Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Juicio a Feher: UAGA pide “justicia” para las familias y “dignidad” para el medio rural aragonés Juicio a Feher: UAGA pide “justicia” para las familias y “dignidad” para el medio rural aragonés
Alcubierre (ctro.), entre el abogado de la UAGA, Pablo Martínez (i), y el portavoz de los Amigos de Iranzo, Luis Manuel Alquézar

Juicio a Feher: UAGA pide “justicia” para las familias y “dignidad” para el medio rural aragonés

La AUGC insiste en que el operativo debió incluir cuerpos especiales desde el 5 de diciembre

“La justicia tiene que caer con toda su fuerza sobre este asesino malnacido, y también tenemos ganas de que el juicio pueda servir para seguir avanzando en la dignidad de un territorio, el medio rural aragonés, al que se dejó desamparado” entre el 5 y el 14 de diciembre de 2017. Así lo manifiesta a un día del comienzo del juicio más mediático en la Audiencia Provincial de los últimos tiempos el secretario general de UAGA, José María Alcubierre, que espera que el proceso penal sea “un punto de inflexión para que se investiguen hasta el final” los errores del operativo.

La UAGA, una de las acusaciones populares junto a la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), seguirá con atención desde Teruel el discurrir del juicio y hará hincapié en que se honre la memoria de José Luis Iranzo, que hoy en día sería secretario general de la organización agraria como así lo había determinado la junta directiva.

“Yo estoy de secretario general por ese trágico accidente, ya que estaba previsto que tan solo fuera el responsable por el Alto Aragón y que el máximo responsable fuera José Luis, que era un hombre muy inteligente, con mucha capacidad, muchas tablas y la fuerza suficiente para aglutinarnos a mucha gente en torno a él; por eso su pérdida fue un golpe tan duro”, destacó Alcubierre.

La UAGA espera, como todas las acusaciones, que Norbert Feher no vuelva a salir de prisión en toda su vida por lo que le hizo al líder sindical y el peligro público que representa.

Pero también desea que las autoridades gubernamentales y los altos mandos de la Guardia Civil sean capaces de hacer autocrítica “para seguir avanzando en lo que no solo el Bajo Aragón o Teruel necesita, sino todo el mundo rural aragonés: la dignidad de un territorio”.

Y es que, en su opinión, los trágicos asesinatos son consecuencia de haber dejado desamparado a un territorio” entre el 5 y el 14 de diciembre de 2017. “Se tienen que responder las preguntas que se han hecho tanto los Amigos de Iranzo como toda la sociedad rural de Aragón”, recalcó el secretario general.

En este sentido, subrayó, “esperemos que el juicio sea el punto de inflexión para que realmente quienes tienen puestos de responsabilidad pública no se escondan en subterfugios y palabrería, y se investigue de manera adecuada para que, como dice el eslogan de los Amigos de Iranzo, algo así no vuelva a ocurrir”.

Alcubierre lamentó que, durante la instrucción, las juezas hayan desestimado unir a la causa del triple crimen los hechos relacionados con el 5 de diciembre, por lo que este juicio va a ceñirse únicamente a los asesinatos. 

La UAGA, que junto a la Comarca Andorra-Sierra de Arcos y el Ayuntamiento de Andorra ha impugnado ante el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional las medallas de la Orden del Mérito de la Guardia Civil impuestas a 18 agentes y mandos por la detención de Igor el Ruso, plantea que no debería haberse llegado nunca a este punto, sino que debió ser la Delegación del Gobierno en Aragón la que realizara, de motu propio, la investigación del operativo para determinar que los honores son inmerecidos, al menos en el caso de los mandos.

El contencioso se ha aplazado hasta que se resuelva el juicio que mañana comienza contra Feher, por la vía penal, lo que para la UAGA significa que el juez de Madrid ha visto relación entre los asesinatos del Ruso y la impugnación de las condecoraciones.

“Premiar la ineficiencia”

“En el Contencioso ya hemos planteado que nos parece indigno que se concedan insignias por un mal operativo, pues es premiar la ineficacia y la ineficiencia”, dijo Alcubierre, quien insistió en que es “muy duro ver cómo no se quiere investigar de una manera pública lo que pasó, si bien somos conscientes de que hay protocolos de la Guardia Civil que se han cambiado a raíz de estos asesinatos, que constituyen el mayor acto de terrorismo que ha habido en Aragón desde que ETA asesinó a dos guardias civiles en Sallent de Gállego (Huesca) en el año 2000”.

