Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

Investigan factores que afectan al desarrollo de habilidades matemáticas y lingüísticas Investigan factores que afectan al desarrollo de habilidades matemáticas y lingüísticas
Noelia Sánchez, profesora del Departamento de Piscología y Sociología de la Facultad de Ciencas Sociales y Humanas

Investigan factores que afectan al desarrollo de habilidades matemáticas y lingüísticas

Estudio de Campus con la participación del CEIP Ensanche y los CRAs Teruel 1 y Palmirá Plá
banner click 244 banner 244

Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas del Campus de Teruel está realizando un estudio para conocer los factores cognitivos (memoria de trabajo, inhibición) y no cognitivos (ansiedad matemática, expectativas familiares) que afectan al desarrollo sobre las habilidades matemáticas y lingüísticas de escolares de primero a sexto de Educación Primaria. Es un proyecto que cuenta con financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación y en el que están participando tres centros educativos turolenses: CEIP Ensanche, CRA Palmira Plá y CRA Uno la provincia. Los primeros resultados muestran la importancia de la memoria de trabajo para estas habilidades.

La investigadora principal y profesora del Departamento de Psicología y Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, Noelia Sánchez, explicó que este trabajo vino motivado por las puntuaciones que saca España en general en los informes Pisa, que suelen estar por detrás de otros países, en lenguaje y matemáticas.

“Estas áreas son sumamente importantes porque en ellas se cimienta el posterior aprendizaje. Las habilidades matemáticas permiten después razonar lógicamente y en cuanto a las habilidades lingüísticas, todo el sistema educativo español está en función de la lectura. Si no tenemos unas habilidades adecuadas y amplias, al final lo vamos a llevar arrastrando a lo largo de todo el sistema escolar”, detalló la especialista.

Propuesta

Se presentó la propuesta a una convocatoria del Ministerio de Ciencia e Innovación y se logró una subvención de 69.000 euros. El proyecto tenía tres años de duración pero se va a pedir una prórroga porque la covid ha retrasado el estudio en los centros educativos. Gracias a este respaldo ha sido posible contratar a cuatro psicólogos, estudiantes del máster de Psicología General Sanitaria, para el desarrollo de la investigación.

Se está evaluando a unos 250 escolares del colegio Ensanche  de la capital, el CRA 1 Teruel en sus aulas de Perales y Pancrudo y el CRA Palmira Plá, en Cedrillas.

Sánchez destacó la “impresionante” acogida que han recibido en estos centros y agradeció su implicación sin la que no se podría desarrollar este tipo de investigación.

En el estudio primero se ha preguntado a las familias acerca de su nivel socioeconómico y su nivel educativo para tener un contexto general y también sobre las habilidades de autorregulación de sus hijos con conductas observables como si son capaces de esperar cuando les dan un regalo.
 

Sesión de trabajo en el CRA Teruel 1 para el proyecto de investigación sobre habilidades matemáticas y lingüísticas qe realiza la Facultad de Teruel


En los colegios se hacen tres sesiones de evaluación. “La primera es una sesión de lápiz y papel sobre áreas de razonamiento lógico y habilidades prelingüísticas como la capacidad de manipular los sonidos y también tareas de estimación de la magnitudes”, explicó la investigadora del Campus de Teruel. También hay  preguntas sobre la ansiedad matemática, por la importancia que tiene esse componente emocional de cara al rendimiento académico.

Las notas

“En relación a esto les preguntamos a las familias cuáles son las expectativas que tienen acerca de la nota que van a obtener sus hijos. A veces puede resultar contraproducente la presión que pueda ejercer la familia”, detalló Sánchez.

Asimismo, les preguntan sobre el contacto que tienen con la naturaleza porque los últimos estudios demuestran los beneficios que tiene el contacto con la naturaleza para del desarrollo cognitivo en estas edades.

La segunda sesión de evaluación se hace a través de juegos con ordenador. “Se divierten mucho, es más entretenida. Evaluamos impulsividad y memoria visual y auditiva”, indicó la profesora.

La última sesión se hace a final de curso con una evaluación tipo test sobre las habilidades numéricas y los colegios les informan de las notas que tienen los alumnos.

Aunque la investigación no ha concluido, una de las cuestiones que ya se está poniendo de manifiesto es la importancia de la memoria de trabajo, que es aquella capacidad que tienen las personas para manipular la información. “Estamos viendo qué posibles entrenamientos o actividades se podrían recomendar para los centros educativos porque es cierto que cuando hablamos de trastornos específicos de aprendizaje de las mates o la lectura pensamos: No sabe leer o no sabe hacer cuentas, pero no nos paramos a pensar en esa evaluación de habilidades psicológicas o cognitivas que también pueden tener un déficit y que si lo entrenáramos facilitaríamos muchísimo la adaptación”, indicó Noelia Sánchez.

Familias

Por otro lado, en lo que se refiere a las expectativas de las familias, se da una tendencia a que estas tengan unas mayores expectativas en el área de matemáticas para los niños en comparación con las niñas. La investigadora puntualizó que no es una gran diferencia y que tendrán que analizar cómo afecta al rendimiento.

Este proyecto pretende ver cuáles son los factores que más afectan al desarrollo de las habilidades matemáticas y lingüísticas   para poder desarrollar programas de prevención lo más específicos posible.

Noelia Sánchez destacó la importancia que tienen estas investigaciones para el desarrollo de los menores, la mejora de la educación y la prevención e intervención en dificultades de aprendizaje. “Si no llevamos a cabo investigaciones rigurosas para conocer los factores que afectan a las habilidades matemáticas y lingüísticas seguiremos aplicando metodologías e intervenciones a ciegas, sin saber dónde realmente se localiza la dificultad, ni si las actividades implementadas realmente funcionan”, aseguró.

En este sentido, la profesora del Campus de Teruel recordó que, desde el ámbito educativo y psicológico se viene recalcando la importancia de aplicar intervenciones basadas en el evidencia empírica pero, para ello, se necesita de la colaboración de los centros educativos y de las familias de los menores de la provincia. “Sin ellos y sin su colaboración los avances científicos no serían posibles”, concluyó Sánchez.