Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La inserción laboral y el apoyo a emprendedores jóvenes y mujeres 
serán una prioridad en el Plan de Reto Demográfico La inserción laboral y el apoyo a emprendedores jóvenes y mujeres 
serán una prioridad en el Plan de Reto Demográfico
El impulso del turismo sostenible y la igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y jóvenes centran los ejes 4 y 5 del plan

La inserción laboral y el apoyo a emprendedores jóvenes y mujeres serán una prioridad en el Plan de Reto Demográfico

Otro de los ejes pone su atención en el impulso de un turismo sostenible en áreas rurales y de interior

El Plan de Medidas frente al Reto Demográfico aprobado por el Gobierno pone el foco de atención en uno de sus ejes en los jóvenes y las mujeres, vitales para el asentamiento de la población y revertir el proceso que viven las zonas rurales. Así se recoge en el eje quinto de este plan, en el que se plantean medidas orientadas a la inserción laboral de estos dos colectivos, así como a apoyar el emprendimiento de ambos como una prioridad. Otro de los ejes pone su atención en el impulso de un turismo sostenible.

Ambas políticas centran los ejes cuarto y quinto del Plan de Medidas, que inciden en el potencial y las posibilidades que tienen tanto los jóvenes como las mujeres para desarrollar un proyecto de vida en los pueblos si se les ayuda con las herramientas adecuadas, al igual que el valor añadido que para estos territorios tiene el turismo sostenible frente a las masificaciones.

El objetivo de las doce medidas recogidas en el eje quinto del plan es favorecer la igualdad de derechos y oportunidades de las mujeres y de los jóvenes en las zonas rurales, desde el convencimiento y la constatación de que las dinámicas socioeconómicas de estos territorios afectados por la despoblación “genera una brecha de desigualdad tanto con las mujeres como los jóvenes, que encuentran serias dificultades para desarrollar sus proyectos personales, profesionales y familiares en condiciones de equidad, pese a su cualificación y competencia”.

Las medidas propuestas buscan que ambos puedan desempeñar un papel “esencial” en la revitalización de las zonas rurales mediante la “atracción y la fijación del talento de las mujeres y los jóvenes, su capacitación, y la creación de oportunidades para el emprendimiento”, con el consiguiente impulso al desarrollo económico y social de los pueblos del interior, según indica el documento.

Junto a la generación de oportunidades, el plan de medidas atiende “la igualdad de derechos de las mujeres en el territorio, tanto avanzando en conciliación y la corresponsabilidad, como garantizando la seguridad y atención a las víctimas de violencia de género”.

Este eje pretende impulsar el empoderamiento de las mujeres y desarrollar las condiciones objetivas para el fomento del emprendimiento, además de avanzar en la mejora de la educación, la formación profesional y la capacitación digital en las áreas rurales para mujeres y jóvenes. Las medidas recogidas buscan adecuar las acciones para asegurar la equidad en políticas de igualdad en el medio rural.

Entre las doce medidas planteadas, cuyo desglose puede verse en el cuadro de la derecha, está previsto conceder a estos colectivos préstamos participativos para la creación y el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas. Para todos los sectores productivos a través de las líneas de la Empresa Nacional de Innovación S.A. (Enisa), dotadas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (Mincotur), y dentro del sector agroalimentario con las dotaciones habilitadas por el Ministerio de Agricultura para gestión, también a través de la misma línea. 

Además, se apoyarán y potenciarán los proyectos empresariales innovadores y de alto contenido tecnológico liderados por mujeres, a través de una dotación habilitada por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (Mineco), que será gestionado igualmente por la empresa pública Enisa.

Se fomentarán por otra parte  proyectos piloto de inserción laboral en el sector textil y agroalimentario destinado a jóvenes, mujeres y a mujeres jóvenes. Las propuestas habrán de partir de una tarea previa de identificación, para organizar proyectos a través de cooperativas o empresas de inserción.