Por su parte, el portavoz de la AUGC, Cristóbal Soria, aseguró que la asociación afronta el juicio “con muchas ganas, pues la instrucción ha sido larguísima y han sido todo pegas” para esclarecer los hechos más allá de la autoría del triple asesinato. “A ver si este tipo sale con la condena que se merece, prisión permanente revisable”, deseó.

La AUGC también es consciente de que el juicio no va a pormenorizar en el dispositivo, aunque “nos gustaría”, pues “no se hizo todo lo que se debió hacer días antes de los asesinatos”, cuando pese al tiroteo de Albalate y la constancia manifiesta de robos y actos delictivos en masicos “no se mandó a ninguna unidad especial desde Zaragoza”, como el GRS. “Ni siquiera se activó el servicio de intervención rápida, lo cual es un poco penoso”, apuntó Soria.

A raíz del triple crimen al menos se ha conseguido que “todos los guardias de la Comandancia de Teruel estén dotados de su chaleco antibalas y de su talla, no dos más pequeña”, dijo Soria en referencia a la prenda que portaba Víctor Jesús Caballero en el momento de su muerte. “Hace cinco años ya hicimos una campaña para que a cada mujer se le diera un chaleco femenino, y poco a poco se ha ido implementando y también el cien por cien de los masculinos”.

En cambio, el número de agentes destinados a los cuarteles de Teruel sigue siendo deficitario, señaló el portavoz de la AUGC. “Cada vez que hay una resolución de destino, se va más gente de Teruel y hay que esperar a que llegue junio y envíen gente de la Academia”, añadió.

Condecoraciones

Por otro lado, Soria pide al Ministerio del Interior que la suspensión de la concesión de las medallas de la Orden del Mérito de la Guardia Civil por la detención de Norbert Feher no afecte a los agentes que “se jugaron la vida”, pero sí a los mandos que fallaron en el dispositivo. 

“Para los agentes no tenían que haberlas suspendido, tal como figura en la demanda de UAGA ante el Contencioso”, dijo Soria, pues “había guardias civiles que investigaron el tema, por cierto con muy buenas conclusiones, y que estuvieron pisando terreno y buscando a este individuo, y no es justo que les quiten las medallas”.

Cabe recordar que Interior suspendió en octubre de 2020 de forma “cautelar” y “con carácter excepcional” el acto administrativo por el que concedió inicialmente siete Cruces de Plata y once Cruces con Distintivo Blanco, y que no decidirá hasta que se conozca el resultado del procedimiento penal contra Igor el Ruso. No obstante, su intención es ratificar las insignias.

Pese a que defiende la concesión de los honores y considera que los recurrentes –la Plataforma Amigos de Iranzo, el Ayuntamiento de Andorra, el grupo municipal Elijo Andorra, la Comarca Andorra-Sierra de Arcos, la UAGA y las familias de las tres víctimas mortales– no ostentan la condición de “interesado” para reclamar por la vía administrativa la retirada de las distinciones, el ministro, Fernando Grande-Marlaska, entiende que lo oportuno es esperar a que la Audiencia Provincial dicte sentencia.

En el proceso judicial se han personado diversas acusaciones particulares y populares próximas a la figura de las víctimas del crimen, relata el ministro, “circunstancia que, con carácter excepcional, aconseja dejar en suspenso la firmeza de la resolución impugnada, sin entrar en el fondo del asunto planteado”, hasta que se “despeje cualquier duda sobre la conformidad a derecho del fundamento de las recompensas concedidas, que radica (…) en la irreprochabilidad de la actuación policial”.

Entre los propuestos para recibir los honores están el excapitán de Alcañiz, Horacio Requena (Cruz de Plata), el exteniente coronel de la Comandancia de Teruel, José Rafael Soler y el capitán de la Policía Judicial de Teruel, Carlos Banda (ambos Cruz con Distintivo Blanco), que podrían recibir sus méritos en cuanto se dé carpetazo a un proceso judicial en cuya instrucción las juezas han evitado analizar la labor de la Guardia Civil entre los días 5 y 14 de diciembre de 2017.