Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La red SSPA plantea un fondo que beneficie a los territorios por acciones medioambientales positivas La red SSPA plantea un fondo que beneficie a los territorios por acciones medioambientales positivas
El presidente de FOES, Santiago Aparicio, y Rosa Pérez, durante la jornada de presentación del estudio hecho por la SSPA

La red SSPA plantea un fondo que beneficie a los territorios por acciones medioambientales positivas

Un informe coloca a Teruel, Cuenca y Soria como “territorios donantes de vida” y propone compensaciones

La red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (SSPA por sus siglas en inglés) planteó la necesidad de un fondo de compensación finalista que repercuta en el desarrollo y mantenimiento de territorios con externalidades medioambientales positivas, es decir, para aquellos que hagan aportaciones a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles como es el caso de las zonas despobladas. Un informe elaborado por esta red considera que las provincias de Teruel, Cuenca y Soria son “territorios donantes de vida”, por lo que deberían recibir compensaciones, entre ellas una fiscalidad diferenciada, y favorecer en ellos el impulso de sus economías como custodios de las reservas naturales que compensan los efectos contaminantes de las grandes superficies urbanas.

La demanda para la creación de este fondo la planteó el presidente de la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES), Santiago Aparicio, en la clausura de una jornada organizada por la SSPA en la sede de CEOE en Madrid para presentar el informe “Externalidades Medioambientales que aporta el medio rural y el impacto que sobre ellas puede tener la despoblación: El caso de las provincias de Cuenca, Soria y Teruel”.

El informe, elaborado por la consultora forestal AGRESTA S. Coop. junto con otros colectivos por encargo de la SSPA, plantea la importancia que territorios eminentemente rurales y muy despoblados como los de estas tres provincias tienen para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En el acto de presentación, al que se inscribieron para participar de forma virtual casi 200 personas, se dio a conocer este informe que destaca los valores medioambientales de la forma de vida y las actividades que se desarrollan en estas tres provincias, cuyas organizaciones empresariales y los grupos Leader integran la red SSPA.

El estudio coloca a las provincias de Cuenca, Soria y Teruel como territorios estratégicos en la producción de energías renovables, en el almacenamiento de CO2 y con una superficie de disfrute cinco veces mayor que la media de España. Todo ello pone de manifiesto el papel que estas tres provincias desempeñan para el bienestar humano, tanto en términos ambientales como económicos. Además, estos territorios gozan de una alta potencialidad para el desarrollo de una economía circular, sostenible y basada en el contacto con la naturaleza, atesorando el 16% de la superficie agraria y forestal del conjunto del país. 

Adela Trassierra fue la encargada de presentar el informe, acto que concluyó afirmando que “Cuenca, Soria y Teruel son territorios con alta potencialidad para la puesta en valor de modelos basados en la bioeconomía circular, el desarrrollo sostenible y el contacto con la naturaleza”. Además, en la jornada intervinieron el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, la vicepresidenta del grupo de acción local Asociación Tierras Sorianas del Cid, Rosa Pérez, y la presidenta de la Red Española del Pacto Mundial, Clara Arpa.

Beneficios a la sociedad

Este trabajo, acompañado también de un vídeo disponible en las redes sociales, tiene como objetivo que se reconozca el beneficio que las tres provincias aportan al resto del conjunto nacional. Un valor que debería ser interiorizado por la sociedad, para posicionar a estos territorios como zonas cercanas a la neutralidad de emisiones. 

Se trata de una labor, según los autores, que no solo beneficiará a los habitantes de estas zonas, sino que también repercutirá en el bienestar del resto de la sociedad y en la preservación de la naturaleza. 

En este sentido, se argumenta en el mismo que a diferencia de lo que socialmente se cree, la despoblación de un territorio no beneficia al medioambiente, ya que los habitantes de estas zonas trabajan en el mantenimiento y la conservación de los ecosistemas naturales. Argumentan por ello que invertir en estas zonas para frenar la despoblación también implica  proteger nuestra naturaleza.

La red SSPA destacó la conveniencia de situar los servicios ecosistémicos en el centro de la toma de decisiones y de las políticas medioambientales, con nuevas legislaciones que establezcan medidas reales y prácticas para conseguir un equilibrio entre población y territorio, y que redunden en beneficio de toda la sociedad.

El presidente de FOES fue el encargado de detallar al final del acto las ocho propuestas concretas que a raíz del estudio sobre externalidades medioambientales propone la SSPA, entre las que está la creación de ese fondo de compensación finalista, cuya gestión deberá ser privada, “que repercuta en el desarrollo y mantenimiento de territorios con externalidades medioambientales positivas”, dijo.

Territorios neutrales

Santiago Aparicio se refirió a la necesidad de implementar medidas que permitan “difundir, sensibilizar y educar” a la población acerca de las consecuencias del actual cambio climático y, además de contaminar menos, de “mantener y potenciar aquellos territorios neutrales climáticamente que actuamos como donantes de externalidades positivas para el conjunto de la sociedad”.

Abogó igualmente por generar herramientas que permitan medir el valor multifuncional de estos territorios y cuantificar económicamente su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, “a fin de implementar compensaciones económicas objetivas”. 

A ello ligó la necesidad de situar los denominados “servicios ecosistémicos” en el centro de la toma de decisiones, “con nuevas legislaciones que establezcan medidas reales para conseguir un equilibrio entre población y territorio y que redunden en beneficio de toda la sociedad”.

Aparicio explicó que entre estas medidas es necesario definir compensaciones económicas a este tipo de territorios neutros por sus aportaciones, “reconociendo su valor ambiental y compensando económicamente la casi nula rentabilidad que generan sus custodios”

El dirigente empresarial añadió que se debería impulsar la implantación en estos territorios de nuevas empresas neutras en términos medioambientales que generen empleo verde y de calidad, “mediante incentivos económicos y por la vía de la fiscalidad diferenciada”, fomentando e incentivando igualmente “la responsabilidad empresarial medioambiental para con estos territorios donantes”.

Por último, Aparicio insistió en que hay que conseguir “nuevas alianzas en el marco público privadas, que contribuyan a la consecución de las propuestas establecidas por la red SSPA”.

El documento se difundirá, como ya ha hecho esta red con otros informes, a través de las instituciones con las que mantienen encuentros frecuentes y el trabajo de lobby que desarrolla, siempre con la intención de crear “un espacio de discriminación positiva hacia el medio rural de áreas escasamente pobladas”, afirmó Aparicio.