Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Higinia Navarro, directora gerente de Dinópolis: “En esta pandemia ha quedado muy clara la implicación de todos los trabajadores de Dinópolis” Higinia Navarro, directora gerente de Dinópolis: “En esta pandemia ha quedado muy clara la implicación de todos los trabajadores de Dinópolis”
Higinia Navarro, la semana pasada, junto a una reconstrucción de ‘Dacentrurus’

Higinia Navarro, directora gerente de Dinópolis: “En esta pandemia ha quedado muy clara la implicación de todos los trabajadores de Dinópolis”

“Es muy difícil que en un año o dos seamos capaces de sanear lo que ha supuesto económicamente este ejercicio”

Dinópolis dio la semana pasada por finalizada la temporada de este año, la más corta de su historia y con menos de la mitad de visitantes que suele acoger. Tuvo que cerrar en octubre por el cierre perimetral, pero no descartaba poder reabrir algunos días antes de que finalizara el calendario de este año el próximo fin de semana. La directora gerente de Dinópolis, Higinia Navarro, destaca al hacer balance de un año tan atípico el compromiso e implicación de todos los trabajadores, y duda que en uno o dos años pueda sanearse lo que ha supuesto económicamente este ejercicio. 

-Un año, el 2020, para olvidar en todos los sentidos, ¿verdad?

-Sí, en nuestro caso hemos tenido la temporada más corta de la historia de Dinópolis. Siguiendo las directrices sanitarias conseguimos abrir el día 6 de julio cuando teníamos previsto hacerlo como todos los años en marzo, y después nos vimos obligados a cerrar otra vez al público, nada más pasar el puente del Pilar, por las nuevas restricciones con todo lo que eso ha supuesto.

-¿Se podían imaginar en marzo, cuando estaba ya todo listo para abrir, que iba a pasar todo lo que estamos viviendo?

-Para nada, nadie nos imaginábamos en marzo que íbamos a llegar a final de año con esta situación. En nuestro caso incluso el día 13 de marzo, antes de que se declarara el estado de alarma, lo que propusimos fue retrasar dos semanas la apertura para ver lo que estaba pasando por las noticias que había, y esas dos semanas se tradujeron en casi cuatro meses.

-Y aun así fueron capaces de adaptarse a esta compleja nueva realidad en ese tiempo. Abrieron en julio y en principio les iba todo bien hasta que llegaron los cierres perimetrales.

-Durante el tiempo del confinamiento hubo un trabajo muy importante por parte del equipo directivo de Dinópolis para hacer un plan de contingencia. Y con esa parte positiva nos quedamos, que una vez que pudimos abrir al público en tiempo récord pudimos adaptar todas las instalaciones. Vimos que dada la situación, lo importante era la seguridad, porque la gente viene a disfrutar y teníamos que ser capaces de transmitir esa seguridad tanto a los clientes como a nuestros propios trabajadores.

-¿Cómo fue esa adaptación?

-Además de la reducción en los aforos y de los puntos de hidrogel, más de 32 en todo el parque, pusimos metacrilatos en las zonas de colas y en los teatros marcamos los asientos, y ahí fue muy importante el trabajo de todo el equipo que trabaja de cara al público. Eso hizo más lenta la entrada y salida a los espectáculos, pero la gente lo agradecía muchísimo por ser un tema de seguridad. Y en el área de restauración se cambiaron todos los procesos para evitar contactos. La verdad es que fue un cambio muy rápido, pero todo el mundo puso muchísimo de su parte.

-Ha sido un trabajo de equipo importante el que me cuenta.

-Totalmente, yo creo que ha quedado muy clara con esta pandemia la implicación de todas y cada una de las personas que trabajan en Dinópolis, para que este año difícil pudiéramos superarlo de la mejor manera posible y para todos creo que han sido muy satisfactorios los comentarios que nos hacían los clientes a través de correos electrónicos y las redes.

-Tuvieron que hacer inversiones importantes para adaptar todo esto, en un año en el que no sabían cómo iban a terminar las cuentas. ¿Llegaron a plantearse la posibilidad de no abrir?

-En ningún momento nos planteamos eso. Cuando llegamos a marzo, en Dinópolis estaba ya todo preparado, se había hecho todo el gasto e inversión que se hace todos los años para que el parque luzca perfecto de cara a la apertura. Estábamos expectantes para abrir cuando se pudiera y lo hicimos cuando fue posible con restricciones de aforo.

-Y al principio fue muy bien.

-La verdad es que las primeras semanas de julio fueron muy bien. Y cuando pusimos las entradas a la venta también, de hecho este año el 70% de las ventas han sido por internet y han funcionado muy bien porque lo concebimos así en nuestro plan de contingencia para evitar contactos.

-¿Qué pasó después?

