Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Joaquín Palacín, presidente de CHA: “Es necesario el consenso y dialogar, por eso es importante lo que hace el cuatripartito” Joaquín Palacín, presidente de CHA: “Es necesario el consenso y dialogar, por eso es importante lo que hace el cuatripartito”
Joaquín Palacín, presidente de Chunta Aragonesista

Joaquín Palacín, presidente de CHA: “Es necesario el consenso y dialogar, por eso es importante lo que hace el cuatripartito”

“Las comarcas turolenses están maltratadas por los Presupuestos Generales del Estado; por mucho que nos hayan intentado vender, son muy malos”

Joaquín Palacín va a cumplir un año al frente de la presidencia de CHA y aunque todo este tiempo ha coincidido con la pandemia y las limitaciones de movilidad, asegura que el partido en la provincia no ha dejado de trabajar a través de medios telemáticos. Comenta que la separación entre la parte orgánica y la institucional está dando frutos, aboga por el consenso y el diálogo, y afirma que se está trabajando para fortalecer el crecimiento de Chunta en la provincia de Teruel como una potente opción de gobierno.

-¿Qué balance hace de su primer año al frente de CHA, que ha estado marcado por la pandemia y las limitaciones de movilidad?

-El primer reto que teníamos era separar lo orgánico de lo institucional para poder trabajar mejor y atender al territorio, y creemos que en este primer año ese balance es positivo porque hemos visto cómo se ha reactivado el territorio y hay un mayor contacto en los ligallos, pese a las grandes dificultades que tenemos desde marzo del año pasado por la pandemia. Pero hemos descubierto nuevas formas de trabajar y Chunta Aragonesista ha hecho un esfuerzo por adaptarse a las nuevas tecnologías y hemos intentando estar al tanto de cada una de las comarcas.

-¿Y en ámbito institucional, está satisfecho del funcionamiento del cuatripartito del que forma parte CHA, o podría dar más de sí el Gobierno de Aragón?

-Hombre, estamos satisfechos porque el último ejemplo ha sido el Presupuesto, que es el mejor que podía haber para Aragón y que salió con un buen consenso y un buen debate. El cuatripartito está funcionando bien pero con mucho diálogo. Al final cuando gobiernan cuatro partidos lo más importante es poder hablar y poder tener ese diálogo que consideramos necesario. La situación ha sido complicada, muy difícil, nos hemos tenido que adaptar día a día, y desde luego el objetivo es seguir mejorando y seguir ayudando a los aragoneses y aragonesas a mejorar sus condiciones de vida, y sobre todo en este momento tan difícil a luchar contra la pandemia y que la gente que más está sufriendo pueda salir en las mejores condiciones.

-Con el Gobierno central no están tan contentos, más bien todo lo contrario.

-El presupuesto del Gobierno de España, por mucho que nos hayan intentado vender, es malo, muy malo para Aragón y Teruel. El ejemplo está claro, somos el 10% del territorio y representamos un 4% de la inversión, y tenemos un problema histórico con muchas infraestructuras y con muchas reivindicaciones que Chunta Aragonesista está llevando a los Presupuestos Generales del Estado desde hace muchísimos años y que no avanzan todo lo que tendrían que avanzar. 

Hay una serie de proyectos, entre ellos varias obras en las comarcas turolenses, que llevan más de diez años, y eso no puede ser. Aragón y las comarcas turolenses específicamente han estado y están maltratadas por los Presupuestos del Estado, por lo tanto consideramos que no son buenos para este territorio y así va a ser muy difícil que podamos avanzar y luchar contra uno de los problemas más graves que tiene Aragón y especialmente Teruel como es la despoblación. Así es muy difícil vertebrar un territorio y que pueda haber actividad en los pueblos, que la gente se pueda quedar a vivir y tener unos servicios públicos adecuados.

-¿Cuál es la situación del partido en la provincia de Teruel y cómo piensan seguir creciendo en su propuesta política?

-El objetivo que tenemos en Chunta Aragonesista en Teruel es tener una mayor implantación en el territorio, mejorar nuestra presencia con un objetivo en 2023 que es tener la mayor cantidad de listas posibles y la mayor representación para poder llevar la forma de trabajar nuestra a todas las instituciones y el aragonesismo de izquierda a todos esos ayuntamientos y comarcas que pueden impulsar una forma diferente de hacer política y un revulsivo para todas esas zonas. 

