Síguenos
La rotonda de la N-234 a la entrada de Teruel por Dinópolis estará disponible en tres meses La rotonda de la N-234 a la entrada de Teruel por Dinópolis estará disponible en tres meses
El subdelegado del Gobierno, José Ramón Morro, junto al ingeniero José Miguel Galve, atendiendo a la prensa

La rotonda de la N-234 a la entrada de Teruel por Dinópolis estará disponible en tres meses

El tráfico de largo recorrido por la N-330 se desvía para circunvalar la ciudad

La rotonda que ha empezado a construirse en la N-234 a la entrada de Teruel por Dinópolis estará disponible dentro de tres meses, aunque las obras se prolongarán otros tres más para hacer el ramal hasta la residencia San Hermenegildo. Así lo indicó este viernes a pie de obra el ingeniero responsable del proyecto, José Miguel Galve, junto al subdelegado del Gobierno central en Teruel, José Ramón Morro.

Ambos atendieron a la prensa en el punto donde se han empezado a realizar los trabajos, con especial énfasis en las afecciones al tráfico que van a suponer los mismas el tiempo que duren. La actuación ha supuesto el corte de la variante de la N-234 entre la carretera de Cuenca (N-330) y la intersección de acceso a La Fuenfresca por Dinópolis a partir del cruce de Castralvo.

El tráfico de salida y entrada por la zona donde se está haciendo la rotonda se mantiene abierto, con un carril en ambos sentidos con velocidad limitada, para facilitar el acceso a las fincas, el área recreativa de Fuente Cerrada y la autovía. Lo que se ha hecho ha sido desviar el tráfico de largo recorrido para que circunvale la ciudad y no tenga que entrar así al casco urbano. El mismo se desvía por el enlace de la autovía Teruel Norte, o por la vía perimetral de conexión de barrios en el caso de los que entren por el enlace Teruel Sur de la A-23 haciendo caso omiso de la señalización.

Presupuesto

Las obras tienen un presupuesto de casi medio millón de euros, una inversión que a pesar de no ser muy elevada va a suponer una “actuación importante” porque “aumentará la seguridad”, según destacó el subdelegado, que recordó que fue en 2017 cuando él mismo siendo portavoz del PSOE en el Ayuntamiento propuso esta actuación.

Morro indicó que un sábado que iba con el actual portavoz municipal socialista, Samuel Morón, a ver un partido de voleibol, cuando aparcaban vieron un accidente y llamaron al 112. Explicó que entre 2015 y 2017 comprobaron que en ese punto se habían producido cuatro accidentes frontolaterales de gravedad, y desde entonces no dejaron de trabajar para que la intersección se resolviese mediante una rotonda, que es lo que se está haciendo ahora.

El ingeniero responsable del proyecto aseguró que los trabajos se van a ejecutar en dos fases, la primera de las cuales va a consistir en realizar la glorieta para adaptar el tráfico que recibe esta intersección, y que en una segunda fase se acometerá el ramal que va a San Hermenegildo y que incluye carril bici.

Cada fase durará tres meses, si bien el ingeniero apuntó que si el tiempo se reduce se abriría antes. Aunque aseguró no disponer de datos sobre siniestralidad en ese momento, indicó que la reducción del riesgo es muy importante al “mejorar sustancialmente la seguridad”.

Escultura

En la glorieta irá la escultura de un dinosaurio, actuación que depende del Ayuntamiento, y sobre la que el Mitma solo comprobará que tanto los materiales como el diseño no son un peligro para el tráfico, y dejará el espacio con servicios para su instalación.

Una vez concluidos los trabajos, el acceso a la residencia San Hermenegildo se podrá hacer de forma directa sin tener que entrar en el aparcamiento de Los Planos como sucede ahora. Además, el acceso a Dinópolis también podrá ser directo -ahora se entra por el mismo acceso a Alcampo-, si bien la señalización que se instale dependerá de lo que se acuerde con el Ayuntamiento.

El subdelegado apuntó que no es la única actuación de este tipo que ha acometido el Ministerio de Transportes, puesto que en 2020 se hizo lo propio con la intersección de la N-234 con la N-211, y en breve comenzarán también las obras de otra intervención similar en Sarrión.

José Ramón Morro se refirió también a otras obras realizadas o en marcha por el Ministerio de Transportes en la provincia, después de que en 2019 se pusiese ya en servicio en marzo de ese año el último tramo de Ráfales con el límite de la provincia de Castellón, en una actuación que costó casi 100 millones de euros.