Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Fosa común localizada en el cementerio de Alcañiz el año pasado

La nueva ley de memoria democrática busca acabar con 174 fosas comunes en la provincia de Teruel

En Aragón hay identificadas 624

La nueva ley de memoria democrática, que ampliará la actual de memoria histórica, pretende abrir las fosas comunes de la Guerra Civil y el franquismo, con 624 identificadas en Aragón (251 en Zaragoza, 199 en Huesca y 174 enTeruel).

Así lo ha adelantado el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, quien visita este miércoles Aragón para reunirse con las asociaciones memorialistas y conocer la fosas comunes de Farlete (Zaragoza) y la ruta Orwell de la sierra de Alcubierre.

Acompañado por el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, y la delegada del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría, Martínez ha atendido a los medios de comunicación antes de su encuentro con las principales agrupaciones defensoras de la causa en la Comunidad.

Durante esta reunión, el consejero ha anunciado a las asociaciones que la concesión de las ayudas para sus actividades, con un presupuesto de 200.000 euros, saldrá publicada en el Boletín Oficial de Aragón esta misma semana.

Por su parte, Martínez ha explicado el contenido del nuevo texto, que todavía es anteproyecto de ley, y que "trata de subsanar las lagunas" de la ley del 2007.

Comenzará a tramitarse cuando el Gobierno central cuente con un nuevo presupuesto, ya que en este momento, con los presupuestos prorrogados, no existe una partida.

"En este momento tenemos cero euros de partida, que es lo que hemos heredado del Gobierno del Partido Popular. En cuanto haya presupuestos, se firmará", ha asegurado el secretario de Estado de Memoria Democrática.

Una de las prioridades del Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez será "acabar con las fosas comunes" mediante un plan cuatrienal, que a lo sumo podría prolongarse una legislatura y media.

Y es que, como ha insistido el historiador, "la democracia no puede seguir teniendo fosas comunes", tal y como reiteran "sistemáticamente" los organismos internacionales.

El responsable de Memoria Democrática ha estimado que antes de la posguerra se podía hablar de unos 150.000 desaparecidos en España, aunque en la actualidad solo se podrían recuperar entre unos 20.000 y 25.000 cuerpos.

Desde el año 2000 hasta diciembre del año pasado se ha conseguido intervenir en más de 740 fosas comunes y exhumar unos 9.000 cadáveres, de los cuales un tercio han podido ser recuperados por sus familias.

En Aragón se ha intervenido en poco más de un centenar de fosas (60 en Zaragoza, 29 en Huesca y 13 en Teruel), mientras que al menos 64 han desaparecido.

Como ha apuntado Martínez, "una de las grandes demandas era que fuera el Estado el que asumiera el liderazgo de las medidas de búsqueda de las personas desaparecidas", ya que el reconocimiento, dignificación y reparación son un deber "ineludible" de la vida política, y "signo de calidad de nuestra democracia".

El anteproyecto de ley pretende "poner a las víctimas en el centro de la acción pública" (con acciones como la declaración de nulidad de las sentencias y resoluciones de los tribunales de excepción); valorar el papel de las mujeres en la vida política, intelectual y en defensa de la democracia y reconocer el representado por el movimiento memorialista.

Además, busca garantizar el derecho a la investigación de las violaciones que se produjeron durante la dictadura y la Guerra Civil, con la creación de una sala específica para ello.

Y como es deber de la memoria establecer las "garantías de no repetición", el historiador ha agregado que "el tema va a entrar en la escuela", para que los estudiantes puedan conocer "las luchas que se han conseguido en pro de conquistar los derechos".