Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Hágase rico comprando en Horno Sanz, Térvalis o DIARIO DE TERUEL en El Juego de Teruel Hágase rico comprando en Horno Sanz, Térvalis o DIARIO DE TERUEL en El Juego de Teruel
Enric Cervera (tercero por la derecha), junto a Ramón Fuertes y las creadoras del juego, en su presentación

Hágase rico comprando en Horno Sanz, Térvalis o DIARIO DE TERUEL en El Juego de Teruel

Enric Cervera, Elena Castillo, Mapi Fuertes y Sonia Daloiso presentan un juego de tablero basado en la ciudad

Sacarse el carné de conducir a la primera en Autoescuela Maícas, obtener un préstamo en Caja Rural de Teruel para montar un negocio en la ciudad o salir en la portada de DIARIO DE TERUEL, mientras se compite con otros jugadores en una carrera por las calles de la capital comprando el Horno Sanz, la academia On Music o la Fundación Térvalis, entre otras tiendas y establecimientos más característicos, es la propuesta de El juego de Teruel, un juego de tablero ideado por la empresa TConecta y creado por las turolenses Elena Castillo, Mapi Fuertes y Sonia Daloiso, que ayer fue presentado en el Ayuntamiento de Teruel. 
Se trata de la versión turolense de un juego de tablero que el empresario Enric Cervera ya ha puesto en marcha en veinte ciudades de toda España, y del que 1.800 ejemplares ya están a la venta en librerías y jugueterías turolenses a 27 euros. “Es una iniciativa en la que el Ayuntamiento de Teruel ha querido estar, a través de la concejalía de Juventud, porque involucra a toda la ciudad, con la participación de 45 comercios, empresas, entidades e instituciones turolenses”, explicó ayer el concejal Ramón Fuertes. “Nos parece un acierto jugar por las calles de Teruel, fidelizando a los turolenses con su comercio de cercanía y tomando conciencia de que nuestro tejido comercial tiene que salir adelante con la ayuda de todos”. El Ayuntamiento de Teruel ha participado en la iniciativa empresarial y además el próximo 28 de diciembre organizará una serie de talleres en el Centro de Ocio “para que los jóvenes conozcan el juego y aprendan a divertirse con él”. 
La mecánica es muy sencilla. A través de un tablero que representa las principales calles de Teruel con algunos de sus hitos geográficos más destacados y más de 40 de sus establecimientos comerciales, de dos a seis jugadores de cualquier edad compiten por llegar a los lugares que marca el azar comprando y arrebatándose negocios, como si de una versión simplificada del Monopoly se tratara, hasta llegar a ser el empresario más avispado de la ciudad. 

Implicación de la ciudad
Aunque la iniciativa se ha llevado a cabo antes en una veintena de ciudades –la próxima semana se presentará la versión de Vitoria–, el truco está en implicar a las empresas y a varios diseñadores y creadores locales, de forma que cada juego es único aunque esté basando en la misma mecánica. “Está completamente tematizado en Teruel”, explicó ayer el creador, Enric Cervera. “El tablero representa las calles de Teruel, con el Óvalo, la plaza del Torico o la Perimetral, los comercios están situados donde lo están en realidad, e incluso hemos inventado una banca turolense con billetes propios para comprar y vender”. 
Las encargadas de plasmar El Juego de Teruel han sido la ilustradora Elena Castillo, la diseñadora Mapi Fuertes y Sonia Daloiso. En un tiempo record de menos de un mes han realizado un gran trabajo para adaptar la mecánica del juego a las características de Teruel y darle un aspecto visual insuperable. Según Castillo, que también acudió ayer a la presentación acompañada de las otras dos creadoras turolenses, “ha sido un importante reto porque tuvimos muy poco tiempo en el que prácticamente solo nos hemos dedicado a esto, pero ha sido muy bonito trabajar en el juego, y desde luego una iniciativa a la que no podíamos decir que no”. 
De hecho el proyecto surgió a iniciativa de Enric Cervera en enero de 2020, “y desde el principio me sentí muy arropado por el Ayuntamiento y muchos de los establecimientos participantes”, explicó el creador. Sin embargo la pandemia paralizó por completo el proyecto, aunque Sonia Daloiso, la coordinadora de la iniciativa en Teruel, siguió recavando apoyos y hace un mes volvió a ponerse en marcha para llegar a la campaña navideña.

Fórmula probada
“He publicado veinte juegos en diferentes ciudades, y tengo que decir que no pensé que fuera posible editar este en un momento tan complicado por culpa del coronavirus”, aseguró ayer Cervera. “Sin embargo mi vivencia en Teruel ha sido extraordinaria en cuanto al entusiasmo que han mostrado tanto las tres creadoras, Elena (Castillo), Mapi (Fuertes) y Sonia (Daloiso), como las empresas e instituciones participantes”. “En esta ciudad hay muchas empresas singulares y con marca Teruel, y los turolenses están muy orgullosos de serlo y he notado que tenían ganas de que esto saliera adelante. El entusiasmo que he percibido por su parte ha sido muy gratificante”, recalcó. 
Pese a que las señas de identidad turolenses y el cuidado diseño gráfico que han imprimido Castillo y Fuertes son el alma de El juego de Teruel, Enric Cervera y la empresa TConecta tienen años de experiencia y de hecho han publicado juegos de este tipo en Tarragona, Castellón, Donosti, Pamplona, Gandía, Lérida, Valencia, Santander, y así hasta veinte localidades, que en todos los casos combinan unas reglas sencillas con la inclusión de elementos propios y característicos de cada ciudad.  “Esto no es un experimento, sino una iniciativa contrastada que suele ser muy bien acogida por las familias, que pueden jugar hijos, padres y abuelos en las calles de su propia ciudad”. Según Cervera, “las partidas están acotadas para que duren entre tres cuartos de hora y una hora y cuarto, de forma que sea dinámica y no se haga eterna. Y tiene algo de pedagógico, porque contribuye a que, sobre todo los niños, tengan una mejor percepción de su ciudad y de los establecimientos más clásicos y reconocidos que existen”, afirma el creador del juego, que matiza que “el tejido empresarial de una ciudad también forma parte de su patrimonio y hay que cuidarlo”. “La gente se siente muy orgullosa de jugar en un tablero que representa su propia ciudad, y es muy divertido. Estoy seguro de que, al igual que ha sucedido en otras ciudades, este puede ser el juego más vendido en Teruel”.