Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La plataforma de los Paisajes de Teruel presenta alegaciones al proyecto eólico del Clúster del Maestrazgo La plataforma de los Paisajes de Teruel presenta alegaciones al proyecto eólico del Clúster del Maestrazgo
Zona de la Capellanía de Fortanete, afectada por el proyecto eólico de Forestalia

La plataforma de los Paisajes de Teruel presenta alegaciones al proyecto eólico del Clúster del Maestrazgo

El colectivo denuncia "numerosos errores, omisiones y falsedades" de Forestalia

La Plataforma ha presentado alegaciones al proyecto eólico Clúster Maestrazgo de Forestalia, que afecta a las comarcas turolenses de Maestrazgo y Gúdar Javalambre, en los términos municipales de Mosqueruela, Puertomingalvo, Villarluengo, Tronchón, Mirambel, Cantavieja, La Iglesuela del Cid, Fortanete, Cañada de Benatanduz y Valdelinares.
Para la valoración de la documentación presentada por Forestalia se han tenido que examinar los proyectos correspondientes a los 22 parques, 10 subestaciones transformadoras (SET), 14 líneas de alta tensión (LAT) que junto al proyecto fotovoltaico presentado recientemente suponen 49 proyectos diferentes, que reúnen 981’83 MW y comportan 173’764 Km de LAT con 709 apoyos y 327 km de pistas, millones de metros cuadrados de desbroces y movimientos de tierra, afectando de forma directa a 3.930 parcelas y no menos de 890 hectáreas de superficie decapada o deforestada, si bien, según el promotor, las poligonales de los eólicos ocupan 70.000 ha.
La gran cantidad de documentación presentada, con un total de 44.672 páginas, “muy desordenada y mal presentada, con numerosos datos erróneos, y el escaso tiempo dado por la administración competente, han dificultado considerablemente el derecho a la participación pública real que por ley tenemos todos los ciudadanos”, explica la citada plataforma en una nota de prensa. 
Para su elaboración se ha contado con varias personas del territorio afectado y expertos que han desarrollado su actividad científica en el mismo. Los textos sacan  a la luz “numerosos errores, falsedades y omisiones, que la empresa Forestalia ha presentado en el proyecto, todo con la intención de colaborar, facilitar y ayudar a la administración competente en su resolución, que no podrá ser otra que una Declaración de Impacto Ambiental negativa, tal y como se ha solicitado en las propias alegaciones”, puntualiza la nota. 
A lo largo de las 338 páginas de las alegaciones se hace referencia a diversos temas, tales como los errores en el propio trámite, la más que dudosa viabilidad del proyecto, el cuestionamiento de un estudio real del recurso eólico, la valoración de alternativas al proyecto o los impactos relacionados con los movimientos de tierras. También se alude a los lugares de interés geológico, el Geoparque del Maestrazgo, el Parque Cultural, afecciones a la hidrogeología, a la riqueza florística única en el mundo, a lepidópteros, quirópteros, aves, al patrimonio geológico, cultural, arqueológico, de senderos y al paisaje, o las afecciones a otras actividades que se vienen desarrollando en el territorio,  entre otros.   
Al analizar los proyectos se encuentran diversas anomalías. La primera que llama la atención es que existen afecciones a los términos municipales de Cañada de Benatanduz y Valdelinares, cosa que no se comunicó a dichos municipios.  Otras destacadas son la ausencia de alternativas reales al proyecto; la ausencia de análisis de impactos acumulativos a la Red Natura 2000, fuertemente afectada, siendo que 14 de las 22 centrales se encuentran íntegramente dentro de esta red, y que el resto supondría una afección directa a las especies de fauna que esta protege; unos estudios de avifauna y quirópteros que no corresponden a los proyectos presentados e incluso la ausencia de estos estudios en alguna central eólica.
No consta ninguna partida del proyecto destinada a que, una vez concluida la vida útil de los aerogeneradores, se proceda a su desmantelamiento y la recuperación de las características originales del entorno, y tampoco se han considerado los riesgos por accidentes graves o catástrofes como rayos, incendios forestales o tornados, incidentes que ocurren con mucha frecuencia en zonas de semejante altitud y exposición. Estas son algunas de las muchas “ausencias” y errores apreciados en la documentación presentada por Forestalia, se señala desde la Plataforma de los Paisajes de Teruel.