Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Fallece mosén Ángel Solaz Villanueva, canónigo de la Catedral de Teruel, a los 93 años Fallece mosén Ángel Solaz Villanueva, canónigo de la Catedral de Teruel, a los 93 años
Mosén Ángel Solaz en febrero de 2015, cuando pronunció el pregón de Las Bodas de Isabel

Fallece mosén Ángel Solaz Villanueva, canónigo de la Catedral de Teruel, a los 93 años

Se trata de una figura muy conocida y apreciada en la ciudad por su labor eclesiástica y su implicación en actividades sociales y culturales
Mosén Ángel Solaz Villanueva, canónigo de la Catedral de Teruel, ha fallecido a los 93 años. Se trata de una persona muy conocida y apreciada en la ciudad, no solo por su labor eclesiástica, sino también por su implicación en actividades sociales y culturales, entre ellas la Tertulia Mudéjar, el Centro de Iniciativas Turísticas y, en general, la tradición amantista. En 2015 fue pregonero de Las Bodas de Isabel.

Nació en Albarracín (Teruel) el 5 de Julio de 1928, donde aprendió  sus primeras letras y oraciones. Fue en el colegio de los Padres Escolapios donde cursó los estudios de primera enseñanza, para pasar después a una enseñanza pública hasta los 12 años.

Su temprana vocación le llevó a ser monaguillo de la parroquia de Santiago (Albarracín), al frente de Mosén Bernardo, para cursar después sus estudios eclesiásticos durante cuatro años en el Colegio  de los P. P. Escolapios en la misma localidad.

Habrá de continuarlos en Barcelona estudiando filosofía, pero una enfermedad le hizo regresar a su ciudad natal para guardar cama durante un año, sin perder el contacto con su Casa Seminario. Después de este accidente, continuaría en el Seminario de Segorbe sus estudios de filosofía y teología durante cinco años.

Estaba estudiando cuarto de teología cuando se inauguró el Seminario turolense que había sido terriblemente devastado por la contienda civil. Sería allí donde terminaría sus estudios.

El día 28 de junio de 1953 recibió la ordenación sacerdotal por el Señor Obispo Fray León Villuendas Polo en la iglesia capitular de San Pedro, donde se encontraban los restos de los amantes de Teruel. Inmediatamente fue destinado a la Santa Iglesia Catedral como Capellán Sacristán, sin poder usarla porque estaba en obras.

El 15 de agosto de 1953 el mismo fray León Villuendas renovó la consagración de Santa María de Mediavilla.

Tras el proceso pertinente, fue nombrado canónigo.

Ángel Solaz y la sociedad civil


Una vez enraizado en la ciudad de Teruel, su implicación con la sociedad civil a través de los intelectuales vinculados a la misma fue su constante, estando en primera línea de los temas de debate e interés para la ciudad, sobre todo en sus aspectos culturales y patrimoniales.

Su implicación fue muy importante para el pueblo gitano que vivía en Teruel, pues se hizo cargo de mejorar la vida de todos ellos, tanto culturalmente, como físicamente, consiguiéndoles en aquella época tanto escuelas como viviendas, de las que no disponían.

Otro colectivo favorecido por él fue el de los emigrantes de Teruel, a quienes ayudó y asesoró en todo lo necesario.

Colaboró con personajes emblemáticos de su tiempo: Santiago Sebastián López, con el que fue coautor de un libro sobre la Catedral. Cristina Esteras, Catedrática de la Universidad de Madrid sobre la orfebrería de la Diócesis de Teruel y Albarracín.  Estudió arte con D. Ángel Novella, presidente de la Tertulia Mudéjar  al menos en el 1984, según consta en el segundo libro de actas de la misma.

La Tertulia Mudéjar


Fue un grupo de intelectuales cuya vocación era defender todo lo valioso que tenía Teruel. Su arte, tradiciones, costumbres, patrimonio...y en este marco se encontraba, sin duda, la leyenda de Los amantes de Teruel, que llevaba latente en el acervo tradicional de la ciudad desde el S. XIII con épocas de mayor o menor esplendor.

Ángel Solaz ingresó en este grupo y durante muchos años hizo su aporte a la ciudad colaborando en todo aquello que respondiera a esos intereses.

Desde la Tertulia Mudéjar se logró la creación de la Polifónica Turolense y la Banda de Música de la Ciudad de Teruel.

La Tertulia Mudéjar, fue la que mantuvo viva la llama de los Amantes de Teruel a través de esta generación, produciendo debates, publicaciones y otras actividades que formarían un corpus documental necesario para los cimientos de las Bodas de Isabel.

Perteneció así mismo al Centro de Iniciativas Turísticas (CIT)

El espíritu amantista fue alimentado por ilustres personas,  de los que Ángel Solaz es un digno representante, y en quien personalizamos el mérito y valía de turolenses y allegados como Conrado Guardiola, Mariano Esteban, Carlos Hernández, José Blasco, José Gonzalvo, Carlos L. de La Vega y Luque, José Luis Sotoca, José Mª Ruíz, Agustín Alegre, Gregorio Gómez, Félix Brun y muchos más.

En definitiva, Ángel Solaz Villanueva fue un aglutinante de la vida cultural de la sociedad de Teruel en su época, avanzando en la comunicación y logros de la ciudad.

Con algunos de los antes mencionados, vivió la génesis de las Bodas de Isabel, siendo uno de sus principales alentadores, poniendo sus recursos e interés al servicio de ese fenómeno naciente.

Se jubiló alrededor del año 2000.