Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Droga, dinero y objetos incautados

La Policía Nacional detiene a siete personas de una banda que vendía cocaína en la ciudad de Teruel

Se ha intervenido droga, útiles para el tráfico y 7.600 euros en efectivo

La Policía Nacional ha detenido a siete personas de nacionalidades española, colombiana y rumana, integrantes de un grupo criminal, formado por cuatro hombres y tres mujeres, que se dedicaban a la distribución de cocaína en la ciudad de Teruel, en el marco de la Operación Papaya.

Las detenciones tuvieron lugar entre los días 5 y 18 de noviembre, aunque la operación comenzó en septiembre en la Comisaría Provincial de Teruel, tras detectar un grupo organizado de ciudadanos de varias nacionalidades, que se dedicaba a la distribución de cocaína, al menudeo, en la capital turolense.

Simultáneamente con las siete detenciones, se incautaron 120 gramos de cocaína, 7.600 euros en efectivo, numerosos terminales telefónicos, balanzas de precisión y todo tipo de útiles para el tráfico de drogas, según han informado fuentes policiales en nota de prensa.

La trama formaba una estructura piramidal, a tenor de su relevancia y función dentro de la cadena que forma el tráfico de estupefacientes, que iría desde la introducción de la sustancia en esta ciudad, intermediación, distribución, adulteración y su último paso, la venta al consumidor.

Según fuentes policiales, la organización criminal tenía “bien definido” el papel de cada integrante dentro del “negocio ilícito”, así como la coordinación entre ellos, pudiendo observar la sistemática del mismo, que consistía en adquirir la sustancia estupefaciente en Madrid, y venderla en Teruel.

La Policía Nacional identificó sucesivamente a los integrantes de este grupo criminal, que ha resultado ser numeroso, y han precisado que el cálculo aproximado de introducción de droga en Teruel por parte de esta trama rondaría el kilogramo mensual en fechas señaladas.

Se realizaron un total de cuatro entradas y registros en domicilios, en los que intervinieron junto a integrantes de la Comisaría de Teruel, miembros de las Unidades de Guías Caninos, GOES y GOIT de la Jefatura Superior de Policía en Aragón, localizando en los mismos dinero, efectos y la sustancia reseñada.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Teruel, cuyo titular decretó prisión para todos ellos, aunque la operación sigue abierta, no descartando la detención de más personas implicadas en los hechos.