Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La Plataforma en Defensa del Ferrocarril y Teruel Existe critican los “importantes retrasos” del plan director de la línea ferroviaria La Plataforma en Defensa del Ferrocarril y Teruel Existe critican los “importantes retrasos” del plan director de la línea ferroviaria
Rueda de prensa de este lunes

La Plataforma en Defensa del Ferrocarril y Teruel Existe critican los “importantes retrasos” del plan director de la línea ferroviaria

Los portavoces de Teruel Existe, Manolo Gimeno, y de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel, Paco Gómez, han criticado este lunes los "importantes retrasos" en la ejecución del plan director de la línea férrea Sagunto-Teruel-Zaragoza. La comisión de seguimiento del plan se reunió el 4 de marzo pasado.

Manolo Gimeno ha resaltado que la reunión de este órgano "evidencia la voluntad de dar impulso al plan director acordado en el acuerdo de investidura de Teruel Existe con el PSOE".

Para Teruel Existe, la celebración de este encuentro después de dos años y medio "pone de manifiesto la gran lentitud en el desarrollo de las obras y la persistencia de importantes deficiencias de la línea convencional".

Gimeno ha recordado que la primera previsión era finalizar las obras en el primer trimestre de 2020, salvo la electrificación del trayecto entre Teruel y Sagunto, que se alargaría hasta el primer trimestre de 2022, al estar pendiente la declaración de impacto ambiental.

"En las sucesivas comisiones se ha ido alargando el plazo final de las obras, de forma que en la de octubre de 2018, se apuntaba al año 2023 porque seguía pendiente la DIA de la electrificación", de forma que "es evidente un manifiesto retraso en la finalización de las obras que han detallado".

INFRAESTRUCTURA Y VÍA

Los portavoces de Teruel Existe y la Plataforma en Defensa del Ferrocarril han indicado que las obras en la infraestructura y la vía tendrían que haber concluido en marzo de 2020, pero a fecha de hoy se encuentran al 79 por ciento de su ejecución.

"De los siete apartaderos previstos de 750 metros de longitud, ninguno de ellos está operativo y de manera global estarían al 57,5% de nivel de ejecución, el de Teruel ni tan siquiera tiene completada la explanación y en los de Ferreruela y Cariñena sendos puentes condicionan la evolución de las obras, todo ello a pesar de que la vía se cerró al tráfico entre Zaragoza y Sagunto entre los meses de julio y octubre de 2019".

Manolo Gimeno ha considerado que "la nueva inclusión del apartadero de Cella es una muy buena noticia" que Teruel Existe lleva más de tres años demandando ante las Autoridades Portuarias de Valencia y Bilbao, el Departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón y el Ministerio de Fomento.

"Se ha insistido de manera continua porque conseguir este apartadero, daría servicio ferroviario al aeropuerto de Caudé-Teruel, considerado el de mayor proyección industrial de Europa, y además a la Plataforma Logística de Platea".

En la actualidad existen dos ramales ferroviarios construidos por el Gobierno de Aragón que finalizan en "toperas" en el interior de ambas estructuras desde hace 10 años "sin que se les haya dado ninguna utilidad".

Gimeno ha indicado que "este apartadero de Cella es de muy fácil ejecución", ya que en la estación existe una vía accesoria de 659 metros de longitud de forma que se obtendrían los 750 con una simple prolongación de 91 metros.

Sobre la electrificación de la línea, han explicado que el tramo entre Teruel y Sagunto sigue pendiente de la declaración de impacto ambiental cuatro años después y que en el tramo entre Teruel y Zaragoza en las subestaciones de Villafranca del Campo y Cariñena únicamente es visible su explanación.

Han recordado que es necesario aumentar el gálibo de la línea con actuaciones en 67 pasos superiores y 17 túneles, los cuales están en fase de redacción de proyectos.

"Desgraciadamente el cronograma que existía en las tres comisiones previas ha desaparecido en esta última, por lo que no se puede hacer un seguimiento que evidencie si se producen retrasos y cuál es la fecha final prevista para la finalización de las obras de rehabilitación completa de la línea", han lamentado.

A su juicio, el cronograma debería incluir un mapa global e integral de las obras de mejora durante toda la legislatura, con un calendario retrospectivo desde el inicio de las actuaciones. Además, "es necesaria una convocatoria al menos cuatrimestral de la comisión para hacer un seguimiento real y permanente de las obras".

Ambos portavoces se han quejado de que siguen "cronificadas" tres limitaciones de velocidad en la línea, concretamente a la altura de Sagunto (Valencia), Teruel y Monreal del Campo.

Manolo Gimeno ha resaltado que la situación del tramo en Monreal del Campo "es especialmente significativo, porque demuestra la falta de interés en el mantenimiento de la vía, que por otra parte es de la alta velocidad entre Teruel y Zaragoza, proyectada a 200 kilómetros por hora".

Se trata de un tramo recto en el que los trenes de viajeros tienen que reducir la velocidad de 160 a 60 kilómetros por hora, para pasar en 150 metros a esa velocidad y posteriormente recuperar nuevamente los 160, lo que "supone una pérdida de tiempo en torno a 3 minutos, además del desgaste de material y mayor consumo de combustible, con el impacto añadido medioambiental de CO2".

Durante estos diez años de limitación han pasado más de 29.000 trenes de viajeros y más de 7.000 trenes de mercancías. "Si esta limitación la lleváramos a una línea AVE en esa proporción significaría pasar de 350 a 105 kilómetros por hora", algo "impensable y menos durante 10 años por un problema geotécnico", ha zanjado Gimeno.

Paco Gómez ha expresado que la Plataforma ha alertado "en repetidas ocasiones" de que "en esta línea a los viajeros se nos expulsa del ferrocarril" porque "es lento, incómodo, con horarios desajustados y caro", además de que "se prioriza claramente el transporte de mercancías en detrimento de los viajeros".

Ha informado de que en el plan director del periodo 2013-2017 "había una progresiva disminución en el número de viajeros de media distancia", y ha criticado que "esta expulsión es orquestada, queda patente en la presentación de la última Comisión de Seguimiento; en sus 29 páginas, no aparece en ningún momento la palabra viajeros".

Gómez ha incidido que "una vía única con importante transporte de mercancías es incompatible con el de viajeros de una manera eficiente para el siglo XXI" y ha subrayado que están pendientes de un estudio adjudicado por el Adif en el año 2018 para estudiar la demanda actualizada de viajeros del Corredor Cantábrico-Mediterráneo. "Desde hace cinco meses estamos esperando el resultado".

El portavoz de la Plataforma ha destacado que "a pesar de todas las mejoras realizadas en la línea últimamente no han disminuido los tiempos de viaje en el recorrido entre Teruel y Zaragoza" y que sólo ha mejorado el tiempo entre Teruel y Zaragoza con los trenes TRD, "pero no por el estado de vía sino por la sustitución de la chatarra de los Tamagochis por los trenes 544".