Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Reunión telemática a través de una plataforma digital con los representantes de varias asociaciones sectoriales

La asociaciones de Teruel buscan impulsar los presupuestos participativos

Iniciativa conjunta para fomentar más la implicación de los turolenses

Los representantes de las asociaciones sectoriales del Consejo de Participación Ciudadana han dado un paso para impulsar de manera conjunta los presupuestos participativos del Ayuntamiento de Teruel, y a la vez trabajar en común para fomentar más la implicación de los turolenses. La iniciativa ha surgido de la Federación Vecinal, cuyo presidente, Pepe Polo, ha indicado que pretenden movilizar a todo el movimiento asociativo, compuesto por más de 300 entidades en la ciudad, para potenciar la participación, tanto en los presupuestos como en otros ámbitos de la vida local.

Esta semana los representantes de varias asociaciones sectoriales en el Consejo ya han mantenido una reunión de forma telemática, a la que seguirán otras en los próximos días para ir implicando a todas las asociaciones, no solo a las vecinales, en la presentación de propuestas para los presupuestos participativos.

Pepe Polo aseguró que la iniciativa quiere ir a más y lo que buscan en el fondo las asociaciones de todo tipo es poder trabajar entre sí, lo que no sucede ahora, de manera que las vecinales de barrio se dedican a su ámbito y el resto también lo hacen exclusivamente en lo que compete a sus distintos sectores de actividad.

La reunión telemática celebrada esta semana tenía como motivo “la implicación de todas en los presupuestos participativos, pero también empezar a hablar de lo que sería fomentar una participación mayor y con más calidad”, dijo Polo, quien recordó que son más de 300 asociaciones las que hay en la ciudad y están representadas por sectores en el Consejo de Participación.

“Es un tejido asociativo fuerte, son muchas asociaciones para una ciudad pequeña”, reflexionó el representante de las vecinales de barrio en el Consejo. Argumentó que cada una de ellas se dedica “a lo suyo, pero vamos a ver cómo coordinarlas para que haya una mayor implicación en el tejido asociativo”.

De entrada, a los representantes de las asociaciones sectoriales en el Consejo se les está proponiendo que contacten con el resto de las de su gremio para informarles de los presupuestos participativos y animarles a hacer propuestas. Próximamente también se les informará de la iniciativa vecinal que se va a tomar en los próximos días, de manera que en cada barrio se habilitarán una horas para que la gente pueda pasar por las sedes para poder hacer sus sugerencias.

“Lo que buscamos es transmitir información, coordinar al sector y mallar la participación”, dijo Polo, quien reconoció que después la gente podrá querer participar o no, “pero nuestra obligación es mandarles la información”. Añadió que fomentar la participación es uno de los cometidos que tiene además la Federación Vecinal puesto que así lo establece el convenio que tienen con el Ayuntamiento. “Nos interesa hacerlo y está entre nuestras funciones”, recalcó Polo.

A través de esta coordinación las asociaciones vecinales esperan además recibir una retroalimentación, tanto de abajo arriba como a la inversa, de manera que el ciudadano entienda que estas entidades les representan y están para “coordinar, motivar y recibir esa información de su eje”. Polo aclaró que ahora se hace con los presupuestos, pero que los contactos y el trabajo en común va a continuar. “La idea es ver cómo eso se puede reflejar en la participación en general”, dijo el presidente de la Federación.

 Eva Domene, representante de las asociaciones Recreativas y de Juventud en el Consejo de Participación, indicó que ella representa al resto de entidades asociativas de este sector, y que su misión es “transmitirles esa información para que pueda llegar a la máxima gente posible” como ya están haciendo, comentó.

La intención es que la información circule entre todas las asociaciones y que a su vez estas la hagan llegar a todos sus asociados, teniendo en cuenta además las posibilidades de difusión de la misma que existe hoy día a través de las redes sociales, sumado eso a la inmediatez.

“Por nosotros no va a quedar en hacerlo, que a lo mejor no quieran después participar, pero que lo menos conozcan el proceso”, dijo Domene, quien destacó que fomentar esa comunicación va también a “incentivar la participación” porque la gente verá que se hacen cosas y pueden implicarse, ya sea con los presupuestos o con otras iniciativas que surjan.

La representante de las asociaciones culturales, Mónica Martín, se expresó en término similares y comentó que dispone de los correos de todas las asociaciones  y que su misión es informar a todas por igual. “Cuando me presenté ya lo hice para representarlos y transmitirles cualquier cosa”, dijo.

Aparte de los presupuestos participativos, Martín comentó que “la idea es dinamizar un poco el movimiento, y al ser tantas asociaciones podemos perfectamente ir buscando nuevas propuestas”, que en el caso de las culturales puede abrir un gran abanico.