Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La Diputación de Teruel se compromete a acometer obras de urgencia en la Loma del Regadío de Urrea de Gaén La Diputación de Teruel se compromete a acometer obras de urgencia en la Loma del Regadío de Urrea de Gaén
Visita con Manuel Rando, Marisancho Menjón, Diego Piñeiro, el alcalde de Urrea, Joaquín Lafaja, el diputado provincial Alfonso Pérez, el director del Museo, Jaime Vicente, y la arqueóloga del Museo de Teruel, Beatriz Ezquerra

La Diputación de Teruel se compromete a acometer obras de urgencia en la Loma del Regadío de Urrea de Gaén

El presidente de la Diputación de Teruel y el diputado de Cultura y Turismo han visitado el yacimiento para conocer su estado

La Diputación de Teruel se compromete a acometer obras de urgencia en el yacimiento romano de la Loma del Regadío de Urrea de Gaén para garantizar la preservación de los elementos amenazados por el estado de la cubierta que los protege. Así lo ha asegurado esta mañana el presidente de la institución provincial, Manuel Rando, durante una visita técnica con el diputado de Cultura y Turismo, Diego Piñeiro, y la directora general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Marisancho Menjón, para evaluar el estado de los vestigios romanos tras los últimos desperfectos causados por la tormenta Filomena.

Las actuaciones que va a acometer la Diputación Provincial pretenden evitar la degradación de los restos expuestos a la climatología debido a los desperfectos de una cubierta que el Gobierno de Aragón ya ha previsto renovar por completo con una asignación de 120.000 euros que ya prevé en el  presupuesto de 2021. Durante la visita, en la que también han estado el director del Museo de Teruel  Jaime Vicente y la arquéologa responsable del yacimiento Beatriz Ezquerra, se han estudiado qué tipo de medidas pueden solucionar temporalmente el problema hasta que comiencen las obras de renovación de la cubierta tras el proceso de licitación.

El presidente Manuel Rando ha señalado que tanto la DPT como la DGA “tenemos competencias sobre este espacio único y es fundamental la cooperación institucional para su mantenimiento. El Gobierno de Aragón ha asumido el proyecto de renovar la cubierta en este mismo año, pero su realización requiere de plazos largos, por lo que la Diputación se compromete a hacer lo necesario hasta que esta actuación se pueda llevar a cabo para evitar que los restos arqueológicos se estropeen”.

“Desde la DPT nos planteamos desde el primer día volver a invertir y trabajar con nuestro patrimonio. Tenemos una nueva partida presupuestaria este año para, dentro de un plan rápido de actuación, poder hacer esa inversión”, ha dicho Rando antes de señalar que las soluciones concretas serán las que definan los técnicos del Museo de Teruel.

Por su parte, el director del Museo de Teruel Jaime Vicente ha explicado que los daños sufridos por los restos arqueológicos “son controlables” y que, en general, el estado del yacimiento es bueno. “Nosotros tomaremos medidas para que el deterioro no siga avanzando hasta que las obras a las que se ha comprometido el Gobierno de Aragón comiencen, buscando sistemas que no requieran demasiada inversión para tapar los huecos de la cubierta, restaurar las estructuras dañadas y  encapsular los restos con riesgo”, ha dicho.

La cubierta de La Loma del Regadío se construyó en 2011 con fondos del Gobierno de Aragón y el entonces 1% cultural del Ministerio de Fomento. Se trata de una estructura de de metal recubierta por láminas de policarbonato de 5x1 metros que ha sufrido desperfectos a causa de los fenómenos meteorológicos. Existen aberturas que comprometen el estado de los restos de la villa romana del siglo III después de Cristo donde se producía aceite y vino y que constituye uno de los testimonios mejor conservados en Aragón de una explotación rural con vivienda de aquella época.

La Diputación de Teruel se ocupa de la preservación de este espacio a través del equipo de arqueólogos del Museo Provincial. Las primeras excavaciones se realizaron en 1959, como consecuencia del descubrimiento fortuito de un mosaico, posteriormente extraído y depositado en el museo. Tras un amplio periodo de inactividad, en 1997 se retomaron los trabajos de excavación de forma continuada y sistemática a lo largo de 14 campañas arqueológicas sobre un espacio de unos 1.500 metros cuadrados, que ha permitido rescatar 25 estancias. Fue declarada Bien de Interés Cultural en octubre de 2004 y su musealización se inauguró en 2012, con el apoyo del Gobierno de Aragón.

Ahora, tal como ha asegurado el diputado de Cultura y Turismo de la Diputación de Teruel Diego Piñeiro, el yacimiento contará un Plan de Estrategia Turística a través de la Asociación “Villas romanas de Hispania”. “Queremos apostar por este espacio como una referencia arqueológica de la provincia en consonancia con su valor histórico. Además de apostar decididamente por su preservación, nuestra unión con la red española de villas romanas permitirá poner en marcha accciones dinamizadoras como la edición de material promocional o la puesta en marcha de la credencial del viajero”, ha dicho.