Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Presentación de la nueva normalidad

La mascarilla, la distancia y los aforos al 75%, claves de la nueva normalidad en Aragón a partir del domingo

Lambán ha explicado las novedades

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha apelado este viernes a la "responsabilidad individual" en la nueva normalidad en la que la comunidad entrará este domingo, una vez que decaiga el estado de alarma, y en la que los aforos con carácter general serán del 75 por ciento para evitar aglomeraciones, porque la crisis sanitaria "no ha terminado".

Acompañado de la consejera de Sanidad, Sira Repollés, Lambán ha comparecido ante los medios tras la celebración de un Consejo de Gobierno que ha conocido los detalles de la orden que establece las condiciones de la vuelta a la normalidad en Aragón y que publicará este sábado el Boletín Oficial (BOA).

El texto recoge indicaciones de carácter general en esta nueva normalidad en la que entrará Aragón el domingo, aunque por "su entidad y complejidad" tanto las residencias de mayores como la educación y vuelta al colegio en septiembre "se regularán aparte", ha añadido Repollés.

La responsabilidad individual, manteniendo la distancia social, el metro y medio de distancia, el uso de mascarillas en espacios cerrados y al aire libre cuando no sea posible mantener esa distancia y la higiene de manos son las principales recomendaciones de esta orden que establece además aforos del 75 %, salvo en los locales de ocio nocturno, que son al 50 %, y prohíbe la celebración de fiestas patronales hasta el 30 de septiembre.

Se recuperan los eventos deportivos con limitaciones de aforos al 75 %, el uso de mascarilla cuando no se garantice la distancia de seguridad y habrá una normativa y permiso especial de Salud Pública para aquellos eventos en los que el aforo sea mayor de 1.000 participantes. Los espectáculos y la actividad cultural recupera también aforos del 75 %.

En cuanto al ocio juvenil, la orden mantiene las restricciones de acampada con tiendas de campaña, permite los campos de trabajo con límite de 20 participantes y las colonias con pernoctación en albergues desde los 12 años, con grupos de 50 personas, aunque las actividades se harán en grupos menos numerosos.

Además, se permiten las colonias urbanas para todas las edades y se amplían los aforos en las piscinas a un 75 % (estaban a un tercio), mientras que en las zonas de juegos infantiles se permiten todas las actividades al aire libre "siempre con condiciones de higiene y limpieza y distancia social".

En el capítulo de ocio nocturno, la orden amplía de un tercio al 50 % los aforos, que no llegan al 75 % general, y se permite la ocupación con mesas de la zona de baile.

Repollés ha insistido en que aunque la evolución de la pandemia es "favorable", la situación epidemiológica es "inestable" y requiere "cautela" y ha añadido que por tratarse también de una situación "dinámica" a la que estará vigilante Salud Pública, puede suponer "modificaciones".

Antes de detallar el contenido de esta orden, Lambán ha reflexionado sobre los tres meses vividos desde que se declaró el estado de alarma por la pandemia de la COVID-19 y ha apuntado que la forma en la que se afronten las próximas semanas será "determinante" para sentar las bases en la manera de entender la relación con la ciencia, los cuidados, la sanidad y los servicios sociales y las políticas públicas y aprender de la experiencia vivida.

Ha enfatizado además que Aragón ha sido "siempre leal" al Gobierno de España, apoyando las decisiones y medidas que ha tomado en el decreto del estado de alarma y sus prórrogas, y trasladando durante 14 domingos en las videoconferencias con el presidente Pedro Sánchez la visión de Aragón, cuyos intereses ha puesto "siempre por delante".

El plan de rescate del turismo, medidas para el sector del automóvil o la atención a la infancia han sido algunas de las medidas en las que Aragón ha sido pionera para solicitarlas al Gobierno central en una crisis en la que, como Gobierno autonómico, ha estado "a la altura de las circunstancias", como lo ha estado la "sociedad aragonesa en su conjunto", en su parte civil, social e institucional, que ha tenido un comportamiento "ejemplar" y de la que está "francamente orgulloso" como presidente.