Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La pandemia propicia que los turolenses miren más a casa a la hora de hacer turismo La pandemia propicia que los turolenses miren más a casa a la hora de hacer turismo
Un técnico, atendiendo la oficina de turismo de Teruel este puente. Bykofoto/A.G.

La pandemia propicia que los turolenses miren más a casa a la hora de hacer turismo

En algunos monumentos y puntos de interés se ha notado un aumento de visitantes de municipios de la provincia
Cruz Aguilar

La situación de pandemia sanitaria a nivel mundial ha convertido el medio rural en un lugar atractivo para las vacaciones. También los propios habitantes de los pueblos y ciudades provinciales han mirado más a sus vecinos a la hora de hacer turismo y eso se ha traducido en un ligero repunte de visitantes procedentes de la provincia de Teruel en algunos de los principales focos turísticos.

Desde el centro de gestión de la Red de Oficinas de Turismo de Aragón, que depende del Gobierno de Aragón, indican que en algunas sí se ha notado un incremento de visitantes procedentes de la provincia entre el 1 de julio y el 12 de octubre con respecto a las cifras manejadas en ese mismo periodo en 2019. Entre las que han registrado un aumento de clientes de cercanía están las de Calaceite, Cantavieja, Albarracín, oficina comarcal de Matarraña, Puertomingalvo, Alcalá de la Selva y Andorra.

Sonia Rubio, que es la responsable de a Oficina de Turismo de Teruel, apunta que se pregunta por la comunidad de procedencia, no por la provincia, pero indica que sí han notado un incremento de consultas por parte de los turolenses, principalmente de los habitantes de la propia ciudad. Entre las peticiones más demandadas de este verano se encontraban las rutas cercanas, como la red de senderos locales, el Camino de las Arcillas, el Barranco de Barrachina o el camino natural Del Río Guadalaviar. 

También, dice Rubio, recibieron a muchos vecinos de la capital que querían salir a pasar el día por la provincia: “Por ejemplo cuando abrieron el parque de fauna La Maleza, en Tramacastlla, hubo muchos que vinieron preguntando por senderos para completar el día”, dice. Otros de los lugares que han despertado el interés de los habitantes de Teruel han sido los estrechos del Río Ebrón, los Amanaderos de Riodeva, el nacimiento del Pitarque o el barranco de La Hoz en Calomarde. 

Pese a la amplia trayectoria de la oficina de turismo, muchos turolenses la han pisado por primera vez a raíz del Covid porque, como recuerda Sonia Rubio, “se sorprendían de ver las maquetas de la Catedral o las Minas de Libros, sobre las que también preguntaban para ir aprovechando la ruta hasta los Amanaderos de Riodeva”.

En el Castillo de Peracense se ha notado ese repunte de visitantes de la provincia de Teruel y si la media en años anteriores era de entre el 15 y el 16%, este año se ha situado en el 21% y algunos meses ha llegado incluso al 26%. Además, Jesús Franco, de la empresa Acrótera, que es la que gestiona la fortaleza, especifica que en el mes de agosto, que es cuando más visitantes de otros lugares se pudieron atender en el castillo, el porcentaje fue del 18%, frente al 17% del año anterior, y que es precisamente esa cifra la que baja la media del resto de los meses post-confinamiento.

En el Castillo de Mora de Rubielos el número de visitantes turolenses en los meses de julio, agosto y septiembre fue de 722, frente a los 726 del pasado año. Sí se notó un repunte en julio, con 214 frente a los 180 del año anterior, y también en septiembre –181 este año y 123 en 2019–, pero en agosto los 327 turolenses que recorrieron el monumento quedaron lejos de los 423 que lo hicieron en agosto del pasado ejercicio. 

En el Castillo de Valderrobres el incremento porcentual en lo que respecta a los visitantes de la propia provincia ha sido mínimo y se ha pasado del 3,49 de 2019 al 3,68%. Manuel Siurana que es el responsable de la Fundación Valderrobres Patrimonial, plantea que estas cifras son lo esperado si se tiene en cuenta que “la provincia no puede aportar más de 100.000 clientes potenciales frente a los 7 millones que tenemos en Cataluña y que suponen el 37% de los visitantes del castillo”. 

Desde Dinópolis explican que en el parque paleontológico no ha habido incremento y que los datos de visitantes procedentes del territorio turolense se han mantenido con respecto a periodos anteriores.  En el parque de fauna de La Maleza, de Tramacastilla, aseguran que las visitas de gente de Teruel han sido escasas, pero confían en aumentarlas.