Relevo generacional

También se impulsarán actuaciones para favorecer el relevo generacional de la actividad agraria, a través del apoyo a los jóvenes y a las mujeres rurales. Junto a las líneas de trabajo que se están diseñando para apoyar a los jóvenes y a las mujeres en el marco del futuro plan estratégico nacional de la futura PAC, desde el Ministerio de Agricultura se proponen como medidas concretas un programa de visitas formativas de jóvenes agricultores en explotaciones modelo, y una línea de apoyo para el desarrollo de proyectos empresariales de mujeres rurales.

Otra política que se va a implementar será el impulso de medidas que fomenten la conciliación corresponsable en el medio rural en coordinación con los organismos de igualdad de las Comunidades Autónomas y, en colaboración con la Femp, programas de apoyo en el medio rural para conseguir aumentar corresponsabilidad entre mujeres y hombres, así como una mejor distribución equitativa de la responsabilidad en los cuidados, y la empleabilidad.

Por otra parte, se va a impulsar un proceso de empoderamiento y capacitación de las mujeres en el ámbito rural en materia de emprendimiento, lucha contra la despoblación, desarrollo sostenible y transición ecológica, así como apoyar aquellas asociaciones reconocidas que trabajan en dichas líneas de actuación.

La seguridad y la lucha contra la violencia de género es otro de los aspectos en los que inciden las políticas del Plan de Medidas frente al Reto Demográfico. Se fortalecerá para ello la seguridad y la atención a las víctimas de violencia contra las mujeres en el ámbito rural mediante el impulso de las medidas contempladas en el Plan de Acción de la Guardia Civil contra la Violencia sobre la Mujer, como el refuerzo de la atención especializada, de las unidades implicadas en la seguridad de las víctimas, y la adecuación y dotación de instalaciones de atención específica, entre otras. También se garantizarán los recursos destinados a la prevención.

La formación y el avance en la equidad en el cooperativismo agrario serán otros ejes fundamentales que se desarrollarán dentro del plan. Así, está previsto  desarrollar proyectos de capacitación digital para mujeres trabajadoras del sector agrario, principalmente eventuales y jornaleras, de manera complementaria a su contratación laboral en el marco del Programa de Fomento del Empleo para realizar trabajos de interés social en zonas rurales deprimidas, como conservación y mantenimiento del medio rural, forestal, patrimonial y medioambiental y para mejorar las infraestructuras de los pueblos.

Otra línea de trabajo del plan estará dirigida a prevenir el abandono temprano de la educación, además de favorecer el emprendimiento joven a través de proyectos y el Erasmus rural mediante subvenciones y la realización de prácticas en entornos rurales o en riesgo de despoblación.

Se plantea asimismo un Plan para la Formación Profesional, el Crecimiento Económico y Social y la Empleabilidad mediante una oferta modular y estrategias no regladas a través de iniciativas como las Aulas Mentor, que se prevén multiplicar hasta alcanzar los 3.000 municipios en cuatro años.

Por último, se promoverá el liderazgo de las mujeres que trabajan en las cooperativas agrarias, un sector que tradicionalmente ha estado masculinizado.

Destinos sostenibles

El Plan de Medidas concibe la actividad turística como un motor económico y social importante para el medio rural, que puede ser una palanca de desarrollo de estos territorios a la vez que con las iniciativas que vayan surgiendo dentro del mismo se consiga frenar la despoblación. Para ello en el cuarto eje se plantean siete medidas dirigidas al desarrollo de destinos turísticos sostenibles en áreas rurales y de interior, la transición digital y ecológica de la oferta existente en las zonas rurales, y la valorización del patrimonio histórico local a través de la rehabilitación del mismo para usos turísticos.

Entre las acciones contempladas se impulsará un Programa de sostenibilidad turística en destinos como eje vertebrador del territorio, a la vez que un Plan de desarrollo de producto turístico sostenible para diversificar la oferta turística a través de la competitividad y ofreciendo la posibilidad de disfrutar de estos destinos fuera de la temporada veraniega.

También se impulsará un Plan de fomento de la economía circular en el turismo, financiándose proyectos de kilómetro cero, reciclado de aguas o segregación de residuos.

La conservación del patrimonio desempeñará otro papel importante, así como la potenciación de un turismo saludable de naturaleza. Junto a ello se impulsarán planes de transformación digital de los destinos turísticos, y de la mejora de la competitividad basado en la innovación.