Síguenos
El temporal de viento y hielo obliga a evacuar a 48 personas de un autobús atrapado en Cabigordo El temporal de viento y hielo obliga a evacuar a 48 personas de un autobús atrapado en Cabigordo
Un agente de la Guardia Civil acompaña a una de las personas rescatadas este martes en Monteagudo del Castillo

El temporal de viento y hielo obliga a evacuar a 48 personas de un autobús atrapado en Cabigordo

Más de cincuenta estudiantes no pudieron llegar a sus clases al verse afectadas seis rutas escolares
banner click 244 banner 244

Por José Luis Rubio y Marcos Navarro

El temporal de frío, viento y hielo obligó este martes a evacuar a 48 personas que habían quedado atrapadas abordo de un autobús en el puerto de Cabigordo. Efectivos de la Guardia Civil de Teruel, del Seprona y de Protección Civil han acompañado a estas personas hasta el Multiservicio Sural de Corbalán, desde donde han sido evacuados. Otro autobús se quedó cruzado en el acceso a las pistas de esquí de Valdelinares desde Alcalá de la Selva.

Además, más de 50 alumnos de la provincia no han podido acudir a sus centros educativos a consecuencia del estado de las carreteras, según confirmó la Consejería de Educación, Ciencia y Universidades. El dispositivo invernal de la Diputación trabajó con normalidad durante la jornada, según el Departamento de Comunicación de la institución provincial.

Por otra parte, una fuerte racha de viento tumbó en la madrugada del martes un pino de grandes dimensiones situado en el interior del IES Pedro Laín Entralgo, en Híjar, sin que hubiera que lamentar víctimas.

La presencia de nieve y, sobre todo, hielo en la calzada han dificultado la circulación en las carreteras de la Sierra de Gúdar y el Maestrazgo. Por la mañana, la Dirección General de Tráfico alertaba de dificultades para circular en la A-226 entre Corbalán y Villarroya de los Pinares, en ambos sentidos ,así como en la A-228, en Alcalá de la Selva.

La Guardia Civil confirmó  que 48 personas han tenido que ser auxiliadas en la A-226 a la altura de Monteagudo del Castillo. Este grupo viajaba en autobús camino de Cantavieja pero su vehículo  quedó atascado en al carretera. En su rescate han participado patrullas de Tráfico, Seprona y seguridad ciudadana del puesto de Teruel. El alcalde de Corbalán, Rogelio Dolz, confirmó que tanto él como la patulla de la benemérita advirtieron a los responsables del Multiservicio de la llegada de estos viajeros para que pudiera ayudarles a entrar en calor.

Escolares

Además, 52 escolares procedentes de la Comunidad Valenciana se quedaron atrapados en  el puerto de Alcalá cuando el autobús que los conducía hasta las pistas de esquí de Valdelinares se quedó cruzado por el hielo. Los estudiantes fueron trasladados a la Colonia Pólster, en la Virgen de la Vega, acompañados por efectivos de Seguridad Ciudadana de Alcalá de la Selva y agentes de Tráfico de Sarrión, según confirmó la Guardia Civil.

Las dificultades para circular se multiplicaron a primera hora de la mañana y hasta seis rutas escolares se vieron afectadas dejando sin traslado a su centro educativo a más de 50 estudiantes de la provincia.

En el IES Valle del Jiloca fueron dos las rutas afectadas dejando a seis alumnos sin clase. En concreto, no se ha podido prestar el servicio en la ruta de Allueva, Fonfría, Bea y Lagueruela y en la que hace el recorrido Badenas, Cucalón y Villahermosa. Doce estudiantes no han podido llegar a Cantavieja por problemas con el autobús que viaja por Pitarque, Fortanete, Villarluengo y Cañada, y tres más no llegaron a clase en el IES Mora de Rubielos al caerse la ruta de Linares de Mora, Nogueruelas y Rubielos de Mora. Tampoco llegaron a clase a los institutos de la capital los 29 usuarios de la ruta de la zona de Cedrillas, Villarroya de los Pinares, Allepuz, Monteagudo y Corbalán, ni uno más, en la ruta  de la zona de Camarillas al IES Lázaro Carreter, de Utrillas.

El viento derriba un árbol

En Híjar, una fuerte racha de viento ha tumbado de madrugada un pino de grandes dimensiones situado en el interior del IES Pedro Laín Entralgo. “Ha estado toda la noche soplando con mucha fuerza. Un vecino, a las 7:15 de la mañana, nos ha avisado de que estaba el árbol tumbado. La suerte que hemos tenido es que ha salido hacia la calle y no hacia el edificio”, explicó el director del centro, Alejandro Marquina.  El instituto dio parte al seguro para poder empezar a retirar cuanto antes el árbol caído y arreglar los desperfectos en algunos metros de valla y el muro inferior. “No había ningún coche en el exterior, que siempre suele estar aparcado. Ha sido una suerte”, destacó Marquina.

Mientras, en la capital las fuertes rachas de viento tambien han tumbado contenedores de basura sobre algunas calzadas.