-Bueno, pues con esas noticias que salían acerca de la situación en la que estuvo Aragón durante el verano a nosotros también nos hizo daño, aunque en Teruel en ese momento no fuera tan preocupante la situación. Sí que es verdad que a la gente que llamaba por teléfono la tranquilizábamos, y el público siguió viniendo. Además este año estoy convencida de que en condiciones normales los datos hubieran sido muy buenos. Por parte de Carlos Hernández, el director comercial, se planteó una nueva política de precios para que la gente visitara no solo Dinópolis Teruel sino el resto de sedes que forman Territorio Dinópolis, y este año simplemente con un suplemento de 2 euros más sobre la entrada de Dinópolis se podían visitar todos los centros. Y ha habido mucha gente que lo hizo y que no solo han visitado la sede de la capital sino uno o varios centros de Territorio. En un año normal estoy convencida de que hubiésemos tenido récord de visitantes.

-Bueno, al final la temporada se ha cerrado con 84.477 visitantes en todo Territorio, cuando la media suele estar cada año en 180.000. ¿Cómo afecta esto a las cuentas de explotación y cómo esperan poder recuperarse en ejercicios posteriores?

-Claro, con esas cifras el resultado económico de este año de Dinópolis no es para nada satisfactorio. También por parte del consejo de administración se ha entendido la situación complicada que se vive actualmente. A ver, es muy difícil que en un año o dos seamos capaces de paliar o sanear lo que ha supuesto económicamente este ejercicio. Habrá que hacerlo poco a poco y así lo haremos. De momento 2021, y ojalá me equivoque, tampoco creo que sea el año que vayamos a conseguir paliar los déficits económicos que ha supuesto este año 2020 para muchísimas empresas y sobre todo en el sector turístico. El sector de parques de ocio se ha visto muy dañado por la pandemia.

-¿Qué tal han respondido los turolenses este año y cómo ha funcionado el bono de temporada?

-Sí que es verdad que al acortar tanto la temporada han sido menos los bonos que se han adquirido este año. La incertidumbre sobre cómo iba a evolucionar la pandemia yo creo que también ha frenado las expectativas de compra de bono de temporada que otros años. Además, ha sido imposible por los temas de aforo poder realizar las jornadas de puertas abiertas solidarias, y que esperamos volver a poder hacerlas cuando regresemos a la normalidad.

-¿Ha cambiado en algo la procedencia de los visitantes por estas circunstancias que hemos vivido? 

-No ha habido grandes cambios. Cuando se notó fue en el puente del Pilar porque no hubo público de la Comunidad de Madrid ya que allí sí que estaba cerrado durante el puente y se notó muchísimo la bajada de visitantes procedentes de allí. Fue un puente en cambio que durante dos días nosotros cerramos con el aforo completo que teníamos marcado en nuestro plan de contingencia.

-¿Y el perfil del visitante se ha mantenido?

-Sigue siendo público familiar. Claro, este año no estuvimos abiertos en mayo y no ha habido temporada de escolares, ni grupos. 

-¿Qué les ha dicho el público en las encuestas?

-Este año encuestas físicas como otras veces no hemos hecho, sino que se han dirigido a nosotros a través de redes sociales y de los comentarios que nos han enviado al correo de Dinópolis agradeciéndonos las medidas de seguridad. Eso tiene más valor porque nos comentaban que se habían encontrado bien y agradecían la atención recibida por el personal, además de por esas medidas de seguridad y la limpieza, ya que veían en su visita que esta era continua en las instalaciones.  Creo que por esa parte hemos dado muy buena imagen, de seriedad, que creo muchas veces hace falta, y más en una situación así.

-Es consolidar también un producto en una situación adversa.

-Efectivamente, yo creo que aparte de la satisfacción de ver que todo el trabajo que se ha hecho se ha apreciado, pues esa imagen queda y cuando podamos volver a abrir eso pienso que va a ser un punto muy positivo.

-¿Qué les dicen desde el sector turístico turolense, cuando Dinópolis es uno de los motores que atrae visitantes?

-Ahora mismo después del cierre provincial pues ya se sabe cuál es la situación, porque somos muy poquitos para poder retroalimentarnos entre nosotros mismos y el público que nos llega es de fuera. Ahora ya estamos un poco con la vista puesta en 2021.

-¿Qué esperan del próximo año?

-Si este año ha sido difícil tomar decisiones, estamos igual con el próximo. Hay que ser muy cautos. En nuestro caso nos preguntan si volveremos a abrir, y por supuesto que lo haremos, pero no sabemos cuándo. En una situación normal ya tendríamos desde hace dos meses el calendario de apertura de la siguiente temporada, pero ahora mismo no podemos aventurarnos a poner una fecha porque tenemos que estar muy pendientes de cómo vayan evolucionando estos próximos meses.

-Pero bueno, hay que hablar de esperanza, esto se superará, y además Dinópolis está inmerso en un proceso de ampliación importante. ¿Qué tal han funcionado las novedades de este año en el Sauriopark?

-La verdad es que la gente ha disfrutado muchísimo porque son atracciones familiares y han gustado mucho. Yo creo que todo aquello que se hace por mejorar las instalaciones hace que la gente se vaya más contenta y hablen bien de nosotros, que es muy importante.

-Y ahora están a todo meter con las obras de urbanización para poder construir los edificios de los nuevos contenidos, ¿qué tal van los trabajos?

