Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Un policía, durante la entrega de piezas al Museo de Teruel

La Policía de la Generalitat Valenciana entrega al Museo de Teruel piezas cerámicas romanas y medievales expoliadas

Entre ellos hay una tinaja medieval de un metro de altura, dos cuellos de ánfora romana, 1.429 pedazos de cerámica y dos azulejos del Real Monasterio de Santa Catalina de Teruel

La Unidad de Patrimonio Histórico de la Policía de la Generalitat Valenciana ha entregado al Museo Provincial de Teruel diversas piezas cerámicas de la época romana y medieval, además de dos azulejos del siglo XIV, que supuestamente iban a ser comercializadas en el mercado negro.

Las piezas se han confiscado en dos intervenciones policiales desarrolladas en València y Castelló en septiembre de 2018 y en febrero de 2019, respectivamente, según ha invormado la Generalitat Valenciana.

La Policía de la Generalitat inició en 2018 una investigación tras comprobar que, presuntamente, un ciudadano de Torrent estaba buscando tasación de unos restos arqueológicos para comercializar con ellos.

Fruto de las pesquisas se confiscaron las piezas y se detuvo al hombre, que explicó que formaban parte de una herencia. Se trata de 1.429 pedazos de cerámica romana, dos cuellos de ánfora de la misma época y una tinaja medieval que habían sido expoliadas del yacimiento arqueológico El Endrinal, centro de producción de cerámica roja sigilata durante el siglo II localizado en Bronchales, conocido por la excelencia de sus alfareros.

En la segunda de las intervenciones, en 2019, los agentes frustraron el intento de venta por Internet de dos azulejos con el dibujo del águila bicéfala, emblema del Real Monasterio de Santa Catalina de Teruel, que fue palacio de los Reyes de Aragón en 1367.

Uno de los azulejos fue localizado en un comercio de València y el otro en uno de Castelló. La Policía de la Generalitat tomó declaración a los propietarios de los establecimientos, que no fueron detenidos.

Todas las piezas cerámicas y los azulejos han sido ya entregadas al Museo Provincial de Teruel por orden judicial para su valoración, catalogación y custodia.