Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Planta de Ronal Ibérica ubicada en el polígono La Paz de Teruel

La empresa Ronal Ibérica pone fin al ERTE el 30 de junio y reincorpora a toda la plantilla

Renuncia a prorrogar el expediente hasta finales de año ante la estabilización de la demanda

Ronal Ibérica ha decidido reincorporar a toda su plantilla, formada por 596 personas, a la actividad en sus dos plantas de fabricación de llantas de aluminio en Teruel a partir del 1 de julio. De esta forma, abandona la propuesta de prorrogar hasta finales de año el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor presentado en marzo a causa de la pandemia de coronavirus que afectaba a la práctica totalidad de los trabajadores.

El director de Ronal Ibérica, Dominik Wiederhold, anunció al comité de empresa la decisión de abandonar el ERTE dado que la demanda para los tres próximos meses se prevé “estable”. A esto se suma la posibilidad de “encajar” en las dos plantas a todos los trabajadores dado que en el periodo estival la mayoría disfrutará sus periodos vacacionales y otros permisos.

Wiederhold precisó que se ha tomado “una decisión valiente”, que ha sido consensuada con el grupo Ronal, con sede en la ciudad suiza de Härkingen y 13 plantas de producción en las que se producen más de 21 millones de llantas al año.

En este punto, destacó la intención de la empresa de “dar una alegría” a los trabajadores después de “tres meses y medio muy duros, en lo que han demostrado su compromiso con nosotros”. “Han sido momentos muy complicados para todos y se lo merecen”, afirmó. El director de Ronal Ibérica explicó que la noticia había sido muy bien acogida por el comité de empresa, que le mostró su agradecimiento. Añadió que ambas partes “asumen un riesgo” porque desconocen cuál puede ser la evolución de la pandemia y, por tanto, de la actividad en los próximos meses.

Ronal Ibérica comunicó a finales de mayo su decisión de aplicar un segundo ERTE tras la finalización del actual, cuya duración se extendería hasta el 31 de diciembre. Por su parte, el comité de empresa rechazó negociar el nuevo expediente mientras que no se cumpliera una de las condiciones estipuladas en el vigente, como era el reparto equitativo de los días en suspensión.

Ahora, Ronal Ibérica renuncia al mismo y llevará a cabo las adaptaciones necesarias para la incorporación de toda la plantilla, formada por 576 personas distribuidas entre la vieja fábrica del polígono La Paz y la nueva de Platea, cuya actividad estaba al 70% a principios de mes.

El director valoró positivamente las ayudas a la compra de vehículos puestas en marcha por el Gobierno, aunque indicó que su impacto en la actividad será limitado dado que el 85% de la producción se exporta

Wiederhold aprovechó para hacer un llamamiento al Gobierno de Aragón para que agilice las actuaciones necesarias para poder hacer uso del apartadero ferroviario de Platea y para que resuelva la solicitud de la ayuda de incentivos regionales para una nueva ampliación realizada hace más de dos años. Ronal Ibérica también estudiará si concurre a las nuevas ayudas a la innovación aplicada al sector de la automoción anunciadas por el Ejecutivo autónomo. 

En cualquier caso, sostuvo que en estos momentos las ayudas de las administraciones a las empresas son “imprescindibles“ dado que “queda mucho camino para superar la crisis”.