-Están trabajando para que las obras de urbanización puedan estar terminadas a finales de este año. Es el Instituto Aragonés de Fomento quien las está haciendo vía Fite, como propietario de las instalaciones. Algo positivo que tendremos en 2021 es que puedan seguir las obras de esa primera fase de ampliación de Dinópolis con Mar Jurásico.

-Hay mucha expectación con  Mar Jurásico. ¿Cuándo empezará a construirse la atracción?

-Ahora mismo creo que están con la redacción de los proyectos de ejecución para la solicitud de licencias, y en el momento que todo eso esté listo se podrán publicar los correspondientes concursos y comenzar las fases de licitación para que puedan empezar las obras en 2021. Por parte de todos estamos con muchas ganas con este proyecto, porque además el año que viene es el vigésimo aniversario de las instalaciones.

-Hay más atracciones nuevas dentro de la ampliación, ¿se sabe ya en qué fechas irán abriendo?

-Se sigue trabajando y comenzaremos con Mar Jurásico, puesto que había tres fases importantes en el plan de ampliación. Nos gustaría ir más rápido, pero todo el tema administrativo lleva su tiempo, aunque se van superando y lo que esperamos es que sea realidad cuando volvamos a la normalidad, y que sea una forma de celebrar doblemente que hemos superado toda esta situación.

-Decía antes que el próximo año será el del vigésimo aniversario de la apertura. ¿Cómo les gustaría celebrarlo?

-Nos hubiera gustado celebrar el vigésimo aniversario de Dinópolis de una manera especial, con todos los turolenses por la importancia que Dinópolis ha tenido como motor turístico para la provincia de Teruel sin lugar a dudas, pero ahora mismo volvemos a estar en un impás. Conseguiremos, estoy segura, rememorar a lo largo del próximo año ese 1 de junio de 2001 cuando se cumplan los veinte años de la apertura de Dinópolis. ¿Cómo podremos hacerlo?, pues ahora mismo volvemos a estar en una situación en la que no podemos hacer avances de nada, y lo estamos viendo día tras otro, porque por ejemplo las Bodas de Isabel este próximo año van a ser virtuales.

-Claro, está el condicional, dependerá de cómo evolucione la situación con la vacuna y otros factores.

-A ver cómo evoluciona todo, porque también se ha anunciado que se suspendía la Feria de Abril en Sevilla. Claro, ves estas noticias y te das cuenta de que aún queda mucho tiempo hasta que podamos volver a la normalidad.

-Imposible hablar entonces de novedades porque veo que todo dependerá de esa evolución.

-Claro.

-Igual que las fechas de apertura.

-Por supuesto. Estamos ahora viéndolo, y ojalá pudiéramos saberlo cuanto antes, pero también hay que ser cautos porque tampoco creo que sea positivo crear falsas expectativas. Nosotros seguimos con la idea de que en el momento que tengamos opción de abrir lo haremos, teniendo claro que este próximo año el plan de contingencia que hemos tenido en funcionamiento durante el corto periodo de apertura que hemos tenido este año va a seguir estando vigente. Es decir, damos por seguro que en 2021 Dinópolis seguirá abriendo al público con reducción de aforos y con todas las medidas que pusimos en marcha. Lo que nos hace falta es saber una fecha, pero irá todo en función de las diferentes medidas que se vayan tomando para el control de la pandemia.

-Dinópolis es un producto que también está en las redes sociales, y ahora incluso la tienda online. ¿Qué papel está desempeñando Internet para el negocio de Dinópolis, piensan potenciarlo?

-Lo más importante es el tema de la comunicación para que la gente a través de Internet y las redes sepan que seguimos aquí, de una manera diferente, pero aquí estamos. Y estos días si algunos niños quieren pedir en su carta a los Reyes Magos algún producto de los que vieron en la tienda pues lo pueden hacer también online. En breve también, a lo largo de estos días, tendremos lista la opción “regala” en nuestra web para los niños que en sus cartas pidan entradas para Dinópolis, que después podrán canjear en la temporada 2021 una vez que estemos abiertos al público. Hay gente que nos lo pide, de clientes que ya han estado, y que nos dan mucho ánimo para la temporada que viene.

-¿Notan más compras por la tienda online?

-Claro, este año se ha vendido más que otros años, un poquito más, porque hay gente que quería haber venido, que quería hacer algún regalo y que lo compra online. Ese picoteo sí que ha sido constante a lo largo de este año.

-En un año tan atípico como este, ¿qué aprendizaje cree que deberíamos sacar?

-Esta siendo un año difícil para todos y muy duro. A nivel personal, como pasa a todos, hemos perdido la relación física, y a nivel profesional económicamente ha sido un año muy complicado, pero yo me quiero quedar con la parte positiva de que en Dinópolis hay un gran equipo de gente trabajando. Creo que en estas situaciones sale la parte más humana, y hemos estado todos, sin olvidarme de nadie, codo con codo para que Dinópolis luciera y la gente viniera a disfrutar, independientemente de la situación que estamos viviendo actualmente. Y la sonrisa de los niños y el disfrute de los padres es lo que nos queda, porque este parque es para que lo disfruten todos.