Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El salón de actos del IES Matarraña de Valderrobres será una sede de la Evau en la provincia

La Evau arranca este martes en la provincia con 8 sedes y un 15% más de alumnos

Siete institutos de la provincia y la EUPT acogen a 624 estudiantes para la prueba

La prueba de acceso a la Universidad, Evau, comienza hoy en Aragón y en Teruel marcada por las medidas de prevención para garantizar la salud de los participantes para ello se han incrementado las sedes para reducir el desplazamiento del alumnado y evitar aglomeraciones de gente. En Teruel se pasará de dos a ocho centros repartidos en seis localidades y, además, en este curso excepcional también se ha incrementado en un 15% el número de inscritos al examen.

La cifra total de estudiantes en Aragón es de 7.215, de los cuales 624 son alumnos de la provincia de Teruel donde el año pasado se presentaron un total de 539 (entre alumnos que realizaron las dos pruebas -obligatoria y voluntaria-, los que solo lo hicieron a una de ellas y los que se presentaron a subir nota). 

En la capital turolense habrá un total de tres sedes para la selectividad. Como cada curso, la Escuela Universitaria Politécnica acogerá los exámenes, en este caso del alumnado del IES Francés de Aranda, del CPIFP San Blas, el colegio Las Viñas, la Escuela de Arte y la Escuela de Hostelería. Además, se hará el examen en el IES Segundo de Chomón para los jóvenes de segundo de Bachillerato de este centro y para los del IES Santa Emerenciana; y en el IES Vega del Turia, para su alumnado.

Otras seis localidades tendrán sedes de la Evau. En el recinto ferial de Calamocha se examinarán los chicos del IES Valle del Jiloca de esta localidad y del IES Salvador Victoria de Monreal del Campo. Los institutos de Alcañiz (que todos los años acoge la prueba de acceso para el Bajo Aragón), Utrillas, Andorra y Valderrobres también participan en el proceso para evitar que sus alumnos tengan que desplazarse.

En el conjunto de Aragón, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte abrirá 68 centros educativos en 29 municipios, que se sumarán a las sedes de la Universidad de Zaragoza en las ciudades de Huesca, Teruel y Zaragoza, que también se verán aumentadas respecto a otros cursos al incorporar aulas de los edificios de Matemáticas, Geológicas y Veterinaria. De esta forma, la Universidad de Zaragoza abrirá aulas para acoger a los alumnos en las facultades de Derecho, Medicina, Ciencias Sociales y del Trabajo, Ciencias, Educación, Economía y Empresa, Veterinaria e Ingeniería y Arquitectura, además de los edificios de Matemáticas, Geológicas e Interfacultades en Zaragoza; de Empresa y Gestión Pública y de la Residencia de Jaca, en Huesca, y de la Escuela Politécnica en Teruel.

Mascarilla y distancia de dos metros durante los ejercicios

La Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragón han establecido una serie de protocolos con medidas higiénico-sanitarias para prevenir la transmisión del coronavirus durante la prueba de acceso a la Universidad.

En todo momento se respetará la distancia física interpersonal de dos metros. Los alumnos se deberán lavar las manos con gel hidroalcohólico o agua y jabón. 

Se accederá a los espacios cerrados con mascarilla higiénica que habrá que llevar bien colocada durante toda la prueba. 

Los protocolos incluyen medidas y recomendaciones que van desde el desplazamiento de los estudiantes hasta la corrección por parte de los docentes. Se recomienda al alumnado que haga el desplazamiento a pie en la medida de lo posible. Se establecerán tiempos de entrada y el acceso se realizará a medida que llegan. Si es posible, se habilitarán diferentes puertas de acceso al edificio y, en todo caso, se procederá a organizar los accesos con objeto de garantizar la entrada ordenada, siguiendo la señalética que se colocará al efecto. El alumnado no podrá ir acompañado por familiares a los lugares donde se realizan las pruebas, excepto aquellos con diversidad funcional. Los estudiantes irán accediendo a las aulas conforme vayan llegando, sin esperar fuera de los edificios, con una antelación mínima de 30 minutos a la hora de inicio de la prueba.

En la entrada de las aulas se ubicará un vocal corrector que es el que comprobará en su listado del aula el nombre del estudiante y solicitará que se quite su mascarilla a los efectos de proceder a su identificación, mostrando su documento de identidad.

En el momento de acceder al aula tras su identificación, cada estudiante tendrá que depositar la mochila y pertenencias personales en el lugar que le indiquen dentro del aula. 

En la mesa de examen podrá tener, además del documento de identidad, las etiquetas, bolígrafo negro o azul, y aquellos materiales que sean autorizados en algunas materias, y un botellín de agua sin etiquetas. No se podrá compartir material.