Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Policías a la puerta del Juzgado de Menores el pasado jueves cuando declararon los investigados. Bykofoto/Antonio García

La Fiscalía pide localizar a una quinta persona por el caso de la violación grupal

Los detenidos la semana pasada por su presunta implicación lo mencionaron solo con el nombre de pila

La Fiscalía de Menores ha dirigido un oficio a la Policía Nacional para que localice a una quinta persona en relación con la presunta violación grupal que fue denunciada la semana pasada por una menor de 16 años, por la que tres chicos de la misma edad han ingresado en un centro de internamiento de menores en Juslibol (Zaragoza), y un cuarto está en libertad pero investigado por estos hechos. El ministerio público quiere que se localice a esta quinta persona, que podría ser también un menor, a la que se refirieron el resto de detenidos en sus declaraciones, para determinar su grado de implicación en los hechos. 

Los menores de edad implicados en la presunta violación grupal denunciada por una menor de 16 años la semana pasada aseguraron en sus declaraciones ante la Fiscalía de Menores que había una quinta persona y que además habría intervenido. No se conoce su identidad, solo su nombre de pila y que al parecer es también menor de edad. El fiscal ha instruido diligencias para que se localice a esa posible quinta persona y ver su grado de implicación.

La presencia de esta quinta persona habría sido reseñada desde un principio tanto por la víctima, desde el mismo miércoles cuando fue asistida en el hospital, como por los investigados. El pasado jueves solo se tomó declaración, lo que en casos de menores se conoce como “oír exploración”, a cuatro de los presuntos autores, además de a la víctima y a dos testigos que llegaron a la cochera después de que hubiese sucedido todo.

La presencia de este quinto presunto implicado se puso de manifiesto en las declaraciones que los detenidos hicieron en la Fiscalía de Menores. No obstante, la identidad de esa persona es desconocida, ya que quienes estaban en la cochera cuando ocurrieron los hechos solo lo conocen con el nombre de pila y no han dado más referencias. Parece ser que es también menor de edad, aunque al no haber podido ser identificado ni localizado no puede asegurarse con rotundidad.

Al ser menores de edad el asunto lo está investigando la Fiscalía de Menores. Fuentes del ministerio público indicaron que se están haciendo las diligencias de localización de esa posible quinta persona, además de otras diligencias de investigación para avanzar en el esclarecimiento de los hechos.

Desde la Fiscalía de Menores señalaron a última hora de la mañana del miércoles que se han hecho las gestiones para la localización de esa persona que se mencionó durante las declaraciones del jueves, pero que por el momento la Policía Nacional no les había comunicado que haya sido localizada.

Además, si apareciesen más personas involucradas se irían citando, pero tampoco consta de momento al ministerio público que haya más testigos.

Por otra parte, en la mañana del miércoles no había llegado todavía a la Fiscalía de Menores ninguno de los recursos anunciados por las defensas contra la medida cautelar de internamiento en un centro de menores decretada por el ministerio público el jueves pasado. Desde la Fiscalía no descartaron que hubiesen podido llegar al Juzgado de Menores, pero sin que se les hubiese dado traslado todavía a ellos.

El recurso contra esa medida fue anunciado el viernes por los abogados de tres de los menores presuntamente implicados, todos ellos de 16 años, que fueron los que se enviaron al centro de internamiento de menores de Juslibol en la provincia de Zaragoza. Un cuarto investigado, que cumplió el día después de los hechos la mayoría de edad, quedó en libertad aunque con cargos.

La denuncia de esta presunta violación grupal conmocionó la semana pasada a Teruel, en donde se han producido muestras de repulsa por unos hechos sobre los que ha trascendido muy poco de lo sucedido al tratarse de menores de edad.

La presunta agresión sexual múltiple ocurrió en la tarde del miércoles de la semana pasada en una cochera de San Julián utilizada como peña por jóvenes. La víctima denunció posteriormente lo sucedido y fue asistida en el hospital Obispo Polanco esa noche.