Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Feher sigue impasible la vista mirando fijamente a quienes intervienen Feher sigue impasible la vista mirando fijamente a quienes intervienen
Norbert Feher, durante el juicio. EFE/Pool

Feher sigue impasible la vista mirando fijamente a quienes intervienen

Está dentro de una cabina de seguridad

Norbert Feher mostró ayer de nuevo su frialdad al seguir con descaro el juicio mirando impasible y fijamente a quienes intervienen, tanto los letrados como los testigos, y sin mostrar el más mínimo gesto de pesar por los trágicos hechos ocurridos en Andorra en diciembre de 2017 y el dolor que provocó.

El acusado sigue la vista desde la cabina de seguridad instalada en la sala de la Audiencia Provincial, hasta donde es trasladado todos los días desde la prisión de Zuera debido a su peligrosidad. En todo momento se le puede ver con la cabeza en alto y mirando fijamente a quienes intervienen, en apariencia escuchándolos atentatemente. No baja la mirada y oye impasible el relato de unos crímenes que conmocionaron por la frialdad con la que se cometieron y ante los cuales él muestra total indiferencia.

Solo durante el testimonio del padre de la primera víctima, José Luis Iranzo, Feher no pudo mirar ni a los letrados ni al testigo porque se bajaron las persianas de la cabina de seguridad para evitar que hubiese contacto visual