Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

La patronal turolense, preocupada por el efecto de la inflación en el empleo tras el periodo estival La patronal turolense, preocupada por el efecto de la inflación en el empleo tras el periodo estival
Oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ubicadas en la calle Nicanor Villalta de la capital turolense

La patronal turolense, preocupada por el efecto de la inflación en el empleo tras el periodo estival

La consejera Gastón valora que aumente la actividad en un marco de incertidumbre
banner click 244 banner 244

CEOE-Cepyme Teruel se congratuló del descenso del paro registrado y del aumento de la afiliación en junio, pero mostró su preocupación por lo efectos que pueda tener la inflación y el elevado coste de las materias primas en la creación de empleo una vez que termine el periodo estival.

El responsable del área Laboral de CEOE-Cepyme Teruel, Paco Ibáñez, valoró positivamente el descenso del paro y el aumento de la afiliación a la Seguridad Social en junio, “un mes habitualmente bueno para el empleo”. Sin embargo, alertó de la necesidad de ver qué pasa tras el verano porque “las previsiones que manejamos las organizaciones empresariales es que la actividad económica se va a ralentizar bastante”, añadió.

“Esperamos un otoño caliente dados los niveles de inflación, el alto precio de las materias primas, los problemas con la logística y la guerra de Ucrania. Todo esto genera una situación de incertidumbre, que nunca es buena para la actividad empresarial. Algunas empresas están reduciendo su producción por el encarecimiento de la energía y pueden ser más si no cambia la situación”, argumentó.

Por eso, CEOE-Cepyme recordó al Gobierno central la necesitad de aplicar las ayudas al funcionamiento empresarial “porque las economías más débiles, como la de nuestro territorio, tienen otros problemas añadidos”, como la despoblación.

La secretaria general de CCOO Teruel, Pilar Buj, valoró “muy positivamente que el paro siga descendiendo, que las contrataciones indefinidas sigan aumentando y que la afiliación a la Seguridad Social también lo haga”.

Añadió que “también son buenas noticias” para la provincia la creación de nuevas empresas. “Seguimos comprobando que uno de nuestros proyectos tractores, como el Aeropuerto, goza de muy buena salud. Y la implantación de la empresa de arcillas en Andorra también es una gran noticia, pero le recordamos al Gobierno de Aragón que Teruel no es solo tierra de materias primas y que el verdadero potencial económico lo trae la transformación”, dijo.

Pilar Buj añadió que la provincia “se está llenando de instalaciones eólicas y fotovoltaicas en lugar de favorecer la instalación de comunidades energéticas, que sí que favorecen a los ciudadanos y a las empresas, y que impiden la explotación de otras actividades que dinamicen y generen valor añadido”.

En su opinión, también es necesario “fomentar e implementar la Formación Profesional en todas sus variantes para generar una clase trabajadora cualificada, así como negociar convenios acordes a la realidad que vivimos en cada sector”. “No podemos mantener convenios con salarios tan bajos”, comentó al respecto la secretaria de CCOO.

El secretario territorial de UGT Teruel, Alejo Galve, destacó que la reforma laboral y la llegada del periodo estival ha propiciado una mejora del empleo en la provincia. Pero al igual que la patronal turolense, se mostró preocupado por lo que pueda ocurrir en septiembre.

Galve mostró su satisfacción por las negociaciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Andorra para la instalación en la localidad del segundo productor de arcilla del mundo, la empresa ucraniana Vesco, y confió en que el concurso público para la concesión de capacidad de acceso en el nudo de transición justa Mudéjar 400 kv se resuelva a finales de septiembre.

La consejera de Economía del Gobierno aragonés, Marta Gastón, valoró la evolución “positiva” del empleo en la Comunidad en junio, que atribuyó a un incremento de la actividad que se produce, sin embargo, en un contexto de “incertidumbre” debido a la inflación y a los efectos de la guerra de Ucrania.

En este contexto, abogó de nuevo por la negociación, entre todos los agentes sociales, políticos y económicos, de un “pacto de rentas” que permita hacer frente a los “daños” derivados de la crisis y que garantice a toda la sociedad “protección y alivio”.