Síguenos
Éxito de participación en la carrera contra la violencia de género en Teruel Éxito de participación en la carrera contra la violencia de género en Teruel
Comienzo de la carrera contra la violencia de género organizada en la capital por la Coordinadora de Asociaciones Feministas. Bykofoto /Antonio García

Éxito de participación en la carrera contra la violencia de género en Teruel

Los 750 deportistas visibilizaron el apoyo a las víctimas y el rechazo a los agresores
banner click 244 banner 244

Un reto deportivo pero sobre todo una oportunidad de mostrar el rechazo social a las agresiones machistas. Así vivieron 750 turolenses la mañana del domingo, participando en la tercer edición de la Carrera contra la Violencia de Género que organizó la Coordinadora de Asociaciones Feministas de Teruel en la capital y que, tras el paréntesis del año pasado por la pandemia, fue más participativa que nunca, a pesar de la gélida mañana.

Los turolenses demostraron este domingo que la lucha contra esta lacra social es cosa de todos, ya que participaron personas de todas la edades, tanto mujeres como hombres.

Eva y Rocío, junto algunas amigas más, se habían propuesto “participar en esta carrera como un objetivo deportivo y a parte siempre está bien mostrar el rechazo a la violencia de género”, comentaron.

Teresa Pérez es ya una veterana de esta cita ya que ha participado en todas las ediciones junto con sus amigas, andando porque ya es mayor, comentaba. “Tenemos que salir por las mujeres porque cada día hay más casos en lugar de ir a menos. También es importante que el mensaje llegue a los colegios, mi nieta el otro día ya me dijo que les habían explicado lo que era el 25 N”, destacó.

Jorge Yuste también se sumó a esta iniciativa porque “hay que visibilizar el problema de la violencia de género, que esté en el candelero y se oiga porque si no se olvida” y quiso mandar un mensaje importante: “Esto no es la carrera de la mujer porque es una cosa que nos afecta a todos, todos tenemos que luchar para que se terminen las agresiones a las mujeres”.

La carrera estuvo cargada de simbolismo: camisetas y mascarillas moradas; el mismo dorsal para todos, el 016, para mostrar el número de atención a las víctimas de las agresiones machistas y un recorrido de 2,5 kilómetros para recordar la fecha del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Beatriz Redón, de la Coordinadora de Asociaciones Feministas de Teruel, aseguró que estaban muy contentas con la participación, tanto por el número de asistentes como por la variedad de los corredores: niños, jóvenes, familias, gente de todas las edades y tanto mujeres como hombres. Redón recordó que el dinero que se recaude con esta actividad se va a destinar a la asociación Cruz Blanca y su programa O’Cambalache que atiende en Teruel a mujeres víctimas de violencia sexual y trata y a sus hijos.

“Esta carrera visibiliza que la sociedad apoya a todas las mujeres víctimas de las violencias machistas y que no queremos a los agresores, que se van a quedar solos”, destacó la portavoz de la Coordinadora Feminista.

Redón también quiso recordar la importancia que tiene para la erradicación de este problema el que las instituciones se comprometan y las administraciones tengan los recursos y servicios necesarios para que cualquier mujer, con independencia de donde resida, pueda “dar el paso y salir de su tortura”.

El acto comenzó con la lectura de un manifiesto en el que se recordó a las 1.118 mujeres que han muerto víctimas de la violencia machista desde 2003 y se alertó de que “se sigue matando a las mujeres por el hecho de serlo” y que es “un problema estructural” por la desigualdad entre género que requiere la implicación del conjunto de la sociedad.

El texto leído por tres mujeres también pidió que “no se mire hacia otro lado” y se denuncien las situaciones que se detecten. “Una llamada puede salvar a tu hermana, tu vecina, tu amiga”, se aseguró.

También se señaló que hay muchas formas de violencia machista como la violencia sexual, el control de las redes sociales o el móvil o el aislamiento, entre otras.

Además de las situación en España que se calificó de “escalofriante”, se lamentó la problemática de otros países donde lo que le ocurre a las féminas es “desolador”, recordando en especial a las mujeres de Afganistán que son sometidas a lapidaciones y detenidas por cosas como salir solas a la calle o llevar ropa inadecuada.

Tras un minuto de silencio por las víctimas, comenzó la carrera a ritmo de batukada desde la plaza del Torico. Los deportistas recorrieron la calle San Juan, la plaza de San Juan, el Viaducto Viejo, la calle José Torán y volvieron por el Viaducto hacia las Rondas, plaza Domingo Gascón y Tozal hasta regresar de nuevo a la plaza del Torico donde se celebró un pequeño concierto con las artistas Rocío Ro y Covi.