Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La Plataforma para la Defensa del Ferrocarril pide mejores conexiones La Plataforma para la Defensa del Ferrocarril pide mejores conexiones
Imagen de archivo de las taquillas de la estación de ferrocarril de Teruel

La Plataforma para la Defensa del Ferrocarril pide mejores conexiones

Las medidas podrían reducir en 35 minutos el viaje entre Zaragoza y Valencia

La Plataforma para la Defensa del Ferrocarril de Teruel ha elaborado una serie de propuestas para la mejora de la movilidad ferroviaria en la provincia, entre las que figura la restitución de todos los trayectos eliminados desde que comenzó la pandemia. También se exige unas relaciones de calidad acordes con las instalaciones existentes y en consonancia con los servicios ferroviarios que se prestan en el resto del territorio nacional. 
En opinión de la Plataforma, las acciones que se deberían acometer de forma urgente e inmediata para conseguir unas comunicaciones ferroviarias aceptables se encuentra la adecuación de las velocidades a la infraestructura para reducir los tiempos de viaje; el aumento de las frecuencias; la ampliación de las relaciones actuales entre Zaragoza, Teruel y Valencia con Huesca; la modificación de los horarios; la reducción de paradas; y la interconexión con otros puntos del territorio nacional.
Las propuestas enumeradas, indicaron, están pensadas para una aplicación a corto plazo y sin una necesidad de inversiones en la infraestructura, más allá de aquellas que en estos momentos se están realizando en el Plan Director.
La Plataforma ha solicitado una reunión con el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda y el director general de Transportes del Gobierno de Aragón, José Luis Soro y Gregorio Briz, respectivamente, para trasladarles estas propuestas y tratar también sobre las alegaciones presentadas al estudio informativo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo y sobre el Museo del Ferrocarril de Caminreal. 
Para reducir los tiempos de viaje, proponen una adecuación de las velocidades a los diferentes tipos de trenes que circulan por la vía, derivadas de la renovación que se está realizando en el Plan Director. 
Según la Plataforma, la velocidad a la que circulan los trenes en función de su tipo se aplica en la actualidad en todo el trayecto entre Zaragoza y Caparrates, pero no así entre este último punto y Sagunto, en el que solo se aplica el tipo normal. Aseguran que su aplicación en todo el recorrido reduciría sustancialmente los tiempos, en concreto en 35 minutos entre Teruel y Valencia si el tren alcanzara una velocidad un 15% superior.
Añaden que la discriminación de velocidades es una medida “perfectamente aplicable” con la renovación de vías que se está realizando en estos momentos y que además no tendría ningún conste ni para Adif ni para Renfe.
Respecto al aumento de las frecuencias, aseguran que para una utilización óptima del medio es necesaria una frecuencia mínima de al menos una relación cada tres horas en ambos sentidos y que deberían de cubrir, además de los trayectos Zaragoza-Valencia-Huesca, Teruel-Valencia y Teruel-Zaragoza y viceversa otros destinos de forma directa y sin transbordo, como pueden ser las relaciones Bilbao-Logroño-Zaragoza-Teruel Sagunto-Valencia-Alicante-Murcia o su variante desde Irún y/o Pamplona como servicios comerciales de larga distancia, que gozan de una mayor flexibilidad en los precios. Además, los materiales que se utilizan en estos servicios ofrecen mayores prestaciones, tanto en confort como en velocidad.
La Plataforma pide también la ampliación de las relaciones actuales entre Zaragoza-Teruel-Valencia y viceversa con inicio y destino en Huesca para unir las tres capitales de provincia aragonesas.
En cuanto a las modificaciones de horarios y la reducción de los tiempos con su adaptación a las posibilidades reales de la línea, la Plataforma considera que en estos momentos los horarios están “sobredimensionados” dado que los trenes actuales pueden mejorar sus tiempos entre Zaragoza y Valencia en al menos 45 minutos.
Como ejemplo, señalan que los tiempos de los trenes de Media Distancia en 2011 entre Teruel y Zaragoza oscilaban entre 1 hora  y 50 minutos y 2 horas y 10 minutos mientras que, diez años después, oscilan entre las 2 horas y 14 minutos y las 2 horas y 35 minutos.
La Plataforma indica que, para una reducción significativa de tiempos de viaje, es necesaria también la eliminación de paradas. En su opinión, estás deberían realizarse en determinados puntos intermodales, que cubiertos con otros medios de transporte a demanda (microbús, taxi, etcétera) situarían previamente a los viajeros en las paradas de interconexión.
Por último, piden la interconexión con otros puntos del territorio nacional. Sostienen que Zaragoza y Valencia pueden servir de enlace intermodal para poder viajar a otros puntos, para lo que serían necesarios billetes combinados y ajustar las salidas y llegadas de los trenes para lograr conexiones que aumenten la demanda de todos ellos.