Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La incidencia de Covid en la prisión se ha reducido a 44 internos y 4 dudosos La incidencia de Covid en la prisión se ha reducido a 44 internos y 4 dudosos
Unas palomas alzan el vuelo en la prisión de Teruel, donde remite el brote de Covid

La incidencia de Covid en la prisión se ha reducido a 44 internos y 4 dudosos

Dos terceras partes de los que se infectaron en enero se han recuperado ya

La incidencia del covid en la prisión de Teruel se ha reducido esta semana a 44 internos positivos y 4 dudosos, después de haber tenido 132 personas contagiadas desde que estalló el brote dentro de los módulos penitenciarios tras ser detectado el primer caso el pasado 22 de enero. Los últimos datos facilitados por Instituciones Penitenciarias en la tarde del viernes indican que dos terceras partes de los reclusos que se infectaron se han recuperado ya, por lo que la normalidad se va a poder empezar a recuperar poco a poco.

De entrada Instituciones Penitenciarias informó que de los dos módulos para cuarentena que hay habilitados se va a volver a tener solo a uno, como había inicialmente desde que estalló la pandemia hace casi un año. 

La previsión es que durante este fin de semana se haga una reorganización para liberar el segundo módulo que se había habilitado, y reacomodar a todos los positivos en el módulo de origen, con lo cual se reducirá también la carga de trabajo entre el personal, que se ha visto incrementada de forma considerable a raíz del brote, al haber dado positivos una veintena de trabajadores, si bien en el último balance de datos facilitados por Instituciones Penitenciarias el jueves el número de positivos se había reducido a once.

En cuanto a los internos, el jueves se dieron unas cifras a la espera de los resultados de nuevas pruebas PCR y test serológicos que se habían hecho, por lo que Instituciones Penitenciarias actualizó a primera hora de la tarde del viernes los datos e informó de que del brote original de 132 internos quedaban positivos 44, y que además había otros 4 casos dudosos.

Esto supone que dos terceras partes de los que se infectaron se han recuperado ya del coronavirus y han dado negativo en las últimas pruebas que se les han hecho, ya que la semana pasada los resultados volvieron a arrojar cifras muy altas. Desde Instituciones Penitenciarias el jueves ya reconocieron que tal vez las segundas PCR que se les hizo a los reclusos se habían hecho demasiado pronto sin esperar a que se hubieran podido recuperar de la infección.

El brote desatado entre los internos en enero, después de que el primer positivo se conociese el día 22 de ese mes, llevó a la prisión de Teruel a poner en cuarentena a algo más del 70% de su población reclusa, además de haber dado positivos alrededor de una sexta parte de los trabajadores, y que obligó también al confinamiento domiciliario a la directora del centro. Afortunadamente todos los casos han sido asintomáticos o con síntomas leves y no ha sido precisa la hospitalización de nadie.

Desde dentro de la prisión se aprecia que la situación empieza a recuperar visos para que se vaya normalizando, sobre todo si después de este fin de semana se reorganiza el tema de los módulos de cuarentena y se reducen a solo uno, el que había en origen, como han indicado las fuentes de Instituciones Penitenciarias consultadas.

Por parte de los trabajadores se apuntó incluso la posibilidad de que a partir de la semana que viene puedan empezar a retomarse actividades para ir recuperando poco a poco la normalidad, puesto que reconocen que los internos lo han pasado mal porque han vivido un encierro dentro de su encierro, ya que la cuarentena les obligaba a estar aislados en las celdas.

No obstante, desde los trabajadores se apuntó que hasta que se recupere toda la normalidad en el centro habrá que esperar todavía un tiempo para evitar que se repita lo ocurrido. Los permisos siguen suspendidos de momento, igual que las visitas, mientras que los internos que tienen que salir por fuerza mayor o a un juicio por ejemplo, como sucedió con el celebrado el jueves por el matricidio de Pozondón, guardan cuarentena al regresar, según indicó Instituciones Penitenciarias.

Desde el personal se aseguró que debería darse una explicación de lo sucedido y cambiar los protocolos, ya que ha habido improvisación y las medidas se fueron adaptando de forma improvisada después de que se produjera el brote, y que la experiencia de lo ocurrido sirva al menos para que no vuelva a producirse.