Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Javier Lambán (segundo por la izda.) y representantes de las instituciones oscenses, el el acto de reconocimiento a la Sociedad Deportiva Huesca por su ascenso a Primera División

Lambán augura que no habrá confinamiento obligatorio en Aragón

El presidente de la Comunidad Autónoma llama a la prudencia porque un nuevo cierre sería "letal" para la economía

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha expresado este martes su confianza en que no habrá confinamiento obligatorio en la Comunidad a causa del coronavirus, una opción, ha resaltado, que sólo se daría "si se dispararan los datos y la inconsciencia colectiva campara en la región".

Lambán ha hecho esta afirmación a los medios de comunicación en el campo de fútbol oscense de El Alcoraz, tras participar en un acto de reconocimiento a la Sociedad Deportiva Huesca por su ascenso a Primera División como campeones de su grupo.

Antes de referirse a las medidas adoptadas y a las previsiones de su Gobierno frente a la Covid-19, el presidente aragonés ha valorado el descenso de la cifra de contagiados en la jornada del lunes a 187 frente a los 333 del pasado domingo, una noticia que no ha considerado "muy buena" pero sí "relativamente esperanzadora" y a tomar con precaución.

En su intervención, ha admitido que la difusión de informaciones respecto a la posibilidad de un confinamiento obligatorio por decisión del Gobierno de España a instancias del de Aragón habían generado una "preocupación angustiosa" en el territorio a pesar, ha resaltado, de que ninguna de las dos administraciones contemplan dicha solución.

"Mi sensación es de que no se va a llegar a esta situación si hacemos las cosas bien", ha asegurado el dirigente aragonés, quien ha añadido que se atreve "a pronosticar que no habrá confinamiento obligatorio, porque, entre otras cosas, sería letal para nuestra economía".

Ha asegurado que el origen de los rebrotes del virus en Aragón tienen dos orígenes "clarísimos": la recogida de la fruta, principal vía de contagio inicial hacia la ciudad de Zaragoza, y el ocio nocturno "vivido de una forma absolutamente irresponsable y frívola por parte de cientos de jóvenes aragoneses".

Unos jóvenes a los que ha advertido, con "crudeza", de que a pesar de que previsiblemente no sufrirán un menoscabo de su salud a causa de la enfermedad, "podrían causar la muerte de sus padres o abuelos con esa irresponsabilidad y frivolidad".

En cualquier caso, el presidente aragonés, consciente de que los jóvenes constituyen ahora el principal vector de contagios en Aragón, ha subrayado que no sólo el ocio nocturno se va a "erradicar" mucho tiempo, sino que el botellón "va a ser perseguido de una manera inmisericorde".

Ha añadido que a estas medidas se sumarán otras de carácter informativo para tratar de apelar a la responsabilidad entre los jóvenes, entre quienes se ha instalado, ha destacado, "una falsa seguridad que les hace creer que el virus ha quedado atrás".

Por otra parte, ha calificado de "muy desafortunadas" las recomendaciones hechas por el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, de no visitar espacios turísticos de Aragón debido a la situación de la pandemia en la Comunidad.

En relación a estas afirmaciones, Lambán ha subrayado que "la inmensa mayoría del territorio aragonés está en las mismas condiciones de ser visitado que Valladolid, León o Soria".

Lambán se ha referido al trabajo desarrollado por su Gobierno para tratar de recomponer la economía aragonesa, y se ha mostrado confiado en que esta región "pueda resolver por sí misma el problema sin necesidad de pedir (al Gobierno central) medidas excepcionales".

Ha valorado, sin embargo, como "bueno" el acuerdo alcanzado esta noche entre los mandatarios europeos para la habilitación de recursos para un plan de recuperación de la economía europea, tras una larga negociación, que, ha confesado, le ha hecho "pasar unas noches sin dormir".

"Europa ha demostrado solidez como proyecto político y de futuro", ha asegurado el presidente aragonés, para quien, si llegan a España 140.000 millones por vía de subvenciones o de préstamos, serán necesarios "grandes acuerdos políticos y sociales" que impliquen al Gobierno central y a los autonómicos.

Ha descartado, no obstante, pedir por el momento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una reunión de la Conferencia de Presidentes para abordar el reparto de los fondos comprometidos ya que se trata de un acuerdo "muy reciente" y sería "precipitado" abordar esta cuestión.