Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La licitación del proyecto del Museo de la Guerra Civil es inminente La licitación del proyecto del Museo de la Guerra Civil es inminente
Lugar en la avenida Zaragoza de Teruel donde se construirá el Museo de la Guerra Civil

La licitación del proyecto del Museo de la Guerra Civil es inminente

La intención es que el inicio de las obras pueda arrancar el próximo año

La licitación del proyecto constructivo del Museo de la Guerra Civil en Teruel es inminente, según han indicado a este periódico fuentes del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón. A esta iniciativa cultural, que pretende ser también un lugar de memoria democrática, se le han asignado 3 millones de euros con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) de 2020, mientras que en el del año pasado tenía otro medio millón.

Desde el Departamento de Educación, Cultura y Deporte indicaron que se está trabajando en el pliego de la licitación del proyecto constructivo, que esperan lanzarlo en las próximas semanas, y que la intención es que en 2021 pueda haber obras.

Las mismas fuentes señalaron, no obstante, que todo dependerá de todo el proceso administrativo que lleve la adjudicación del proyecto, su redacción y la posterior licitación de la obras.

Este proyecto empezó a tomar cuerpo en la pasada legislatura impulsado por tres departamentos, los de Cultura, Presidencia y Vertebración del Territorio, ya que el mismo tiene una triple finalidad en lo que a difusión histórica y cultura se refiere, la recuperación de la memoria democrática y su vertiente turística.

La iniciativa ha tenido continuidad con el actual gobierno y en agosto del año pasado el actual consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, ya aseguró que el proyecto seguía siendo una “prioridad” para el Ejecutivo aragonés y que la intención era que las obras se pudiesen licitar a finales de 2020.

No obstante, este ejercicio  ha sido complejo por la pandemia, pero no se ha dejado de trabajar en el anteproyecto y el proyecto museográfico. Tras la confirmación la semana pasada de que esta iniciativa contará con 3 millones euros en el Fite de 2020, con lo cual se pueden iniciar ya obras, desde la consejería de Educación indicaron que va a ser inminente la licitación del proyecto, para que una vez adjudicado y redactado se pueda licitar su construcción y que empiecen las obras en el solar que hay reservado para este fin en la avenida Zaragoza de la capital turolense, donde unas lonas indican desde hace ya dos años y medio el destino futuro que va a tener este espacio.

Las mismas fuentes señalaron que siempre ha sido un proyecto estratégico para el departamento, y sigue siéndolo, después de que  a mediados de 2018 el Consejo de Gobierno de la DGA aprobara el decreto de creación del Museo de la Guerra Civil, cuyas instalaciones estarán concebidas, según se indicó entonces, para que los objetos “hablen” y se agiten las memorias.

Cuando la iniciativa se presentó formalmente a mediados de 2018, se indicó que se trataba de un proyecto ligado tanto a la memoria democrática como a la cultura y el turismo.

En aquella presentación se anunció que estaba previsto invertir 8,7 millones de euros en la construcción y el equipamiento de estas instalaciones en la avenida Zaragoza, si bien el presupuesto dependerá finalmente de lo que indiquen los pliegos de condiciones para la licitación del proyecto constructivo.

Previsiones

Siempre de acuerdo con aquel anuncio hecho en 2018 y con las expectativas que se plantearon entonces, el centro, de 3.500 metros cuadrados, pasará a formar parte de la red de museos del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón una vez construido.

En aquella presentación, que concitó la presencia de los tres consejeros que entonces estaban al frente de los departamentos que impulsaban esta iniciativa, se indicó que en su interior habría dos grandes módulos museográficos, unos para mostrar lo que fue la guerra civil, y otro centrado en lo que pasó en Teruel, donde se desarrollaron los más violentos y destructivos ataques contra la población civil entre el 15 de diciembre de 1937 y el 22 de febrero de 1938.

Además, las instalaciones contarán con un gran recinto al aire libre donde estaba previsto exhibir materiales pesados decombate, como acorazados y tanques, además de incorporar un memorial por la paz como un espacio de recuerdo y homenaje a todas las víctimas de la guerra civil.