-¿Cómo ha vivido el proceso de lo sucedido en Escucha?, que de alguna manera era una crónica anunciada.

-Sí, bueno, en Chunta Aragonesista anunciamos desde el primer momento que esto iba a suceder, y al final el tiempo por desgracia, que creo que es lo que hay que recalcar, por desgracia, nos ha dado la razón y los perjudicados han sido los habitantes de Escucha. Ahora esperemos que con la nueva realidad se pueda trabajar e intentar ayudar para que el tiempo perdido se pueda recuperar de la mejor manera posible, y que al final brille también la limpieza.

-¿Y en Bronchales, donde gobiernan, dan por estabilizada la situación?

-Sí, está todo mucho más estable y al final pues bueno se va a ver una continuidad en las políticas en Bronchales, y está claro que al final a quien no tiene que afectar es a los habitantes del municipio. Desde luego así ha sido y así va a ser en los próximos meses.

-El mes pasado aprobaron el código ético de CHA, ¿en qué consiste?

-Chunta Aragonesista siempre ha insistido mucho en una forma de gobernar, de hacer las cosas, creo que somos de los pocos partidos que en 35 años de historia que vamos a hacer ahora, no tiene ningún caso de corrupción, y en eso hay que continuar. Queremos trabajar desde la limpieza, la honestidad y la transparencia más absoluta. Ese es el camino que se trazó y que continuamos, y los tiempos exigen que cada vez seamos más exigentes, y Chunta Aragonesista siempre se adelanta en estos temas para que se note cómo trabajamos.

-La sociedad urge a que haya una regeneración en la política.

-Yo comparo la situación vivida en Madrid durante este periodo de la pandemia y lo que se ha hecho en Aragón, donde ha primado el acuerdo, el pacto y el diálogo. Eso es lo que proporciona Chunta Aragonesista. Al final la crispación lo único que hace es que los ciudadanos y ciudadanas se alejen más de la política, que vean más lejos a sus representantes, y eso no puede ser. Lo que una persona necesita es que se resuelvan sus problemas y que no hagamos determinado circo. Es necesario el consenso y dialogar, por eso es tan importante la fórmula que se está siguiendo en Aragón con el cuatripartito con ese presupuesto aprobado por seis partidos y esa Estrategia aragonesa de reactivación económica. Eso demuestra a los ciudadanos que se pueden hacer las cosas de otra manera.

-¿Qué tal funciona la colaboración con Compromís en las Cortes Generales?

-Ha sido muy productiva, solo hay que ver la cantidad de iniciativas que presentamos y que llevamos al debate en Madrid, cosa que no hacen otros representantes del territorio, con lo cual es muy fructífera. Estamos acostumbrados a trabajar con ellos, hemos compartido coaliciones europeas, existe una gran relación y ese trabajo la verdad es que funciona muy bien. Intentamos mejorar las cosas que se tienen en Aragón y en Teruel a través de ese acuerdo.

-Eso se resuelve con más autogobierno y otro modelo de financiación, pero el Estado no avanza en esto y los distintos territorios del país son desleales y tampoco parece que eso vaya a cambiar.

-Pues hombre, vivimos con mucha preocupación, por ejemplo, el reparto de fondos europeos, o el dato de que representamos el 10% del territorio y los presupuestos el 4% de la inversión. Aragón necesita una mayor financiación, adecuada al territorio que tenemos porque es más difícil prestar los servicios públicos en la Sierra de Albarracín, por ejemplo, que en una ciudad y su área metropolitana, y eso no se reconoce y es esencial. 

El autogobierno es muy importante. Durante esta pandemia se ha visto cómo muchas decisiones que se han tomado desde el Estado en el territorio no se han entendido, por lo tanto cuanto más cerca tomemos esas decisiones es mucho mejor para los que vivimos en él. Dentro de los retos que existen está desde luego mejorar la financiación para que se reconozca esa realidad territorial que tenemos aquí, y luego también ese mayor autogobierno para que las decisiones puedan tomarse aquí en Aragón. Eso permitiría una mejor lucha contra la despoblación, una mejor reactivación de la economía, y esos son los objetivos que tenemos para seguir trabajando en los próximos meses y años.

