Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La asociación Acacia constata que los olmos libres de grafiosis plantados hace un año en Teruel siguen creciendo La asociación Acacia constata que los olmos libres de grafiosis plantados hace un año en Teruel siguen creciendo
Renovando el armazón protector de uno de los árboles en la calle Italia

La asociación Acacia constata que los olmos libres de grafiosis plantados hace un año en Teruel siguen creciendo

Durante el fin de semana se realizaron cuidados en los plantones

La asociación turolense Acacia de Amigos y Amigas de los Árboes de Teruel pasó revista este fin de semana a los diez olmos autóctonos que plantó hace algo más de un año, en febrero de 2020, por diferentes calles de Teruel, para hacerles un primer mantenimiento y corroborar que, en su mayor parte, están en buenas condiciones. 
Acacia plantó diez olmos autóctonos libres de grafiosis, una enfermedad que afecta a la especie y que ha terminado con la práctica totalidad de la población de olmos en la provincia de Teruel. Los plantones fueron donados por el Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales desde su sede de Alaguás, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, donde se producen ejemplares de ulmus minor resistentes a la grafiosis. 
Los ejemplares se plantaron en el parque de la Estrella, junto al nuevo parque de las calles Italia y Juan Salvador, en el entorno del polideportivo Las Viñas y junto al frontón de San Julián, en una actividad enmarcada dentro de un objetivo de sensibilización hacia la población más joven en la línea de favorecer la divulgación y educación ambiental para la toma de conciencia sobre la necesidad de cuidar y restaurar el patrimonio natural.
Y el sábado por la mañana una docena de socios de Acacias, sin lanzar convocatoria pública para evitar la reunión de demasiadas personas, recorrió todos los plantones “realizando algunas tareas de mantenimiento” y verificando el buen estado de los ejemplares, según explicó Carmen Sanz, de Acacia. 
Nueve de los diez olmos estaban en perfectas condiciones, aunque uno de ellos, el situado en la calle Italia, presentaba algunas ramas rotas, entre ellas “la ramita central que marca el crecimiento del árbol”. En ese caso Acacia procedió a sustitutir el armazón protector por otro más sólido y alto, con el objeto de que ninguna persona pueda dañar el árbol.  
“El resto de árboles la verdad es que estaban en un estado excelente”, explicó ayer Carmen Sanz. “Había alguno que ya empezada a echar hojas, y todos están con los brotes típicos ya de la época”. 
Durante toda la mañana el grupo de socios de Acacia de dividió para recorrer y supervisar los plantones, al tiempo que regaba, abonaba la tierra o realizaba reparaciones en los armazones protectores cuando era necesario. 
La actividad coincidió con la celebración de la Hora del Planeta, aunque Carmen Sanz aclaró que en realidad era una coincidencia. “Nosotros teníamos prevista esta actividad de mantenimiento con anterioridad. De hecho la idea era haberla llevado a cabo el pasado fin de semana, pero hizo tanto frío que decidimos posponerlo”.