Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Villalba baja. La cruz de Villalba Baja se situaba en la travesía de la localidad y era un punto de encuentro para los vecinos

La retirada de una cruz en Villalba Baja causa estupor en la población

Ubicada en la travesía, era un punto de encuentro y se ha retirado por la Ley de Memoria

La retirada de una cruz de ladrillo ubicada en la travesía de Villalba Baja causó este miércoles estupor entre la población de la localidad porque, más allá de sus connotaciones políticas o religiosas, era un punto de encuentro y reunión de los vecinos de esta pedanía. La alcaldesa pedánea se enteró por los propios vecinos de que por la mañana había ido una brigada municipal para retirarla y nadie le había dicho nada. Cuando preguntó en el Ayuntamiento le explicaron que se trataba de una orden de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón cumpliendo así con la Ley de Memoria Democrática.

Belén Sandalinas mostró su indignación y tristeza porque esta cruz, construida después de la guerra en ladrillo y azulejo por un albañil del barrio, era “un centro de reunión para el pueblo, un punto de encuentro donde quedábamos”, comentó. 

Situada junto a la travesía, Sandalinas explicó que no había ninguna placa conmemorativa ni indicativa sobre esta cruz de los caídos y que en el pueblo todavía viven familiares de la persona que la construyó. 

El mismo día en Valdecebro se retiró la lápida de un aviador alemán, situada en las afueras de la localidad, cerca del campo de tiro. También una vecina que pasó por la zona fue la que avisó al alcalde pedáneo, David Hernández, que tampoco era conocedor de que iba a retirarse esta placa.

Hernández preguntó a los vecinos más mayores del pueblo que le explicaron que la lápida llevaba allí desde poco después del fallecimiento del piloto. En esta localidad “no entienden por qué están señalizados los vestigios de la guerra civil y luego retiran esta lápida”.

La alcaldesa, Emma Buj, reconoció que había sido un fallo no comunicar que se iban a retirar estos hitos, pero recordó que desde el Ayuntamiento se cumple una orden de Patrimonio Cultural. Comentó que habían recibido cuatro, estas dos; otra en el campo de tiro de Caudé, que está en terrenos que son propiedad del Gobierno de Aragón, por lo que lo tendrán que hacer ellos y otro en Celadas, que ya no es término de Teruel.

“Con la que está cayendo ahora nos tenemos que preocupar de los fallecidos hace 80 años”, lamentó, y en el caso de Villalba Baja, al ser el punto donde estaba la cruz un lugar querido para este barrio rural, comentó la posibilidad de colocar allí algún elemento significativo o emblemático.