Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La familia del doctor Castañer recopila material sobre medicina en la posguerra La familia del doctor Castañer recopila material sobre medicina en la posguerra
Entre los documentos recopilados está el contrato de servicios médicos. Archivo Castañer Pamplona

La familia del doctor Castañer recopila material sobre medicina en la posguerra

Ha editado un libro que recoge documentación y fotografías del facultativo valenciano

Un médico de pueblo igual tenía que atender a un parto que curar una fractura porque era el único facultativo al que tenían acceso los habitantes del medio rural en plena posguerra española. Sin embargo, los pacientes del doctor José Castañer Rue tanto en Nogueruelas como en Talveila del Pinar (Soria) o en Santa Eulalia eran afortunados porque aunque la guerra le obligó a cerrar su clínica en la calle Purísima de Valencia era además de médico ­–obtuvo matrícula de honor en todas las asignaturas de Medicina– especialista en Puericultura, Pulmón y Corazón y Oftalmología. Ahora el libro Medicina rural en la posguerra, elaborado por su hija, Ana Castañer Pamplona, recopila los documentos de la época en la que fue médico rural en la provincia de Soria.

Su formación en Estados Unidos y Alemania no le impidió cuidar gallinas, conejos y un cerdo en la parte baja de su casa, como cualquier otro vecino de Talveila, cuando estuvo allí trabajando. Según el testimonio de una vecina, Juliana Andrés Marina, que a sus 92 años aún se acordaba del doctor Castañer, en su casa crió hasta una zorra que le regalaron sus pacientes y que acabó comiéndose a las gallinas. 

Ana Castañer Pamplona, que ha contado con la ayuda de sus hijos y nietos para la elaboración del libro, explica que han recopilado todo el material que tenían relacionado con la localidad soriana de Talveila. Los documentos incluyen tanto fotografías de la época como correspondencia que mantuvo Castañer con otros colegas alemanes y que llevan el matasellos del Tercer Reich. 

“Lo hemos hecho para que quede un testimonio de cómo era la vida de aquel momento y el importate papel que tenían los médicos rurales, que con sus propios medios tenían que atender lo que llegaba a su consulta”, indica la hija del doctor Castañer.

Entre los documentos más curiosos que se recogen en la obra están los catálogos que se recibían en las consultas médicas para hacer el pedido de material. En esos folletos se ofrecen múltiples utensilios que podía necesitar un médico de pueblo, como un cuchillos de amputación, agujas de sutura, perillas o jeringas, pinzas y tijeras de diversos tipos.

José Castañer Rue opositó a Inspector de la Seguridad Social, un departamento que todavía era incipiente en esa época en España, y se ocupó, según se recoge en el libro, de organizar los hospitales de Calatayud, Bilbao y Vigo. En Teruel fue director del Hospital Obispo Polanco y “creó la Escuela de Enfermería”, según apunta la autora del libro.