Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Terraza del centro de Teruel

La alcaldesa de Teruel pide que se pueda abrir el interior de la hostelería y anuncia ayudas en la capital

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha instado este lunes al Gobierno de Aragón a reconsiderar el cierre del interior de los locales de hostelería y ha anunciado que desde el consistorio se van a poner en marcha ayudas directas para este sector y el del comercio cuando se apruebe el real decreto que permita a los ayuntamientos utilizar sus superávit y remanentes.

Buj ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación antes de la movilización del sector de la hostelería por las calles de la ciudad y ha señalado que entiende el "enorme sufrimiento" que este sector está padeciendo, porque, según ha añadido, "detrás de cada puerta cerrada hay una familia que está viendo cómo su medio de vida, que funcionaba bien, de la noche a la mañana ha tenido que cerrar".

La alcaldesa ha valorado positivamente la implantación del toque de queda porque, según ha considerado, eliminará "una parte muy importante" de las reuniones sociales que se celebraban en el ámbito privado y que eran "prácticamente imposibles" de controlar, pero ha matizado que con este instrumento puesto en marcha el Gobierno de Aragón podría "dulcificar" el estado de alerta 3 y permitir el consumo en el interior de los locales, con los aforos que considerase.

"Creo que una vez establecido el toque de queda es el momento de que el Gobierno de Aragón permita consumir, en un porcentaje limitado, dentro de los establecimientos porque sino en una ciudad tan pequeña como Teruel estamos abocados a la desaparición", ha dicho Buj.

Ha precisado a renglón seguido que desde el consistorio turolense no consideran que la solución sea la ampliación de terrazas porque "restaría espacio a los viandantes" y apenas podrían poner "dos o tres mesas más".

Respecto a la movilización de los hosteleros, la alcaldesa ha señalado que los apoya y ha recordado que este año desde el consistorio turolense no se les ha cobrado "ni un solo euro" de la tasa de las terrazas, que, según ha detallado, ha supuesto el ahorro de cantidades entre los 1.000 y los 6.000 euros a algunos establecimientos.

En este sentido, ha insistido en que la intención del Ayuntamiento de Teruel es "poner encima de la mesa" medidas, dentro de sus posibilidades, con ayudas directas, y que ha calculado que podrá anunciar en las "próximas semanas o meses".