Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Éxito de la Noche en Blanco del Centro Comercial Abierto, con más ventas y mucho ambiente en las calles Éxito de la Noche en Blanco del Centro Comercial Abierto, con más ventas y mucho ambiente en las calles
La animación de calle con la programación cultural atrajo a público de todas las edades. Javier Escriche

Éxito de la Noche en Blanco del Centro Comercial Abierto, con más ventas y mucho ambiente en las calles

Mayor consumo que en la edición anterior

La Noche en Blanco organizada por el Centro Comercial Abierto de Teruel fue un éxito con el incremento de ventas respecto a la edición anterior y mucho ambiente en las calles. A pesar de que refrescó en la noche del sábado, los turolenses salieron a hacer sus compras aprovechando los descuentos que 66 comercios asociados habían preparado, incluidas las ofertas gastronómicas ofrecidas por una decena de establecimientos hosteleros.

Antes de las nueve de la noche del sábado la calle San Juan era un hervidero de gente y cientos de personas acudieron a la plaza de la Catedral para asistir a la lluvia de globos con premios, que se hizo por segunda vez en esta edición de la Noche en Blanco tras la primera experiencia de 2016.

El gerente del Centro Comercial Abierto, Rodolfo Pangua, aseguró que la sensación de cómo había discurrido la noche es que “fue muy bien”, si bien será a partir de hoy cuando con más calma haga un análisis exhaustivo de su desarrollo y pase las encuestas a los asociados para conocer con más detalle sus impresiones.

No obstante, Pangua avanzó que “las primeras impresiones de la noche son muy buenas a nivel de venta, y a nivel de calle se ha visto que la gente ha respondido porque había un ambiente tremendo, aunque a nosotros lo que nos interesa son las ventas y la sensación es que la gente está muy contenta, aunque habrá de todo”.

De entrada, a la espera de ese análisis más profundo, Pangua aseguró que ha sido mejor que el año pasado cuando este evento se celebró a mediados de junio. En esta ocasión se ha hecho coincidiendo con la noche anterior al Día de la Madre y eso también parece haber influido.

El gerente recordó que la elección de la fecha para la celebración de la Noche en Blanco se hace por votación entre los socios y que hasta el momento se ha hecho en la mayoría de las ocasiones coincidiendo con el Día de la Madre y el 30 de abril, salvo el año pasado que se probó a mediados de junio y que no dio buen resultado.

Un mayor consumo

El sábado pasado sí que se notó un mayor consumo porque así lo indican los datos de la tarjeta Soy de Teruel, que según Pangua reflejan un número alto de ventas, “muy superior al año pasado”.

Además, el gerente del Centro Comercial Abierto destacó que hubiese habido más actividad cultural con mucha animación de calle y oferta con exposiciones. “Los comentarios que me mandó la gente es que todos están contentos”, dijo Pangua, quien precisó en cualquier caso que está por ver cómo les fue a zonas como los comercios de la Ronda, puesto que “la gente tiende a concentrarse en lo más céntrico”, si bien consideró que cuando hay una buena oferta y el cliente la ve en el plano acude.

A juicio de Pangua este tipo de iniciativas viene muy bien para fomentar ese hábito de consumo en los establecimientos de proximidad, porque ayuda a la gente a salir y a consumir en los comercios de la ciudad. No es ya una cuestión de las ofertas que se hacen sino de animar a la gente a que salga y vaya de compras.

En este sentido, Pangua consideró que tampoco se nota un descenso de ventas en los días previos porque la gente se espere hasta la Noche en Blanco para aprovecharse de las ofertas, ya que tanto en la semana previa como en la posterior se mantiene el nivel de consumo, y si disminuye es mínimo, cuando lo importante en estos casos es que la gente coja hábito de comprar en su ciudad.

Entre los actos que más público concentraron estuvo la lluvia de globos con premios que se hizo en la plaza de la Catedral, a la que acudieron cientos de personas para hacerse con uno o más globos que se soltaron a las nueve de la noche desde lo alto del Edificio de Sindicatos. Los premios se metieron dentro de los globos con más de 3.000 euros en cheques regalo y descuentos, consumiciones, tiques de aparcamiento, juegos Tirwal y entradas para conciertos, entre otros.

Pangua incidió en la complejidad que tiene esta suelta de globos porque si hace viento se van volando, y sobre el tiempo lamentó que nunca haya habido suerte con la climatología, que siempre ha sido adversa y ayer refrescó, si bien al menos no llovió.

De cara al próximo año, cuando se cumpla ya la décima edición, el gerente señaló que se hará “algo especial”, si bien aclaró que primero habrá que reflexionar cómo se plantea.