocó a los medios de comunicación locales para informar de esta situación no con el ánimo de crear alarma entre la ciudadanía, sino para que quienes tienen competencia para hacerlo solucionen un problema que se arrastra durante los últimos tres o cuatro meses.

López reconoció que Teruel es una de las ciudades más seguras de España y advirtió que “debería seguir siendo así”, pero con los medios actuales hay servicios como el del coche patrulla que no se están prestando con una “cierta asiduidad”, preferentemente los fines de semana y las noches. 

“Hay ocasiones en las que no hay ni un coche patrulla uniformado”, aseguró el representante del SUP, quien manifestó que el problema por la falta de personal preocupa  tanto a los funcionarios como a los responsables policiales, y que no basta la buena disposición del personal para subsanar esas carencias sino que es preciso que la Comisaría de Teruel cuente con una plantilla al completo para poder atender a los ciudadanos.

López comentó que el catálogo de la Comisaría de Teruel es de 118 policías, que es la cifra de agentes que debería tener para que todo funcionara sin problemas. El representante sindical manifestó desconocer cuántos agentes hay en el momento actual, pero aclaró que el número está por debajo de esa cantidad.

El secretario provincial del SUP admitió que la falta de personal es un problema endémico del Cuerpo Nacional de Policía, y que ahora se están haciendo promociones más grandes, pero urgió a subsanarlo para que los servicios de la noche y los fines de semana sean en condiciones.

Explicó en este sentido que se han dado casos en esos turnos en los que en la Comisaría solo había tres personas, una de ellas atendiendo el teléfono y otra las denuncias. Para salir con el coche patrulla se necesitan dos personas, por lo que la tercera no puede patrullar sola, salvo que uno de los otros dos agentes desatienda la función que tiene encomendada.

López aclaró que lo que se está haciendo es derivar los avisos hacia la Policía Local, y que de momento no ha habido ningún incidente grave en esos turnos. Recalcó que está habiendo mucha predisposición entre los agentes para subsanar esas carencia al poner todo de su parte. Apuntó incluso que ha habido fines de semana que ha ido hasta algún mando a trabajar para poder cubrir el servicio.

El dirigente del sindicato policial explicó que de día y entre semana la situación es “más llevadera” porque están el resto de las brigadas policiales por si sucede algo para apoyar a la de seguridad ciudadana, pero “el problema principal son las noches y los fines de semana”.

En el mes de julio se están siguiendo dando situaciones de este tipo, por lo que el sindicato ha decido hacerlo público al estar repitiéndose esta carencia de medios “con bastante asiduidad”.

López recordó que cualquier llamada de emergencias tiene que ser atendida con un coche patrulla, lo que es imposible algunas noches al carecer de suficientes agentes que no pueden moverse de la Comisaría porque la desatenderían.

Admitió que la situación es “complicada” y que no tiene visos de una solución rápida, por lo que el SUP propone que se haga otra gestión del personal. “Todos los compañeros tienen su parcela, pero que la brigada principal uniformada pueda dar su servicio”, argumentó.

El representante del sindicato indicó que ahora van a llegar más agentes con 4 nuevos policías trasladados y 2 de nuevo ingreso, además de otros diez que se presentarán esta semana en prácticas. Su llegada contribuirá a “aliviar” la falta de agentes, pero recordó que los policías en prácticas no pueden ir solos. Apuntó que quieren “una solución más a largo plazo”.

Para ello se necesitaría cubrir el catálogo de 118 agentes que debería tener asignados la Comisaría, aunque también apuntó que debería tenerse en cuenta el incremento de servicios que se están prestando y que condicionan la capacidad de la brigada de seguridad ciudadana.

Comentó a este respecto que los traslados de presos a los juzgados, o los servicios de custodia de reclusos que están hospitalizados está condicionando poder atender otros turnos. Una situación que podría ir a más si aumenta la población reclusa al haberse duplicado la capacidad de la cárcel.

Este incremento de otros servicios que se prestan desde la Comisaría, junto con las jubilaciones de los últimos años que no han sido repuestas, es lo que ha llevado a esta situación. Además, el representante del SUP recordó que la de Teruel es una comisaría de paso, en la que aparte de los agentes de la provincia, acuden los de sitios próximos por la cercanía pero pensando siempre en el traslado cuando hay vacantes en los lugares a los que quieren ir.