Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Bizén Fuster y Eva Sierra en la presentación de la campaña

La provincia de Teruel contará esta campaña con trece camiones quitanieves de propiedad autonómica

Cuarenta personas trabajarán en el operativo

El Gobierno de Aragón destina este año 2,6 millones de euros para mantener en condiciones de tránsito las carreteras de la Comunidad durante el invierno, periodo en el que trabajarán 125 personas repartidas en quince parques.

Así lo ha explicado el director general de Carreteras, Bizén Fuster, en una rueda de prensa para presentar el plan de vialidad invernal 2020/2021 que estará activo desde el próximo domingo y hasta el 31 de marzo.

El objetivo del plan es mantener libre de nieve y hielo la red de carreteras autonómicas y aquellas provinciales y locales con las que existan convenios con sus respectivas instituciones.

Para ello se aplican dos tratamientos, uno preventivo que consiste en el reparto de sal a última hora de la tarde para evitar formación de hielo y otro "curativo" destinado a la limpieza de nieve y la eliminación de hielo.

Para ello, el Gobierno de Aragón contará un 111 trabajadores propios y otros 14 de contratas externas que trabajaran en equipos que oscilarán entre las cuatro personas en zonas con una baja intensidad de adversidades climáticas, como la zona de Caspe y Borja, o las trece de áreas de montaña como Formigal o Panticosa.

La provincia de Huesca contará con 35 personas, además de diecisiete máquinas quitanieves del Gobierno de Aragón, siete externas, tres máquinas turbofresa o dinámicas, más ocho silos de sal de 60 toneladas y cinco de cien y tres depósitos cubiertos.

La provincia de Huesca contará además con tres nivólogos que se ocuparán de la toma de decisiones en cuanto a la vialidad de carreteras de alta montaña y que se encargarán de las carreteras A-139 en Benasque en el acceso a Llanos del Hospital; en la A-2606 en el valle de Tena entre Panticosa y el acceso al balneario, y en la A-135 en el acceso al Parque de Ordesa por Torla.

La de Teruel contará con cuarenta personas más trece camiones quitanieves de propiedad autonómica, cuatro equipos contratados, una máquina dinámica, una motoniveladora, seis silos de 100 toneladas y otros seis de 60 y tres depósitos cubiertos.

Zaragoza contará con un equipo de 35 trabajadores de la plantilla de la Diputación General, diez camiones quitanieves, diez silos de 60 toneladas, uno de 100 y dos depósitos de sal cubiertos.

Como novedades se cuenta con el refuerzo de una persona por parque, dos nuevos equipos externos de apoyo, uno en los accesos a Valdelinares y dos en la zona del Parque de Ordesa y un nuevo camión quitanieves en la subdirección general de Huesca.

Equipos materiales y humanos que suponen al Gobierno de Aragón un coste de 2,6 millones de euros, de los que 1,7 se corresponden con el suministro de sal y de los contratos de apoyo externo y 800.000 euros correspondientes al coste de las guardias del personal interno.

Fuster ha destacado y agradecido el esfuerzo del personal que compone estos efectivos por las duras condiciones en que en determinados momentos tienen que desarrollar su labor, al tiempo que ha pedido prudencia a la ciudadanía para no correr riesgos innecesarios en el tránsito por la red de carreteras.

El director general de Carreteras ha recordado asimismo que a los citados medios se suman los del Consorcio de Bielsa y de la Agrupación de Cooperación Transfronteriza del Portalet, que cuentan con protocolos de actuación antialudes para, en función de las previsiones, cerrar la vía o provocar avalanchas, como ejemplo.