Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La familia del joven abatido en Andorra por la Guardia Civil se persona en la causa por homicidio La familia del joven abatido en Andorra por la Guardia Civil se persona en la causa por homicidio
La Policía Judicial, en la casa en la que ocurrieron los hechos

La familia del joven abatido en Andorra por la Guardia Civil se persona en la causa por homicidio

Dice que el relato de lo ocurrido "no se ajusta íntegramente a la realidad de los hechos"

La familia de Joel García Balaguer se ha personado en la causa abierta en los juzgados por un posible delito de homicidio y lesiones ante el abatimiento del joven en Andorra (Teruel) el 11 de enero, posiblemente por un disparo efectuado por un guardia civil.

La familia del joven ha enviado un comunicado a los medios de comunicación en el que informa de que el día 15 presentó un escrito ante el juzgado número 2 de Alcañiz (Teruel) y que se les tiene como personados y parte de las acusaciones como acusación particular.

Según informaron desde la Guardia Civil el día de los hechos, sobre las 17.00 horas del 11 de enero se recibió un aviso en el 112 en el que se alertaba de que un joven padecía un ataque de agresividad en un domicilio, hasta el que se desplazaron los sanitarios y una patrulla del instituto armado, que sin embargo no pudieron calmarlo.

Según el relato de los hechos proporcionado por la Guardia Civil, Joel García, de 30 años, atacó a uno de los agentes con un cuchillo, que no le dañó gracias al chaleco antibalas, momento en el que este se defendió y abatió al joven con un disparo de su arma reglamentaria, lo que le produjo la muerte.

La familia asegura este martes en su escrito, enviado por el abogado Carlos Guía, que este relato "no se ajusta íntegramente a la realidad de los hechos", y asegura que estos se aclararán en la correspondiente investigación judicial.

Los hechos del pasado día 11, se agrega en el comunicado, "son anómalos en todos los sentidos".

Según la familia, ante una solicitud de auxilio al 061 o al 112 por un brote psicótico existe un protocolo de actuación y, de hecho, la mayoría de las veces estas actuaciones "acaban bien", con la asistencia médica del enfermo o su ingreso en un hospital, "sin consecuencias violentas" para los médicos, las fuerzas de seguridad o el paciente.

Consideran "lógico" los familiares de Joel García que el agente manifieste una "posible legítima defensa en su actuación", pero insisten en que esto deberá probarse en un juzgado y que entretanto esta manifestación del agente es "de parte" y "no se corresponde totalmente con la realidad de los hechos".

Finalmente, la familia pide "respeto a su dolor" y que se eviten "especulaciones".