Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Profesionales de la UCI del Hospital Obispo Polanco de Teruel, atendiendo el lunes a uno de sus pacientes. Bykofoto/Antonio García

La UCI del Polanco ya está al completo y la falta de especialistas dificulta ampliar

El positivo por Covid de un facultativo complica la actividad y se podría contar con anestesistas

La Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Obispo Polanco de Teruel, la única de la provincia, ya está al completo con seis pacientes Covid y dos enfermos de otras patologías y las posibilidades de ampliar plazas, como se hizo en marzo, están más limitadas por la falta de especialistas, después de que uno de los facultativos haya dado positivo por coronavirus este mismo fin de semana.

El jefe de la UCI del hospital turolense, José María Montón, explicó que, aunque el servicio es de seis camas, tras la primera ola en la que se llegó a tener quince plazas, se decidió mantener ocho. Todas las que se pueden tener en la propia unidad, sin utilizar otras zonas del hospital. “Esta medida nos ha permitido disponer de la dotación de enfermería para ocho plazas y hemos podido tener un equipo bien formado”, destalló el responsable de la UCI.

Sin embargo, el principal problema está en los médicos especialistas, con una plantilla muy ajustada en la que cualquier baja se convierte en un gran problema. Ya en octubre, se marchó una intensivista y su plaza se ha cubierto por una compañera embarazada que en la práctica no se ha incorporado y este sábado se produjo la baja por Covid-19 de otro profesional.

Montón explicó que hay un médico a jornada completa, dos a media jornada, más los refuerzos de un compañero de Primaria que también es intensivista y los que hacen guardias desde Zaragoza.

“La cantidad de presión asistencial es tremenda. Estamos al límite. Como intensivistas, lo que hicimos la vez anterior nos es imposible hacerlo. No podemos ofrecer más ampliación de camas”, explicó el doctor José María Montón.

Por ello, la Dirección del hospital ha planteado la posibilidad de disponer de tres camas más para pacientes Covid críticos, en la reacondicionada sala de espera que está ubicada junto a la unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) pero que será atendida por especialistas de Anestesia.

Más ingresos

El jefe de la UCI turolense advirtió de que los picos de ocupación hospitalaria están por llegar ya que dentro de unos diez días será cuando se produzcan los ingresos de aquellos casos que se están diagnosticando ahora, sobre un 10% de los positivos y de estos un 1%, en UCI, y recordó que desde hace varios días se superan el centenar de casos diarios e, incluso, se han alcanzado los 200.

El doctor Montón reconoció que los profesionales sanitarios de su unidad están agotados, sobre todo desde el punto de vista anímico, ya que sienten “la desesperanza” de “caer una y otra vez”.

“Nos han tratado como héroes pero aquí cuando venimos a trabajar nos ponemos un pijama, no una capa. Somos personas de carne y hueso. Los superhéroes de las películas no duermen, ni comen, pero los seres humanos comemos, dormimos, tenemos sentimientos... Se pasa mal. No es un tema tanto de trabajo que también lo es, porque es un enfermo complejo, sino sobre todo de agotamiento, de tantos meses”, argumentó el intensivista.

Aunque la presión en las UCIs se da en todo Aragón, Montón recordó que aún es más complicado gestionar este constante incremento de ingresos en hospitales pequeños como el de Teruel donde la precariedad de las plantillas es un problema previo a la pandemia y ahora es “más evidente”.

El responsable de la UCI se mostró partidario de un confinamiento domiciliario de quince días que permita bajar los contagios y que el sistema sanitario pueda dar atención. 

El facultativo lamentó que no se hubiera hecho antes, en Navidad, ya que el virus está ahí y no se puede hacer excepciones. “A nadie se le pasaría por la cabeza que un paciente oncológico diga que no se opera el día 26 de diciembre porque es Navidad o decirle a un diabético que, como son las fiestas, puede comer turrón”, comentó.

A la población le insistió que para evitar los contagios de coronavirus, sea de la cepa que sea, las medidas siguen siendo las mismas: mascarilla, distancia social y no estar muchas personas en un sitio cerrado.