Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Agentes de la Policía Nacional, en la plaza del Torico

La Policía Nacional esclarece cinco robos con fuerza cometidos en la pedanía de Caudé nueve años después

Los vestigios hallados por la Policía Científica permiten identificar al autor de unos hechos cometidos en marzo de 2011

Agentes de la Policía Nacional han identificado a un varón de 49 años, como presunto autor de cinco robos con fuerza cometidos en la pedanía de Caudé. Los hechos se remontan al mes de marzo de 2011 cuando se tuvo conocimiento, a través de distintas denuncias, de los robos cometidos en establecimientos, viviendas y centro social de este núcleo, todos ellos realizados con el mismo modus operandi y en la misma franja horaria, durante la madrugada del día 31 de marzo.

Agentes de Policía Científica de la Comisaría Provincial de Teruel realizaron la correspondiente inspección ocular en el lugar de los hechos, cuyas conclusiones han dado su fruto nueve años después, ya que se hallaron vestigios que han permitido conocer en la actualidad la identidad del presunto autor, a quien le constan diversos antecedentes policiales por hechos similares.

Este tipo de ilícitos penales son cometidos por pequeños grupos itinerantes de personas con baja preparación delincuencial, que eligen centros oficiales o segundas viviendas cuando tienen la certeza que se encuentran deshabitadas en ese momento, todo ello en núcleos rurales o pedanías alejadas del núcleo poblacional principal y durante las horas nocturnas.

Con ello reducen la probabilidad de ser sorprendidos in fraganti por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, o dada la nocturnidad del hecho, por algún vecino. Esto se puede comprobar en el autor de los hechos que nos ocupan, a quien le constan, como se ha mencionado anteriormente, distintos señalamientos por Robo con Fuerza, cometidos todos ellos en localidades del entorno rural, en la misma franja horaria,  y en distintas propiedades próximas entre sí.

La Policía Nacional destaca que el fruto obtenido de dichos robos es escaso respecto al daño infringido en las propiedades, siendo de reseñar que en esta ocasión el autor obtuvo dinero en efectivo, botellas de bebidas alcohólicas y material audiovisual e informático, el cual al tener que distribuirlo en el mercado negro, dada su procedencia, pierde una parte importante de su valor.