Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Buj, durante la reunión telemática

La alcaldesa de Teruel pide una nueva negociación del Gobierno que proporcione financiación a los ayuntamientos para afrontar la crisis

Emma Buj ha participado en la reunión mantenida por una treintena de alcaldes en la que se rechaza el acuerdo alcanzado por la FEMP y el Ministerio de Hacienda

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha pedido este martes una nueva negociación del Gobierno de España con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que proporcione financiación a los ayuntamientos para afrontar la crisis generada por el coronavirus.

Así lo ha manifestado en un encuentro vía telemática con una treintena de alcaldes de diferentes formaciones políticas que, según ha dicho, coinciden en que el acuerdo entre la FEMP y el Ministerio de Hacienda referido al uso de remanentes y superávit que se quiere convalidar en el Congreso “es una auténtica barbaridad para los ayuntamientos”.

Buj ha recordado que los ayuntamientos dan los servicios “más cercanos” a los ciudadanos, y que, en Teruel, el dinero de las Fiestas de la Vaquilla se ha destinado a ayudas de urgencia para alquiler o alimentación, tabletas para los escolares que no podían estudiar por no disponer de medios telemáticos o ayudas al comercio y al empleo, informa el consistorio turolense en nota de prensa.

“Yo quiero que el dinero del Ayuntamiento de Teruel, que es de todos los turolenses, vaya destinado a la recuperación social y económica de nuestra ciudad”, ha señalado la alcaldesa, lamentando que lo que se está proponiendo es que se entreguen “todos esos ahorros para financiar el gobierno de Pedro Sánchez y el señor Pablo Iglesias, no tiene ningún sentido que la administración más pequeña esté financiando a la más grande”.

Por otra parte, la alcaldesa de Teruel ha considerado que el acuerdo planteado es “tremendamente injusto” y ha asegurado que, en el caso de la capital turolense, si se entregaran esos remanentes “no sólo careceríamos de liquidez y dejaríamos de invertir nuestro dinero en la ciudad, sino que el que menos remanente tiene recibirá menos dinero”.

“El Ayuntamiento de Teruel todavía tiene poco remanente, por lo que con lo que propone el Estado la aportación que podríamos recibir asciende a poco más de 400.000 euros a cambio de entregar todos nuestros ahorros, y con la propuesta inicial de la FEMP que sí que contaba con el consenso de todos los grupos políticos, supondría que no sólo podríamos gastar nuestro superávit y nuestro remanente sino que además recibiríamos en torno a 3.800.000 euros, además de otro fondo para transporte”, ha indicado Buj.