Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

El Gobierno de Aragón saca a licitación varias carreteras, entre ellas la travesía de Orihuela El Gobierno de Aragón saca a licitación varias carreteras, entre ellas la travesía de Orihuela
Tramo en el que se intervendrá en la travesía de Orihuela para subsanar los problemas de seguridad y deterioro que presenta y que detalla el proyecto técnico

El Gobierno de Aragón saca a licitación varias carreteras, entre ellas la travesía de Orihuela

Las actuaciones, presupuestadas en casi 2 millones de euros, afectan a un total de cuatro vías
banner click 244 banner 244

El Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón ha sacado a licitación esta semana la contratación de obras de mejora en cuatro carreteras turolenses, presupuestadas en su conjunto en casi 2 millones de euros, entre las que se encuentra la travesía de Orihuela del Tremedal. Dentro de estas licitaciones está también la sustitución del puente de mampostería de la travesía de Olalla, además del refuerzo del firme de dos tramos de las carreteras A-225 y A-1511.

La obra más voluminosa es la de la travesía de Orihuela, con un presupuesto de 801.729,61 euros, que el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, ya anunció hace un mes que saldría a licitación en breve. La oferta ha sido publicada esta semana en la Plataforma de contratación del sector público junto a otras cuatro intervenciones en otras tantas carreteras aragonesas.

Entre ellas está también, con un presupuesto de 417.317,72 euros, la sustitución de un puente en la travesía de Olalla, además de otras tres obras en la provincia de Huesca dentro de los planes de acondicionamiento y mejora de travesías y accesos a poblaciones, que afectan igualmente a las infraestructuras de Barbastro, Castillonroy y Azanuy.

Aparte, la consejería ha sacado a licitación también esta semana otras dos actuaciones en la provincia de Teruel consistente en el refuerzo del firme de dos tramos de las carreteras A-225 de Alcorisa a Morella por Mas de las Matas, y A-1511 de la N-330 a Orihuela del Tremedal por Santa Eulalia del campo con un presupuesto total en este caso de 720.291,75 euros dividido en dos lotes, uno para cada vía.

A principios de marzo, el consejero de Vertebración, José Luis Soro, y el director general de Carreteras, Bizén Fuster, se desplazaron a Teruel para dar a conocer las inversiones en la red secundaria de la Comunidad Autónoma en la provincia que se van a desarrollar este año con una inversión total de 13 millones de euros.

La travesía de Orihuela del Tremedal será una de las actuaciones más singulares que se acometan dentro de la planificación del departamento por las propias características del firme de la misma, ya que es de adoquín.

El presupuesto por el que ha salido a licitación asciende a 801.729,61 euros (IVA incluido), y el plazo para presentar las ofertas está abierto hasta el próximo día 19 de abril, al igual que con el resto de actuaciones que figuran en los otros cuatro lotes del plan de acondicionamiento y mejora de travesías y accesos a poblaciones.

Esta actuación tiene características especiales puesto que al tratarse de una travesía contará también con aportaciones del Ayuntamiento de la localidad. El Gobierno de Aragón asumirá el 85% del coste de la actuación, mientras que el municipio se hará cargo del 15% restante, que corresponderá a los servicios municipales que se ejecuten a la par, como la red de alumbrado público, de telecomunicaciones y de baja tensión y refuerzos de la red de agua potable.

Las obras de la travesía de Orihuela, según recoge la memoria del proyecto, consistirán en la rehabilitación del firme de la calzada y la construcción de aceras nuevas a ambos lados.

La parte de la travesía en la que se intervendrá tiene una longitud de casi medio kilómetro y va desde el punto kilométrico 67,700 al 68,120 de la carretera A-1512. El firme se encuentra en un estado muy deteriorado, según los informes técnicos, en los que se destaca que ese deterioro se ve claramente al comparar el tramo en el que se va a actuar ahora con otro ya remodelado en una intervención anterior que se acometió hace unos diez años.

La zona en la que se actuará carece de aceras peatonales, que se construirán con la obra, y tiene parcheado el pavimento de la calzada, que es de adoquín. El mismo presenta además un desgaste considerable debido al paso del tiempo, y hay partes en las que los baches que han salido se han ido reparando echando asfalto, con lo cual se ha perdido la finalidad estética que tenía originalmente el pavimento de adoquín.

Problema de aceras

Los informes técnicos señalan asimismo que al carecer de aceras el tramo en el que se va a actuar, los peatones tienen que circular por zonas descampado o por la propia calzada, con el consiguiente riesgo que eso entraña al ser una travesía. Además, en las pocas partes que hay con acera, la misma no se encuentra en buenas condiciones.

El departamento justifica esta intervención tanto para mantener la travesía por el pueblo en un buen estado estético, como por la conservación que requiere ya por el paso del tiempo y sobre todo por seguridad vial al tratarse de una vía que discurre por el interior de un núcleo urbano.

Así, la memoria del proyecto indica que la intervención mejorará la seguridad y comodidad de la travesía, además de la mejora en las redes de servicios, con la ventaja de que se aprovechará para enterrar aquellas que en la actualidad son aéreas.

En cuanto a la travesía de Olalla de la carretera autonómica A-2513, la actuación consistirá en sustituir un puente, y las obras han salido a licitación por un presupuesto de 417.317,72 euros (IVA incluido).

En la memoria del proyecto se indica que los trabajos consistirán en reemplazar un puente de mampostería careada por otro nuevo con estribos y aletas de hormigón armado, y tablero formado por vigas pretensadas y tablero de hormigón.

El objetivo es mejorar de esta manera el trazado de la carretera, tanto en planta como en alzada, en los accesos al puente, que mantendrá prácticamente las mismas pendientes actuales. La calzada del puente tendrá dos carriles de 3 metros de anchura cada uno y con arcenes de medio metro, lo que hará una plataforma de 7 metros. Aunque la sección del puente será la misma que la de la carretera, tendrá un sobre ancho a cada lado de metro y medio para la colocación del pretil, por lo que al final el ancho total será de 10 metros.

El objetivo de esta actuación es mejorar la seguridad del puente debido a que el actual se encuentra muy deteriorado porque está construido con mampuestos careados de piedra natural caliza que están unidos por una argamasa cementosa. En la infraestructura se observan desprendimientos y la pérdida de argamasa, mientras que los pretiles están muy deteriorados y faltan en algunos casos.

En cuanto a las otras dos obras licitadas para mejorar el pavimento en un par de tramos de carretera, el lote 1 ha salido por 358.036,64 euros (IVA incluido), en el caso de la A-225, y el lote 2, correspondiente a la A-1511, por 362.255,11 euros (IVA incluido).

En ambos casos la actuación consistirá en el refuerzo del firme  con mezcla bituminosa en caliente, en el primero en una longitud de 3,6 kilómetros desde Aguaviva, exactamente entre el barranco de la Cubeta y el límite de la provincia de Castellón. La otra intervención va desde la intersección de la A-2709 (de Noguera a Bronchales) hasta la intersección con la A-2515 (de Cella a Monterde), en un tramo de alrededor de 3,2 kilómetros.