Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El equipo directivo del IES Santa Emerenciana presenta su dimisión pero sigue buscando una solución para la presencialidad

La dirección del IES Santa Emerenciana de Teruel dimite por el problema de la presencialidad

El centro busca una solución ante la falta de espacio junto con Educación, que concede más tiempo para la adaptación

El equipo directivo del instituto Santa Emerenciana de Teruel ha presentado su dimisión ante las dificultades que genera en este centro la incorporación con presencialidad completa de todos los niveles educativos por la falta de espacio. A pesar de esta decisión, por el momento siguen al frente del centro y junto con el Departamento de Educación están trabajando para encontrar una solución que podría alcanzarse en los próximos días.

El hasta ahora director del IES Santa Emerenciana, Lorenzo Maicas, recordó que este centro comparte edificio con la Escuela Oficial de Idiomas por lo que tiene actividad lectiva de primera hora de la mañana hasta las diez menos cuarto de la noche y que está resultando muy complejo planificar la vuelta diaria a las aulas del alumnado de tercero y cuarto de Educación Secundaria Obligatoria y de primero de Bachillerato que hasta ahora trabajan con un sistema semipresencial, una de las medidas aplicadas desde el inicio de curso a causa de la situación sanitaria de la Covid-19.

Maicas señaló que se continúa trabajando para encontrar una solución que podría llegar en los próximos días, si bien no quiso concretar en qué consiste.

Desde el Departamento de Educación se explicó que ha concedido más tiempo a este instituto para su adaptación a la presencialidad completa, que en la orden publicada para su organización estaba marcado para el 8 de febrero. Y que sigue en contacto directo con el centro para analizar sus necesidades de cara a esta recuperación de la asistencia diaria a las clases de todo su alumnado. 

Unos 200 estudiantes están matriculados en este centro educativo en tercero y cuarto de ESO y primero de Bachillerato.

Tanto la asociación de padres como los propios estudiantes habían expresado su preocupación por la situación de este centro para hacer este cambio.