-¿Urge una reforma constitucional para poder reconducir esa situación, o no es el momento de plantearlo por la crisis?

-Nosotros no escondemos que si es necesaria una reforma constitucional pues que la haya, lo que no podemos entender es que determinados discursos en estos últimos meses han sido muy anticonstitucionales y se esconden dentro de una Constitución a la que en realidad están atacando y no están defendiendo. La Constitución es el marco que nos hemos dado todos y si hay que reformarla a través del diálogo creemos que hay que hacerlo, siempre insistiendo en los objetivos que comentaba antes, el pedir un mayor autogobierno y que haya una mejor financiación y una defensa clara de los servicios públicos.

-¿Dentro de esa reforma debería discutirse también la monarquía?

-Yo creo que cuando se reforme la Constitución hay que hablar de todo. Todo el mundo sabe que nosotros defendemos los valores republicanos y no nos escondemos. No hay que tener miedo haciéndolo desde el respeto, el diálogo y el mayor consenso posible, y sobre todo hay que respetar al que piensa diferente, cosa que en este momento no es así en muchas ocasiones.

-En la anterior legislatura fue director general de Ordenación del Territorio e impulsó la directriz demográfica, ¿qué opina de los pasos que se están dando en la lucha contra la despoblación a nivel de Aragón y del Estado?

-Yo creo que el Estado todavía no es consciente del problema que tenemos con la despoblación porque es algo que se sigue alargando y no acabamos de tener una estrategia o un camino al que seguir. Yo creo que Aragón lo que hizo muy bien fue hacer una estrategia y marcar un camino intentando recoger muchas opiniones con un proceso participativo muy extenso, hablando con todas las comarcas que tenían problemas demográficos, con asociaciones, con diferentes colectivos, con ayuntamientos, con el Parlamento, con mucha gente para al final tener un documento que sea ese camino que nos marque el cómo luchar contra este problema. 

Siempre digo en todos los foros que el mayor problema que tiene Aragón es la despoblación, porque eso conlleva otra serie de problemas como es la falta  de servicios, las peores infraestructuras, y tenemos que luchar contra ese grave problema para al final conseguirlo. Esa directriz tiene cosas muy importantes que se han conseguido salvar en una situación tan complicada como es el Fondo de Cohesión Territorial, que ya dio ejemplo en su momento de lo que era generar actividad, y me consta que ya existen pueblos que tienen nuevos habitantes gracias a esas ayudas y gracias a la vivienda que se pudo proporcionar, y este año sé que se ha hecho un esfuerzo muy importante y la situación no era fácil. Lo importante es que se continúe con ese tipo de ayudas y de acciones que al final lo que supongan sea generar actividad en el territorio y mejorar la calidad de vida de quienes viven o vivimos en comarcas que tienen, como la que vivo yo, 3 habitantes por kilómetro cuadrado, algo que en Teruel por desgracia es muy habitual.

-Han pasado cuatro años exactos desde que se anunció la elaboración de la estrategia estatal frente al reto demográfico.

-Es que para el Estado son más importantes las zonas donde hay más población, eso está claro. El Gobierno de Aragón en este caso ha cumplido, mientras que el de España vemos que no. El problema es que el Gobierno de España está más atento a otras cosas y al final perdemos oportunidades en Europa y en muchos sitios, y Aragón y Teruel no estamos ya para perder este tren tan reivindicado en Teruel para poder tener el mejor futuro posible. Y no nos vale que nos digan como anécdota que en los últimos meses hemos aumentado algo la despoblación. Eso no nos sirve porque la realidad es la que tenemos.

-¿Conseguir una fiscalidad especial puede suponer un cambio de tendencia, o eso no es suficiente?

-Una fiscalidad diferenciada es algo que ya reconoce la Directriz de política demográfica de Aragón y que se tendría que tener en cuenta a la hora de poder realizar una inversión. A mí me consta que desde el Gobierno de Aragón se piensa en estas cosas, pero realmente con la fiscalidad desde donde se puede actuar es desde el Estado. Volvemos al problema de siempre, no son conscientes de la realidad, yo creo que cambiar la fiscalidad ayudaría también a paliar y a que hubiese gente más interesada en invertir en nuestros pueblos. Por lo tanto, y como ya reconoce esa directriz aragonesa, el cambiar la fiscalidad puede ser un punto importante junto con otras medidas como son la mejora de las infraestructuras, que ayuda, lo mismo que tengamos unos servicios públicos adecuados, y algo tan importante como que haya actividad de cualquier tipo en el territorio, no solo empresarial y económica, sino cultural y de ocio para los jóvenes, que hace que esa calidad de vida equivalente se consiga y podamos tener en los pueblos la misma calidad que se tiene en una gran ciudad con unos servicios equivalentes.

