Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

La Fuente del Deán de Teruel luce ya tal y como lo solicitó una joven en un Jueves Ciudadano La Fuente del Deán de Teruel luce ya tal y como lo solicitó una joven en un Jueves Ciudadano
Los responsables municipales y de las Fundaciones Térvalis y Santa María de Albarracín, con los restauradores en la fuente

La Fuente del Deán de Teruel luce ya tal y como lo solicitó una joven en un Jueves Ciudadano

Lidia Alcalá trasladó a la alcaldesa la necesidad de restaurar el monumento
banner click 244 banner 244

Andar con los ojos abiertos a lo que hay en el entorno y hacer por que mejoren. Eso es lo que hizo la joven turolense Lidia Alcalá y así se lo trasladó a la alcaldesa, Emma Buj, en un Jueves Ciudadano. El resultado está en marcha. Se trata de la restauración de la fuente del Deán.  Fue la propia alcaldesa la que explicó cómo hace un tiempo Lidia participó en el día de la semana que tiene audiencia con los vecinos y le trasladó esta idea.

“Una joven estudiante en Valencia me explicó que estaba haciendo su trabajo fin de grado y que lo estaba haciendo sobre la restauración de esta fuente”, contó.

Contactó con la Fundación Santa María de Albarracín, experta en patrimonio, y con la Fundación Térvalis y en este momento hay un convenio a tres bandas para actuar en el patrimonio de la ciudad. A esta le seguirá la de los Franciscanos y la de la Escalinata.

Ahora, la propia Lidia Alcalá ha sido una de las restauradoras que ha trabajando en recuperar el esplendor a esta fuente y “así hemos cerrado el círculo”, comentó la alcaldesa.

La restauradora señaló por su parte que estaba “orgullosa” de haber podido formar parte del equipo de restauración. “En su momento consideré que era muy importante conservar esta fuente porque la traída de aguas a Teruel marcó un antes y un después para la ciudad y necesitaba ser restaurada”.

Y es que esta fuente del siglo XVI forma parte de esa antigua traída, aunque no siempre ha estado en esta ubicación. Antes estuvo en el barrio del Arrabal y en los años 70 se trasladó a este emplazamiento, donde antes estaba la Fuente de Santa María.

Tal y como está la situación de los jóvenes hoy en día, Alcalá se sentía afortunada de poder haber hecho realidad el proyecto que realizó en la Universidad. “Ha sido muy satisfactorio y estoy orgullosa de ello y del trabajo  que han hecho también mis compañeras”, aseguró.

Escudo policromado

De los trabajos realizado durante los últimos meses, destacó la dificultad que ha supuesto retirar los materiales utilizados en las antiguas intervenciones en el monumento. “Los criterios de intervención no eran antes los mismos y los materiales utilizados estaban dañando a la piedra original”, explicó. Para ello se han utilizado técnicas como el láser, métodos novedosos siempre preservando el material original que es la piedra.

Pero además, también han aparecido restos de policromía en el escudo del toro y en los caños. “Antiguamente muchos de los monumentos estaban policromados”, comentó Alcalá.

El director de la Fundación Santa María de Albarracín, Antonio Jiménez, explicó que los trabajos realizados no solo son lo que se ve sino también lo que no se ve, como sanear las canalizaciones de agua donde había un escape de agua y había producido que se encharcara el sótano de la casa del Deán.

Además de retirar los cementos que dañaban la piedra, se han colocado morteros más adecuados y se ha hecho la reintegración formal y cromática de estos para el acabado final, que es el que se ve ahora.

La restauración se ha llevado a cabo durante dos meses y ha supuesto una inversión de más de 30.000 euros. Jiménez apuntó que la previsión es que antes de la Vaquilla esté finalizada la Fuente de los Doce Chorros, junto a los Franciscanos.