Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Furgonetas de reparto estacionadas en la calle San Juan de Teruel

La pandemia destruye 2.000 empleos en la provincia de Teruel en el segundo trimestre

El número de ocupados se queda en 54.700, el 55,07% de la población activa turolense

El número de ocupados en la provincia de Teruel descendió en 2.000 personas (1.300 mujeres y 700 hombres), lo que supone un 3,52%, en el segundo trimestre de 2020 respecto al anterior, coincidiendo con los meses más duros del confinamiento por la pandemia de la Covid-19, lo que deja la tasa de actividad en el 55,07%. En cuanto al paro, aumentó en 700 personas (un 10,7%) hasta las 7.200 (3.900 hombres y 3.300 mujeres), lo que deja la tasa en el 11,59%.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística, esta cifra –que incluye a los afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE)– deja el total de ocupados en 54.700 (31.000 hombres y 23.700 mujeres), la cifra más baja desde el primer trimestre de 2017. 

Respecto al segundo trimestre de 2019, el número de ocupados en la provincia bajó en 2.600 personas, un 4,53% menos, y el paro se elevó en 600 personas, un 8,3% más.

El mercado laboral aragonés refleja en el segundo trimestre de 2020 el deterioro sufrido como consecuencia de la pandemia Covid-19, teniendo en cuenta además que los trabajadores en situación de ERTE siguen siendo considerados como ocupados, por lo que la caída de la ocupación y el aumento del desempleo se debe a las personas que han perdido su empleo durante el trimestre. 

A 30 de junio había en la provincia de Teruel 583 personas (367 hombres y 216 mujeres) en situación de ERTE.

Según el Gobierno de Aragón, una parte relevante de las personas que han perdido su empleo no han pasado a la situación de parados, sino a inactivos por imposibilidad en la búsqueda de empleo en buena parte del trimestre por el confinamiento y el cierre de empresas, además del desánimo de la población por las escasas perspectivas de obtener un puesto de trabajo en el corto plazo.

Así, la tasa de paro en la provincia de Teruel se situó en el segundo trimestre de 2020 en el 11,59% de la población activa aragonesa, 1,3 puntos más que un año antes (10,29%), 0,19 puntos menos que la media aragonesa (11,78%) y 3,74 puntos menos que la nacional (15,33%).

Huesca se mantiene con la tasa de paro más baja, del 10,78% con 11.500 desempleados, seguida de Teruel, del 11,59% y 7.200 parados, y Zaragoza, del 12,03% y 56.400 desempleados.

Por comparación con el resto de Comunidades Autónomas, Aragón ocupa la cuarta posición con menor tasa de paro, por detrás de País Vasco (9,13%), Navarra (10,08%) y La Rioja (10,11%).

La tasa de paro juvenil, de entre 16 y 24 años de edad, se situó en el primer trimestre de 2020 en el 26,98 % de la correspondiente población activa en Aragón, más de doce puntos por debajo de la media nacional.

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro durante el segundo trimestre de 2020 se situó en Aragón en un total de 27.800, lo representaba el 7,43% del total de hogares aragoneses donde había al menos un activo, 1,24 puntos por debajo del promedio nacional.

La población activa en el segundo trimestre en la provincia de Teruel se situó en 61.900 personas (34.900 hombres y 27.000 mujeres), 1.300 menos que entre enero y marzo (un 2% menos) y 1.900 menos que en el mismo periodo del año pasado (el 2,97% menos).

Por sectores productivos, la ocupación en la provincia de Teruel respecto al primer trimestre del año cayó en todos salvo la agricultura, que aumentó un 7,5%, equivalente a 300 empleos más, mientras que descendió un 1,65% en industria (200 empleos menos), un 12,24% en construcción (con una pérdida de 600 puestos) y en servicios un 4,48% (equivalente a 1.600 ocupados menos). 

En comparación con el segundo trimestre de 2019, la ocupación descendió en todos los sectores: en industria en 300 personas; en agricultura y construcción en 400 y en servicios en 1.600.

El número de inactivos en la provincia turolense alcanzó las 50.500 personas, de las que 25.000 son jubiladas o pensionistas y 7.800 estudiantes.