Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La Estrategia Española de Ciencia prevé redistribuir sus agentes e infraestructuras por los territorios La Estrategia Española de Ciencia prevé redistribuir sus agentes e infraestructuras por los territorios
La cámara de gran campo JPCam, un prodigio de la ciencia y la tecnología desarrollada íntegramente en Teruel por el Cefca para el Observatorio de Javalambre

La Estrategia Española de Ciencia prevé redistribuir sus agentes e infraestructuras por los territorios

El objetivo del ministerio es sumarse con sus actuaciones a mitigar el reto demográfico

La ciencia también puede contribuir a combatir la despoblación de la llamada España Vaciada mediante una reubicación de los profesionales y de los centros de investigación. Así lo recoge el Ministerio de Ciencia e Innovación en la estrategia que ha desarrollado para los próximos años, y uno de cuyos retos es la capilaridad del sistema que permita redistribuir tanto profesionales como instalaciones para hacer frente al reto demográfico.

La Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación (EECTI) 2021-2027, que acaba de presentar el Ministerio de Ciencia e Innovación, se suma a las políticas de deslocalización y descentralización que están impulsando ya otros ministerios para hacer frente al reto demográfico.

Los departamentos del Estado que han sido pioneros en adoptar esta medida han sido el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y el de Universidades, cuyos respectivos ministros, José Luis Ábalos y Manuel Castells, han adquirido ya compromisos para ubicar en Teruel nuevas dependencias y personal en un proceso de deslocalización de la Administración central.

En esa línea iba el anuncio hecho el mes pasado en Teruel por Ábalos cuando visitó la provincia y anunció la creación en la capital turolense de un centro para la gestión y mantenimiento de infraestructuras “Cloud” de Renfe, dentro de un Plan de Deslocalización de los Recursos del Mitma. Y en esa línea va a ir también la política del Ministerio de Universidades, cuyo titular, Manuel Castells, ya avanzó también días atrás con la creación de un centro de la Uned en Alcañiz y de un Instituto de Estudios Humanísticos, a lo que se sumarán otras actuaciones de deslocalización que pretende anunciar próximamente en una visita a Teruel cuando la situación de la pandemia lo permita, tal como anunció esta semana en el Senado.

El Ministerio de Ciencia e Innovación también se va a sumar a esa política de deslocalización de sus recursos tanto humanos como materiales. Aunque no se ha concretado todavía en este caso cómo afectará a la provincia de Teruel, la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027 recoge también en sus planteamientos esta política.

De hecho, en la estrategia se señala que una de las debilidades es la concentración de centros y de personal científico. Así se recoge en un análisis Dafo (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) que incluye el documento y que señala entre las  debilidades detectadas la “importante desigualdad territorial del esfuerzo de inversión en I+D+i”, a la vez que asume el compromiso de deslocalizar recursos y personal por todo el territorio con el fin de implicarse en la Estrategia Estatal del Reto Demográfico.

En este sentido, la EECTI está concebida como la base para consolidar el Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECTI) durante los próximos siete años, y en esa línea se pretende impulsar un sistema cuya capilaridad “contribuya a mitigar el reto demográfico en nuestro país, impulsando la distribución de sus agentes e infraestructuras por toda la geografía nacional”.

Pilar esencial

Añade la estrategia nacional para los próximos años que las instituciones y administraciones públicas con todos sus centros de investigación, organismos y fundaciones, “constituyen uno de los pilares esenciales del SECTI”, y que “su distribución por todo el territorio nacional, junto a las infraestructuras científico-técnicas, confieren a la I+D+i una posición relevante en la batalla frente al desafío del reto demográfico”.

En una reciente comparecencia en el Congreso del Secretario General de Investigación del Ministerio de Ciencia, Rodrigo Montero, este aseguró en respuesta al diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, que la España rural “preocupa” a su departamento. “De hecho, hay indicios claros en la estrategia de ese interés y preocupación, pero no solo indicios en la estrategia, sino en las realidades que se están haciendo cada día”, dijo.

Rodrigo Montero aclaró, no obstante, que “no se pueden hacer centros de la noche a la mañana”, puesto que se trata de “un proceso difícil y se necesitan científicos, instrumentación, etcétera, pero sí se pueden hacer unidades que estén asociadas a centros ya establecidos”, para lo cual anunció que ya se había puesto en contacto con el CSIC para hacerlo viable.

En el caso de la provincia de Teruel, los dos centros de investigación científica, al margen de la Universidad, que son de referencia son la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis y el Centro de Estudios de Físicas del Cosmos de Aragón (Cefca).

La despoblación, uno de los ejes del Plan de Recuperación y Transformación

La lucha contra la despoblación se ha convertido en uno de los ejes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia presentado esta semana por el Gobierno de España. Figura entre los ejes de actuación difundidos por La Moncloa tras la presentación del plan y es una de las diez políticas palanca que se plantean de reforma estructural para un crecimiento sostenible e inclusivo.

Junto a la conectividad como una de las políticas prioritarias a desarrollar en los próximos años, el Plan señala que “es crucial abordar el reto demográfico con políticas que superen los roles de género y que fomenten la corresponsabilidad y la economía de los cuidados, inmigración legal, activación del empleo y emprendimiento, particularmente de las mujeres, en el medio rural”.

Asegura en este sentido el Gobierno en su propuesta, que “de manera particular, se abordará aquella legislación que precarice de manera más acusada a jóvenes y a mujeres, retrasando su emancipación social y económica y lastrando la natalidad”.

Apunta el documento que todo ello “hace imprescindible articular una respuesta que refuerce la cohesión económica, social y territorial, que resulte en una sociedad más justa, más solidaria y resiliente mediante el refuerzo del estado de bienestar, el sistema educativo, el impulso del empleo de calidad, un sistema fiscal justo, el cierre de brechas sociales y territoriales, el desarrollo del medio rural y la justicia intergeneracional” .

Apuesta por los territorios rurales y señala que es “necesario articular medidas específicas para la España despoblada que faciliten el desarrollo de nuevos proyectos profesionales, el acceso a la igualdad de condiciones a servicios públicos, la fijación de población y la atracción de talento, así como un uso sostenible de nuestros recursos”.