Cristina Sáez, responsable de la empresa de guías El Andador, de Albarracín, explica que sí ha percibido un buen número de personas procedentes de la provincia de Teruel, principalmente oriundos de otras Comunidades Autónomas pero con su segunda residencia en algún pueblo turolense. “Son hijos y nietos de turolenses que tienen aquí sus casas familiares y han elegido la Sierra de Albarracín para pasar el día”, comenta, para añadir que esas visitas se agradecen todavía más en un año como el actual. 

Oficinas de turismo

Las visitas procedentes de la propia provincia de Teruel han sido relevantes en algunos de los caos y también hay puntos de interés turístico y oficinas de turismo que han notado un repunte de usuarios aragoneses. Según apuntan desde la Red de Oficinas de Turismo de Aragón, entre el 1 de julio y el 31 de agosto se recibieron en las oficinas de turismo provinciales un total de  75.083 consultas, lo que supone una reducción del 40% con respecto al mismo periodo del año anterior. La Comunidad Valenciana es l que más visitantes ha aportado, con 25.180 personas seguida de Aragón, con un total de 14.341 usuarios. Después está Cataluña, con 12.987 turistas; Madrid (7.533 personas) y Andalucía, con un total de 1.862 usuarios. 

Este incremento se aprecia claramente en algunos monumentos, como el Castillo de Mora de Rubielos, donde de los 1.708 turistas que hubo entre julio y septiembre el pasado año, se ha pasado a 2.112 en este 2020, lo que supone un incremento de casi un 24% con respecto a 2019.

También Cristina Sáez, de la empresa de visitas guiadas El Andador de Albarracín  destacó el aumento de visitantes procedentes de Zaragoza durante este verano.

Conjunto Amantes

Un total de 654 turolenses han visitado el Conjunto Amantes del 1 de julio al 22 de octubre. Esta cifra supone un 3,02% del total de visitas recibidas en este periodo, que asciende a 21.599 personas. Supone un incremento considerable con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando el porcentaje de visitantes turolenses fue de 1,60% del total recibido.

 El Conjunto Amantes abrió sus puertas el 1 de julio de 2020  –cerró el 12 de marzo de a causa del Covid-19– cuando  la movilidad interprovincial   se había restituido a nivel nacional. El pasado  día 22 de octubre clausuraron de nuevo a causa del cierre perimetral de la ciudad de Teruel.

Destaca el incremento del número de visitantes turolenses (4,50% en el mes de julio), que creen que fue a raíz del Concurso Cuéntanos tu propia historia de los Amantes que organizó la Fundación Amantes junto con DIARIO DE TERUEL durante el confinamiento y que permitió que las familias turolenses descubrir el Conjunto Amantes.  

En cuanto a la media de visitas turolenses en los años anteriores, fue en 2019 del 2,22% y en 2018 del 2,56%. En ambos años se toman los datos desde el 1 de enero al 31 de diciembre.

Castillos abiertos

A la provincia de Teruel apenas llegan turistas porque al cierre perimetral de Aragón se suma el de las tres capitales aragonesas. La mayor parte de los puntos de interés turístico han cerrado sus puertas pero hay otros, entre los que están los castillos de Mora de Rubielos y Peracense o el Museo Minero de Escucha siguen abiertos. También está operativo el parque de fauna La Maleza, en Tramacastilla, aunque ha limitado su horario a los viernes, sábados y domingos debido a las circunstancias.

Jesús Franco, que forma parte de la empresa Acrótera, que es la que se ocupa de la gestión del Castillo de Peracense, explica que, al igual que hicieron cuando se levantó el confinamiento domiciliario, su pretensión es propiciar la llegada de visitantes, aunque sean pocos, y con ellos reactivar la economía de los servicios que hay en los pueblos más cercanos a la fortaleza, como Peracense o Rodenas. 

Sonia Rubio, responsable de a Oficina de Turismo de Teruel, explica que estos días de puente recibieron algunas peticiones en el espacio de información por parte de los funcionarios, como maestros o sanitarios, que están por primera vez en Teruel y quieren aprovechar el confinamiento perimetral para recorrer los rincones más interesantes de la ciudad. 

“También tenemos muchas llamadas, el teléfono no para de sonar, de gente que pregunta por la situación de Teruel y, aunque les decimos que a la ciudad no se puede acceder, sí les damos información para que cuando esté todo abierto puedan entrar”, comenta. 

La guía de El Andador de Albarracín, Cristina Sáez, ha estado todo el puente al pie del cañón, aunque reconoce que solo ha atendido a una persona. “Estamos en un puente, tenemos que estar abiertos”, decía, para reconocer después que en los 22 años de profesión jamás había visto Albarracín tan vacío.