-El Fondo de Inversiones de Teruel va a cumplir dentro de poco tres décadas desde su creación para impulsar el desarrollo y acabar con el desequilibrio. Son tres décadas, ¿cree que ha cumplido ese objetivo?

-Yo creo que no se ha cumplido el fin del Fite. Chunta Aragonesista siempre ha sido crítico con cómo ha funcionado el Fite. Está claro que hay que hacer una reflexión porque si hubiese ido bien no estaríamos hablando de los problemas que tenemos en este momento. Pienso que hay que hacer una reflexión y buscar los cambios que sean necesarios. Han sido unas ayudas que está claro que son muy importantes, pero creo que si echamos la vista atrás no han ayudado todo lo que tendrían que haberlo hecho. Por eso creo que es bueno hacer esa reflexión y pensar en qué nos hemos equivocado para poder cambiar y que al final sean unas ayudas para que realmente cuando hablemos de esto dentro de quince o veinte años nos demos cuenta que han ayudado totalmente y que el balance, pese a que negativo del todo no puede ser, pero sí que sea positivo al cien por cien que es el objetivo que tienen que tener este tipo de ayudas.

-Hay un debate abierto muy importante en la provincia de Teruel sobre la implantación de renovables, ¿qué posición defiende CHA para compatibilizar el desarrollo del territorio con este modelo de producción energética?

-Sí, es el debate de los próximos meses. Chunta Aragonesista lo tiene claro, tenemos una apuesta clara por las energías renovables, son el futuro para luchar contra el cambio climático, pero pensamos que tiene que haber una planificación y un ordenamiento. No podemos hacer, digamos, una colonización total del territorio y que comarcas como pueden ser el Matarraña o el Maestrazgo, en donde ha apostado mucha gente del territorio por vivir de la riqueza paisajística que tienen, pues ahora se vean afectadas por estos parques y tengan que dejar su actividad. Hay que tener una regulación, y se podría decir renovables sí, pero no así sino con planificación.

-¿Cómo habría que aplicar los fondos europeos de reconstrucción para que sean una auténtica oportunidad para la provincia de Teruel?

-Como cualquier fondo europeo, si no repercute en el territorio, la gestión habrá sido un fracaso. Yo creo que Aragón tiene la suerte de que en los fondos europeos siempre hemos sido ejemplo en gestión. A mí me gustaría que también en ese reparto de fondos se tuvieran en cuenta la realidad que tenemos, la dispersión, la despoblación y que al final nos llegaran esos fondos de esa manera. Yo estoy seguro que quienes quieren llevar adelante esos proyectos con la ayuda del Gobierno de Aragón saldrán bien precisamente por eso, porque la Comunidad Autónoma ha sido ejemplo de buena gestión en cuanto a los fondos, pero esperemos que tengan en cuenta los criterios que comentaba antes y que a Aragón se le reconozca esa singularidad territorial.

-¿Cómo va a trabajar CHA para que sean escuchadas sus demandas, porque en el Senado hicieron caso omiso a sus enmiendas a los PGE? 

-Hay que seguir reivindicando, lo que no podemos es callar y desde luego hay que seguir llevando a debate todos los problemas que existen en el territorio, infraestructuras y otro tipo de reivindicaciones. Nuestros objetivos inmediatos son una defensa de lo público, pelear por una mayor financiación, por una reactivación económica del territorio y por un mayor autogobierno. Pensamos que el potencial que tiene Chunta Aragonesista es estar pegado al territorio, el conocer las demandas de la gente, y vamos a trabajar por fortalecer las estructuras del partido para precisamente eso, llegar a cuantas más localidades mejor para conocer sus problemas, sus preocupaciones y luchar por poderlas resolver de la mejor manera y lo antes posible.